Seguidores

lunes, 6 de febrero de 2012

CÓMO HABLAR DE UNA PENA

                                                                     

Mis queridos amigos:
Hoy les dejo simplemente unas frases, unas ideas, que a muchos nos ha pasado.

Se las dejo como para que intentemos comprender nuestros estados de ánimos. Ante  el paro, la enfermedad, el desamor, las críticas, los compañeros del trabajo que nos incordian, y tantas otras situaciones que nos dejan sin muchos ánimos.

CÓMO HABLAR DE UNA PENA

«Y viene y se instala sin motivo aparente, la conoces, la quieres y la rechazas, no sabes lo que te pasa, no se encuentra motivo para tal pena, pero vives apenada y aún estaría contigo sