Seguidores

domingo, 4 de diciembre de 2011

UN RELATO PARA MEDITAR « EL CIRUJANO»

                                                                                
Hola mis queridos amigos:

Ya estoy de regreso de mi aprendizaje de administración, no sé si lo sabré hacer, hay que cerrar el ejercicio de todo el año.

El jueves no les pude postear el Rincón Poético, lo haré el próximo día.
Hoy les dejo una historia sencilla que una hermana de mi anterior comunidad me ha mandado y como estamos en un tiempo especial he creído oportuno darla a conocer, como siempre se lo dejo para meditar y sacar algún provecho para enriquecer sus vidas.

                                              EL CIRUJANO

Mañana en la mañana abriré tu corazón le explicaba el cirujano a un niño. Y el niño interrumpió: -¿Usted encontrará a Jesús allí ?
El cirujano se quedó mirándole, y continuó: -Cortaré una pared de tu corazón para ver el daño completo.

Pero cuando abra mi corazón, ¿encontrará a Jesús ahí?, volvió a interrumpir el niño.
El cirujano se volvió hacia los padres, quienes estaban sentados tranquilamente.
Cuando haya visto todo el daño allí, planearemos lo que sigue, ya con tu corazón abierto.
Pero, ¿usted encontrará a Jesús en mi corazón? La Biblia bien claro dice que Él vive allí. Las alabanzas todas dicen que Él vive allí....
¡Entonces usted lo encontrará en mi corazón!
El cirujano pensó que era suficiente y le explicó:
Te diré que encontraré en tu corazón..
Encontraré músculo dañado, baja respuesta de glóbulos rojos, y debilidad en las paredes y vasos. Y aparte me daré cuenta si te podemos ayudar o no.
¿Pero encontrará a Jesús allí también? Es su hogar, Él vive allí, siempre está conmigo.
El cirujano no toleró más los insistentes comentarios y se fue. Enseguida se sentó en su oficina y procedió a grabar sus estudios previos a la cirugía: aorta dañada, vena pulmonar deteriorada, degeneración muscular cardiaca masiva. Sin posibilidades de trasplante, difícilmente curable.
Terapia: analgésicos y reposo absoluto.
Pronóstico: tomó una pausa y en tono triste dijo: muerte dentro del primer año. Entonces detuvo la grabadora. Pero, tengo algo más que decir: ¿Por qué? Pregunto en voz alta ¿Por qué hiciste esto a él? Tú lo pusiste aquí, tú lo pusiste en este dolor y lo has sentenciado a una muerte temprana. ¿Por qué?
De pronto, Dios, nuestro Señor le contestó:
El niño, mi oveja, ya no pertenecerá a tu rebaño porque él es parte del mío y conmigo estará toda la eternidad. Aquí en el cielo, en mi rebaño sagrado, ya no tendrá ningún dolor, será confortado de una manera inimaginable para ti o para cualquiera. Sus padres un día se unirán con él, conocerán la paz y la armonía juntos, en mi reino y mi rebaño sagrado continuará creciendo.
El cirujano empezó a llorar terriblemente, pero sintió aun más rencor, no entendía las razones. Y replicó:
Tú creaste a este muchacho, y también su corazón ¿Para qué? ¿Para que muera dentro de unos meses?
El Señor le respondió: Porque es tiempo de que regrese a su rebaño, su tarea en la tierra ya la cumplió.
Hace unos años envié una oveja mía con dones de doctor para que ayudara a sus hermanos, pero con tanta ciencia se olvidó de su Creador.
Así que envié a mi otra oveja, el niño enfermo, no para perderlo sino para que regresara a mí aquella oveja perdida hace tanto tiempo.
El cirujano lloró y lloró inconsolablemente.
Días después, luego de la cirugía, el doctor se sentó a un lado de la cama del niño; mientras que sus padres lo hicieron frente al médico.
El niño despertó y murmurando rápidamente preguntó:
-¿Abrió mi corazón?
Si - dijo el cirujano-
-¿Qué encontró? preguntó el niño
Tenías razón, encontré allí a Jesús.
Dios tiene muchas maneras y formas diferentes para que tu regreses a su lado.
SALMO 23 (22):  "El señor es mi pastor nada me falta".


                                                                                  
                                                                LA FRASE DE REGALO


                                  LES DEJO UN BESO DE MI TERNURA

108 comentarios:

  1. Una entrañable historia sin duda. "Los renglones torcidos de Dios". Nuestros caminos no son sus caminos.
    Bss y feliz semana Sor.

    ResponderEliminar
  2. Sor Cecilia, un gusto por su regreso. Hoy me va a perdonar pero ni entiendo ni puedo aceptar que Dios se lleve a los niños. He visto morir muchos enfermos, pero nunca pude trabajar con niños, es demasiado dolor. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Es triste la historia y verdadera.
    Si Cristo se aposenta en el corazón, la muerte està vencida.
    Un cálido abrazo para sor ternura!!! desde el corazón

    ResponderEliminar
  4. Todos venimos con una misión para cumplir. Y no sólo nos tenemos que acordar de Santa Bárbara cuando truena.

    Qué duro leer esto, se me caen las lágrimas solas.

    Montañas de besos ángel.

    ResponderEliminar
  5. Bueno Cecilia como cuentico me parece un cuento de hace cuarenta años. y la idea de que Dios sacrifica la vida de un niño para que un médico recupere la fe es dar una idea de Dios injusta y selectiva.Dios no selecciona quien muere o vive o cuando muere o vive. Es una idea de Dios equivocada y muy pequeña que ha hecho mas daño que otra cosa y que hoy es insostenible. Milagros Morales.

    ResponderEliminar
  6. Buenas noches querida Sor Cecilia:
    Cuánto me alegro de tnerte de vuelta.
    Gracias a ti ahora me iré a dormir con esta historia tan tierna en mi mente.
    Cierto el Señor es nuestro Pastor.
    Bueno hermanita.
    Santa nit i petons, Montserrat

    ResponderEliminar
  7. Hola Cecilia.
    Me cayerón las lagrimotas cuando lo recibí en pps hace un tiempo y me han vuelto a caer hoy.
    Los caminos del señor no los puede imaginar el hombre, te regalo este poema.
    Un abrazo.
    Ambar
    ALMA MIA
    Alma mía recobra tu calma
    Tu amado y señor te escucha y te habla
    Ave linda de trinos de harpa
    Violín del cielo que muy dulce canta
    Te regala del hada sus alas
    Del pájaro el trino y plumaje
    La luna llena en la noche callada
    Ti pide te acerques, te pide lo abraces
    A tu amado amante
    Le hablas de día le hablas de noche
    Y en cualquier instante
    Siempre te responde y tu ansia acalla
    Y te dice AMA

    Alma mía, quédate tranquila
    No pierdas tu PAZ, queda sosegada
    Te regala un nuevo amanecer
    Un nuevo horizonte en cada mañana
    En un cielo azul, posas tu mirada
    Con tu suave voz le susurras le cantas
    De tu fuego interno como el humo sube
    Amoroso recoge todas tus palabras
    Cuando a ÉL, han llegado
    Ráfagas de cálido viento
    Se adentra en tu mente y no queda nada
    Y te dice AMA

    Le cuentas fracasos y tu desencanto
    Tus miedos, tus penas de amores
    Tus pasos perdidos, tus risas tus llantos
    Pero ÉL, que te mira y te ama
    Te dice que no sufras tanto
    Y quedito le habla a tu alma
    Alma mía recobra tu calma
    Nada a ti te asuste, que nada te altere
    Quédate tranquila, queda sosegada
    Los temores de mi, no te aparten
    La emoción y sus olas que no te distraigan
    Y te dice AMA, simplemente AMA.
    Ambar

    ResponderEliminar
  8. Bienvenida Sor Cecilia y ya verá como lo sabe hacer estupendamente.
    El cuento precioso, dicen que Dios a veces elige caminos torcidos para llegar al corazón de los hombres, y este es un claro ejemplo.

    Un abrazo con cariño

    Pilar

    ResponderEliminar
  9. DOnde brille la luz de Cristo no hay tieniblas y en el corazón de los niños Jesús tiene su morada.
    Querida Sor Cecilia, qué tal está? Espero que bien, yo he tardado algo en regresar por aquí pues he estado bastante resfriada, de hecho sígo resfriada, será que ando baja de defensas. Pero no quiero dejar pasar la oportunidad y dejarle mi felicitación de Navidad.

    "Mas el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: Que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO, el Señor." (Lucas 2:10-11)

    Querid@ amig@ ,
    Con estas palabras de Lucas, llenas de esperanza, quiero desearte todo lo mejor en esta Navidad . Que la Paz, el Amor y la Felicidad reinen en tu vida y que esta vida esté plena ahora y siempre, llena de esperanza y fe en ti mism@ y en los demás. Recibe todo mi afecto en esta felicitación y mis deseos para que esa misma Paz y Amor reinen en el mundo para siempre también.
    Con todo mi cariño,《♥》
    Laura Mª Lozano.

    ResponderEliminar
  10. Emotiva entrada de post, mi querida amiga Sor Cecilia, como siempre es muy grato leer tus post con sus enseñanzas.
    Gracias mil por tu huella bloguera en mi blog, tu blog amigo de letras.


    Besos de MA para ti.

    ResponderEliminar
  11. A mi me costaría mas conformarme,espero que no me ponga nunca una prueba así.Feliz semana.

    ResponderEliminar
  12. Es difícil entender las razones de Dios. A veces me resultan muy injustas.
    Un beso Sor Cecilia y me alegro que este de vuelta.

    ResponderEliminar
  13. Bienvenida de nuevo Sor Cecilia.Una historia muy bonita, que me ha emocionado y me ha hecho sentir más cercano a Jesús.Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Hermosa y emocionante historia Sor Cecilia!!!
    Mi cariño y felicitación. Siempre nos haces reflexionar. Un abrazo desde mi corazón...

    ResponderEliminar
  15. Un texto precioso, y un gran consuelo para los que creemos en el.
    Me llevo la frase, por su significado.
    Dios la bendiga hermana, un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Tierno y conmovedor relato.

    Hermana Cecicia es una historia muy (vuelvo una y otra vez a pensar en la misma palabra)
    Si muy CONMOVEDORA.Saludos, manolo

    ResponderEliminar
  17. Hola Sor Cecilia.
    Entrañable historia.
    Cosas tan sencillas como un texto pueden hacernos reflexionar y ver la verdad de la vida.
    Una entrada maravillosa, como las que nos tiene acostumbrados.
    Mi total ternura.
    Ricard

    ResponderEliminar
  18. Un gran mensaje de Fe. Lindo relato Cecy.

    Felicitaciones.

    Besiños.

    ResponderEliminar
  19. Muy conmovedora la historia, muy verdadera porque lo que no entendemos es seguramente por nuestro bien.
    Hermoso el salmo 23, es uno de mis preferidos y me ha ayudado mucho.
    Besitos

    ResponderEliminar
  20. Hola, Sor Cecilia:

    Es una historia muy bonita, gracias por dárnosla a conocer.

    Desde enero hasta diciembre
    pasa el año y se termina,
    pero mi vida es alegre
    pues tu amistad la ilumina.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Me alegro de su regreso, Su historia es muy bonita pero un tanto trise, en fin en la vida ay de todo, una cosa importante que Dios este siempre en nuestro corazon. con cariño,Chispas

    ResponderEliminar
  22. Hermoso relato el que nos describes hermana Sr.
    Cecilia, una tierna historia para meditar.

    Si Dios me obsequiara un trozo de vida, vestiria sencillo. Me tiraria de bruces alSol,
    dejando descubierto, no solamente mi cuerpo.
    Sino mi alma. Gracias. Unsincero abrazo
    Ángel-Isidro.
    http://elblogdeunpoeta.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  23. Gran historia de fe que es lo que nunca nos debe faltar.

    Es la quinta dicen que a la quinta va la vencida pues puede ser que si pueda opinar.

    Buenas noches Soe Cecilia

    ResponderEliminar
  24. Bello, pero muy doloroso texto, al hombre le es tan dificil entender tanto sufrimiento, como lo es ver a un niño en estas circunstancias. De verdad que es muy dificil entender los misterios de Dios.
    Abrazos mil.

    ResponderEliminar
  25. ¿Que le hizo llorar a cirujano? o quizas se olvido de dios. Pasate por mi blog y veras por que, un abrazo y muchos besos

    ResponderEliminar
  26. Oi minha amiga querida e amada. Que linda essa história e me faz refletir muito. Deus sempre escolhe a melhor forma pra ele chegar ao coração. Não importa como mais ele sempre chega.
    Gostei muito . Beijos e ótima semana.

    ResponderEliminar
  27. ¡Hola, Sor Cecilia!, Primero le doy las gracias por su visita y sus palabras en mi humilde rincón...
    Me ha encantado esta historia,te incita a reflexionar...
    yo escribí un cuento hace un tiempo, quizá un tanto mundano, comparado al suyo, también se pregunta un niño el lugar donde esta Dios...le dejo el enlace.. http://amailzar.blogspot.com/2009/08/las-dudas-de-david.html ...
    Besos

    ResponderEliminar
  28. Muy bonito, Sor Cecilia.
    Saludos de nuevo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  29. Por lo visto hemos estado desaparecidas las dos, feliz regreso.
    Una historia demasiado cruel para que la comparta. Yo hace tiempo que me aleje. No de Dios, pero sí de lo estrafalario del mito, y de quienes lo predican.

    Besos.

    ResponderEliminar
  30. Querida Sor Cecilia, qué importante es saber aceptar la muerte y la vida.
    No podemos luchar contra ellas, simplemente vivir lo mejor que podamos (con valores humanos) y cuando llegue la hora, partir sin asuntos pendientes y dejando amor.

    Besos y que tengas una semana estupenda

    ResponderEliminar
  31. Me quedo con la frase: "Una verdadera educación, te hace tener caridad con todos los mal educados"

    Que tengas buena semana

    ResponderEliminar
  32. querida madre la fe mueve montañas, cierto es que aqui estamos de paso, seamos buenos paseantes y paseemos con elegancia y paz en nuestra pequeña y a la vez garn alma.

    un beso de condor se feliz querida madre.

    ResponderEliminar
  33. Ayyyy Sor cecilia qué blanda nos pone uste el alma por la mañana temprano nos hace devolvernos el sentimiento.
    Un besino.
    Goriot.

    ResponderEliminar
  34. Anduve perdida, pero ya estoy de nuevo por aquì,
    La historia es bella, pero...a que madre no se le abre un grieta al leerla, podría ser mi hijo? y si me lo va a quitar, ¿para que me lo dió? hay cosas que no comprendo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  35. ¡¡Suerte con el cierre de ejercicio!!. las matemáticas ni la contabilidad jamás han sido mis fuertes... seguro que a tí se te dará bien.

    Lindo relato. Hay médicos cirujanos que se creen más allá del bien y del mal.

    Mi padre fue un gran médico cirujano y muy humano, cosa difícil de encontrar en ese gremio.

    Un beso

    ResponderEliminar
  36. Lo siento Sor Cecilia, no se que puede ocurrir, he comprobado el enlace y en mi caso me da correcto , se lo vuelvo a dejar;
    El titulo es "Las dudas de David", http://amailzar.blogspot.com/2009/08/las-dudas-de-david.html...
    Le deseo feliz día...
    Besos

    ResponderEliminar
  37. Hermosa historia del cirujano , y el niño y te diré que a veces , algunas veces esas pasan.
    Un beso y mi cariño

    ResponderEliminar
  38. Gracias por ignorar mi comentario. Es enriquecedor que todos no pensemos igual. Te recomiendo los libros de Jose Antonio Pagola para que encuentres un Dios mucho mas maduro que el del cuento. No te preocupes no tendrás ocasión de no publicvarme ningun comentario más. Milagros

    ResponderEliminar
  39. ¡Cuanto dolor para encontrar a Dios, cuanto sufrimiento!, que duros de entender son estos motivos para el vulnerable corazón, ¿como entender el sufrimiento de un niño desvalido y solo ante la enfermedad, la muerte y el dolor?
    Un beso sor Cecilia.

    ResponderEliminar
  40. Muy bonita historia para meditar en este tiempo.
    Gracias por tu frase.
    Que Dios la bendiga.
    Besos.

    ResponderEliminar
  41. Muy Lindo el relato.
    Felices Días Navideños cuando Conmemoramos la Venida del Niño Jesús.

    ResponderEliminar
  42. Hola mi bombon,
    me quedo siempre enamorada....de tus estorias .
    miles besitos.

    ResponderEliminar
  43. Que bendicion ha sido para mi haberla conocido.
    Mil bendiciones.

    ResponderEliminar
  44. Solo te diré:tengo una hija médico.
    abrazos

    ResponderEliminar
  45. ¿Tanto necesitan algunos buscar para encontrar a Dios?

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  46. Sor Cecilia, tiene mucha razón donde menos se piense se manifiesta, enseguida se percibe en el corazón. Ya tenía gana de verla por estos senderos de amor. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  47. Una historia conmovedora querida amiga.
    No debemos olvidar que todos tenemos una misión que nos dieron en el Cielo antes de bajar a la tierra.
    Espero en el Señor poder cumplir la mía y ser fiel a mi Dios.
    La quiero mucho amiga mía. Espero que su tarea administrativa salga de maravillas. Besos.

    ResponderEliminar
  48. hermanita si vos sabes iluminarnos a todos nosotros seguro que lo hara muy bien
    yo preparando la inmaculada
    e deseo lo mejor y un dia de estos quiero pasame por tu casa si me permites

    escribeme a mi correo si es posible con la direccion

    ResponderEliminar
  49. Mi querida Sor Cecilia que maravilla de relato sinceramente, estoy casi con las lágrimas enjuagando mis ojos... y es que realmente Dios lo es todo...
    Esta mañana leía que un gran futbolista Brasilero había fallecido y el titular del periódico era " Uno de los mejores futbolistas se fue a formar el gran equipo de Dios en el cielo" MENCANTO..... besos Sor cecilia muakkkkkkkkk

    ResponderEliminar
  50. Que le digo Sor, muy conmovedora historia, tan real y dura, pero con un gran mensaje, gracias por compartirla

    ResponderEliminar
  51. Los caminos del Señor son inescrutables.
    Hasta los corazones más duros pueden ablandarse.
    Un abrazo hermana.

    ResponderEliminar
  52. Que hermosa historia llena de sabiduría. Seguro que sabrás hacer tuas tareas muy bien.

    ResponderEliminar
  53. Ya estoy aqui, por fin lo he conseguido.
    Dios escribe recto con lineas torcidas para todos sin excepción somo EL conoce sus designios.
    Un afectuoso saludo

    ResponderEliminar
  54. Saludos querida Sor Cecilia.
    Esta historia es muy fuerte hay que desprenderse del cariño que se le tiene al hijo para aceptar tan dolorosa situación…estamos de paso, vivamos el momento con amor y respeto.

    Un cariñoso saludo

    ResponderEliminar
  55. Muito linda a história e muito condizente com o Natal que se aproxima.
    Bjsssss,amiga,
    Leninha

    http://leninha-sonhoseencantos.blogspot.com

    ResponderEliminar
  56. hola Sor Cecilia decia que por fin he conseguido hacerme seguidor.
    Un cordial saludo.
    JOSE MARIA CRIADO LESMES

    ResponderEliminar
  57. Sí Sor Cecilia, ¡¡qué linda lectura¡¡¡ Jesús está en nuestro corazón... cada vez que hacemos feliz a nuestros hermanos, cada vez que sonreímos, cada vez que ayudamos...y nuestro corazón se muestra feliz si Jesús habita en él, si no olvidamos que sólo él llena nuestra vida. Gracias con todo mi cariño

    ResponderEliminar
  58. Gracias amiga, es un relato hermosísimo, pleno de Fe. Con respecto a los números, ten confianza, por algo Dios te envió a vos a hecer el taller de contabilidad. Los números del año van a cerrar y van a cerrar bien.
    Besos de http://normasoriano.blogspot.com

    ResponderEliminar
  59. A veces nos creemos tan dueños de la vida, no pensamos que nuestra vida está en sus manos, Dios da la vida y Dios la quita... Alabado sea Dios!
    Me hizo llorar con su relato, los designios de Dios nadie los conoce, pero cada cosa tiene su propósito, aunque muchas cosas nuestra mente no las llegue a comprender.
    Muy bello escrito, gracias por compartirlo.
    Me alegra mucho leerla, deseo en todo le vaya bien.
    Besitos de Arte.

    ResponderEliminar
  60. QUERIDA SOR CECILIA
    ESTE RELATO ES VERDADERAMENTE IMPACTANTE,PERO MI PREGUNTA ES,Y LOS PADRES ,COMO SE REPONEN?,COMO DECIRLES QUE NO HABRA MAS RISAS NI LLANTOS DE ESE NIÑO,QUE NO HABRA PIEL QUE ACARICIAR,NI SUEÑO QUE VELAR?ENTIENDO EL MENSAJE
    CUANTOS INTERROGANTES CON DOLOR
    UN BESO

    ResponderEliminar
  61. Querida Sor Cecilia
    Te dejo un beso para que sepas que estuve aquí
    Tu relato de hoy nos hace ver que todo tiene un porqué y que nada es en vano
    A veces nos empeñamos en verlo todo con nuestros ojos y no encontramos una explicación para el sufrimiento...

    ResponderEliminar
  62. ¡Hola Sor Cecilia! Claro que podrás hacer el cierre al primer intento, estoy segura.
    Gracias por tu bello relato y aquí estoy abrazándote de regreso, como te prometí, con mucho cariño.

    ResponderEliminar
  63. Gracias amiga mia por este mensaje,he llorado leyendolo..y pensando en mi princesita..
    Te envio un fuerte abrazo con todo mi corazòn..

    ResponderEliminar
  64. Preciosa historia Sor, en breve me operan de lo mismo, así que espero que mi cardiólogo tambien encuentre a Jesus en mi corazoncito.

    Todo mi cariño y gracias por comportar cosas tan bellas.

    Susana

    ResponderEliminar
  65. Muy dura la historia, Sor Cecilia. Me pasa como al cirujano, que me cuesta admitir que la enfermedad se cebe con las criaturas, no lo veo justo desde ninguna óptica ni me conforman las promesas de cielos venideros,
    Ojalá sean ciertas las glorias prometidas para los inocentes y puros de corazón, ojalá, que no merecen tanto sufrimiento en el mundo.
    Por supuesto, también le hubiera respondido al niño, cuando despertó tras la operación, como lo hizo el cirujano. No se debe vulnerar la inocencia.
    Un abrazo respetuoso hacia usted y hacia esa fe que la sustenta.

    ResponderEliminar
  66. Sim, Jesus está no coração de todos aqueles que O amam, mas está também nos olhos, nas palavras e principalmente nos pensamentos.
    Grande é o Seu amor por todos nós.

    ResponderEliminar
  67. Preciosa y emotiva historia, me ha encantado.

    Besos

    ResponderEliminar
  68. Hola S ☼ R ♥ Ceci paz y bien *

    te extrañamos muchooooooooooo !!!!

    y seràs la mejor administradora ya lo veràs *

    los nùmeros no podràn resistirse a tu ternura *

    jjjjajajaajajajaj !!

    Abrazoooooooooooooo de corazòn a corazòn *

    Gracias por compartir ♥ ♥ ♥

    Te re re quiero mi dulce amiga y hermana

    hasta el sol * tu ternura es càlida como

    sus rayitos de Luz. Amèn ♥ *

    Dios y la Virgencita te bendigan cada dìa

    màs y màs ♥ ♥ ♥ ☼ ♥ ♥ ♥ *

    ResponderEliminar
  69. Sor Cecilia, es cierto que no ando muy bien últimamente, pero si voy dejando entradas en poesía, además estuve en un encuentro de poetas andaluces y fue muy lindo, pero mi salud es flojita
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  70. Hola mi querida Sor Cecilia
    No te preocupes por los números, a través de tus manos nada puede salir mal, seguro que todo va como debe, ya cogerás confianza poco a poco.

    Precioso relato y muy emotivo.

    Ten una buena semana querida mía, molts petonets, muasssssssssssss

    ResponderEliminar
  71. Yo creo que Jesus está en todos los sitios, por lo tanto...

    És siempre un plazer visitarte, de verdad.

    Besos

    ResponderEliminar
  72. Querida Sor Cecilia: Agradezco mucho ese nuevo enfoque, que nos ha dejado, sobre la vida y la muerte.
    Trataré de entenderlo así y aún daré gracias por haber tenido la suerte de tenerla conmigo durante muchos años, comprenderé que su labor en la tierra era larga y tenía que permanecer tiempo a mi lado para dejarme todo su cariño y amor.
    Lo recordaré y reflexionaré sobre ello, durante estas Navidades.
    Un fuerte abrazo en el corazón.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  73. Hola Sor Cecilia pensé que no estabas aún por aquí, pero me alegro de verte con esta narración de fe..Yo digo como Sta Teresa Dios se encuentra hasta en los pucheros.
    Que tengas una buena semana..

    Abrazos..

    ResponderEliminar
  74. Hola Sor Cecilia, me alegro de tu regreso, una historia muy emotiva de la que nos cuesta entender, yo he perdido gente muy joven en mi familia y sé que es difícil de comprender por qué Dios los ha llamado tan pronto, pero siempre el consuelo que están en un mundo mejor.
    Besos

    ResponderEliminar
  75. olá venho lhe desejar uma belíssima tarde
    abraço de bruno

    ResponderEliminar
  76. EN EL PANEL BLOGUER SALE SESY BO...Y AQUÍ ESTO...
    HAY ALGUN PROBLEMA....
    TE AVISO POR MAIL TAMBIÉN...

    ResponderEliminar
  77. Bueno, de todas maneras las dos entradas son buenísimas...me gusta el talante de SESY BO...se parece a mi...
    ;)

    ResponderEliminar
  78. hola Sor Cecilia ayer hice dos comentario en este blog porque se me olvidó poner mi nombre en el primer.
    Estoy buscando las dos entradas en este blog y no las encuentro publicadas aquí puesto que la
    primera es esta, no sé lo que haré mal.
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  79. Otra vez se me ha olvidado el nombre en el comentario anterior
    SALUDOS JOSE MARIA CRIADO LESMES

    ResponderEliminar
  80. sOY JOSE MARIA CRIADO LESMES Y decia en el ultimo mensaje que no encuentro sus tres ultimas entradas en este blog.
    cordial saludo

    ResponderEliminar
  81. HOLA MI AMIGA QUERIDA. HERMOSO RELATO. NOS HACE VER QUE AVECES EL HOMBRE, POR DECIRLO DE ALGUNA MANERA, SE EMBRUTECE CON EL TRABAJO Y SE OLVIDA DE QUE TAMBIÉN ES UN SER HUMANO, UNA PERSONA. DEJA PREVALECER EL INTERES EN LO MATERIAL, EN LO SOCIAL Y LA PARTE ESPIRITUAL, DE LOS SENTIMIENTOS O DE LOS VALORES COMO PERSONA PASA A UN SEGUNDO PLANO. QUE BUENO QUE HAY "ESE ALGUIEN" QUE SIEMPRE NOS ESTA RECORDANDO QUE AQUÍ, SOLO ESTAMOS DE PASO. Y QUE DEBEMOS ESTAR PREPARADOS PARA CUANDO NOS LLAME. Y SI SE APROVECHA ESE TIEMPO SIENDO MAS HUMANO, MAS SOLIDARIO Y MIRANDO AL OTRO EN CALIDAD DE HERMANO, MUCHO MEJOR. INSISTO EN QUE ME ENCANTO ESTE RELATO. TE DEJO UN BESO. Y TE CUIDAS MUCHO.
    VIVI. :o)

    ResponderEliminar
  82. ¡Hola Sor Cecilia! Tanto tiempo sin leerla, he estado y estoy, ocupada con otras cosas y me resulta imposible entrar todos los días a visitar los blogs amigos.
    Pero aquí estoy y le cuento que se me llenaron los ojos de lágrimas con esta historia.
    A esto me refiero cuando digo que encontramos seres especiales que nos devuelven al rumbo que perdimos... Esos seres son a los que yo llamo Ángeles...
    Sé que es un cuento... pero conozco muchas situaciones parecidas. Hasta con gente muy allegada a mí.
    ¡Estoy segura de que podrá realizar ese trabajo sin problemas, aunque parece muy complicada la contabilidad es simple!
    Ahora voy a recorrer el blog hacia atrás y ver lo que me fuí perdiendo estas últimas semanas...
    Un beso para usted y mi cariño a las demás hermanas...

    ResponderEliminar
  83. QUERIDA SOR CECILIA¡¡¡PASO A SALUDARLA,QUE NO ME OLVIDO DE USTED ¡¡NI MUCHISIMO MENOS¡¡¡ES QUE SOR CECILIA ES TODO TAN HERMOSO LO QUE ESCRIBE ............. GRACIAS POR ESTAR SIEMPRE .QUE PASE UNA FELIZ SEMANA.UN ABRAZO..

    ResponderEliminar
  84. Querida Sor Cecilia, qué hermoso relato. Cuanto hace refexionar y admirar la infinita grandeza y misericordia de Nuestro Señor.
    Gracias por compartirlo, hermana.

    Un abrazo fraterno. María

    ResponderEliminar
  85. ha tornat l'escolania de Montserrat a cantar per el JOVE BARÇA.. a veure que et sembla i si pots deixar un nou comentari, gràcies.

    ResponderEliminar
  86. No me deja poner comentario en la primera entrada, pero lo dejo aqui, como siempre tus entradas nos hacen reflexionar!!!!!!

    ResponderEliminar
  87. He estado un poquito enferma, pero ya estoy de vuelta y con los ànimos renovados,t e dejo un afectuoso saludo...

    ResponderEliminar
  88. Emocionante, lindo demais esse texto, Sor Cecília, Quase chorei. Um abraço e tenha uma noite plena de paz!

    ResponderEliminar
  89. Una historia muy bonita e interesante.

    En cuanto a lo de cerrar el ejercicio, lo de administración, por supuesto que al final saldrá. Me recuerda la época en que yo hacía tareas de ese tipo y pasé más de una noche sin dormir por culpa de un fallo en una cifra, y el error, aunque parezca mentira, lo daba la calculadora (haciendo las cuentas sin ella, todo iba bien, con ella, aparecía el fallo)

    Biquiños!

    Carmen

    ResponderEliminar
  90. MIS QUERIDOS AMIGOS, NO SE PREOCUPEN POR LAS ENTRADAS DE SESY BO QUE HAN VISTO Y DEJAR DE VER. SON PRUEBAS QUE ESTOY HACIENDO, RECOGIÉNDOLAS DEL BLOG.
    LES COMENTARÉ MAÑANA, HOY ES MUY TRADE
    CON TERNURA
    SOR.CECILIA

    ResponderEliminar
  91. Espero que hayas recibido mi abrazo de ayer...
    Buenas noches, descansa y que sueñes con los angelitos.

    ResponderEliminar
  92. Gracias por tan emotiva entrada, llena de tu ternura, capaz de reblandecer almas imposibles.
    Gracias...te quiero amiga.

    ResponderEliminar
  93. mira sor cecilia te digo de corazon digamos con el alma tus escritos nos hacen ser humanos creo que tu por tu oficio elegido daras una capa particular para nada te afecte , yo muchas veces quiero ayudar a algunas personas , y verdaderamente salgo con algun amargor haciendome mas solitaria , asi que me dedico a los mios mi nieto mis animales a dios gracias los tengo y veo una nobleza amplia y de pasada la educacion de un buenas un adios , hoy miramos el culto al cuerpo la vanidad , ejemplo un patan con traje sera un patan de gestos y formas tenga o no tenga habra gente no tenga y de nobleza , y educacion , habra gente tenga siete carreras y vaya como pordioseros , y pueden darlas y estar activos , es decir el habito no hace al monje , si que hacen falta gente como vos , ejemplo soy de ubeda , bueno pues aqui tenemos a don robustiano gallego , sacerdote ya jubilado , da apegado a caritas , el otro dia salio por teleubeda una entrevista , lleno de humanidad diciendo el rico se rasque el bolsillo y no de mirarse el hombrigo dijo solemos ser muy egoistas , y dijo mas en emigrantes los hay con 3 carreras y sabiendo 4 idiomas parados con hambre y frio de pena , ser solidarios , pero yo diria dijo mas , ser solidarios quien pueda con dinero , y aquel que no con un gesto , que donde creemos no hay cultura la hay donde creemos la hay por ropa no hay na solo hueca vanidad altaneria y humillacion frente al debil en fin hacen falta voces como la tuya sor cecilia en tus escritos o ese sacerdote que entre sus años y alguna operacion entre el camino le da ya lo mismo hablar claro un beso

    ResponderEliminar
  94. ¡¡¡HÉ HERMOSURA SOR CECILIA!! NO TENGO PALABRAS. GRACIAS...DIOS LA BENDIGA.

    ResponderEliminar
  95. ¿No le llegó mi comentario?. Decía que los caminos del señor son imposibles de averiguar, hasta para ablandar un corazón como el de su relato. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  96. ¡Hola Sor Cecilia! Entro otra vez aquí para contarle que no puedo entrar a ninguna de las notas de Sesy Bo, aparece cada vez esta entrada o me dice que no se encuentra la página.
    ¿Usted sabe si el problema es mío, suyo o de Blogger?
    Quiero que sepa que me encantan las historia de Sesy y me dá mucha pena no poder leerlas!
    Besos para usted y cariños a las demás hermanas...

    ResponderEliminar


  97. Paso a brindarte un abrazo de amistad y cariño como te mereces hoy y todos los días que a nuestro lado estás compartiendo una parte de ti, con sabiduria y la enseñanza con la cual el Señor no cubre.

    Un beso y hasta pronto amiga.

    Maria del Carmen

    ResponderEliminar
  98. Sor Cecilia cómo olvidadla si sus palabras hondean cada día en lo más profundo del alma.
    Reciba mi cariño sincero.

    ResponderEliminar
  99. Hola amiga!!!
    Gracias por compartir tan hermoso relato!!
    Feliz Día de la inmaculada Concepción!
    Un fuerte abrazo desde Venezuela!!!

    ResponderEliminar
  100. Buenas tardes, Sor Cecilia:

    Hace tan solo unos días, en el funeral por el alma de mi padre, leí la primera lectura (Carta de San Pablo a los Romanos 8, 14-25) y el salmo 22. Es difícil leer en un momento así y, más difícil aún, interpretar el silencio, literal, que me lleva envolviendo desde entonces.

    Un cordial saludo, Hermana.

    ResponderEliminar
  101. Hola hermana Sor Cecilia,

    Que bonita historia, que bueno es nuestro Señor:))

    Que tenga un feliz adviento, junto a su comunidad. Me acuerdo mucho de usted, esta usted en mis oraciones, gracias por seguir aqui en bloger, es un placer leerla.

    Hasta pronto, Dios le bendiga!!!

    Raquel

    ResponderEliminar
  102. Buenos días, desde mi oficina puedo venir a dejarte un beso y todo mi amor ....

    Te he escrito pero creo que no te llego mi mail

    Solo te mandaba decir que sigo trabajando y estoy feliz , muy feliz, se que todo te lo debo a ti y claro a mi Virgencita de Guadalupe y mas, mas que nada a nuestro buen DIOS que escucha tus oraciones, te quiero TANTO :)

    Bueno, me pongo a trabajar , un abrazo inmenso como es el MAR

    Patricia333

    ResponderEliminar
  103. Me ha emocionado hasta las lágrimas!
    Un abrazo desde el corazón.
    Elsa

    ResponderEliminar
  104. Nada me puede faltar, porque el Señor es mi pastor... ¡así es Cecilia!.
    Por otro lado creo que si bien la educación nos hace más caritativos haciéndonos más concientes, esto ya se lleva en el corazón.
    La sensibilidad, la compasión y el amor hacia los otros se siente verdaderamente desde lo más profundo de nuestro puro ser y estando en comunión con los demás.
    Bendita esa comunión!

    ♥Un fuerte abrazo y muchas bendiciones♥

    ResponderEliminar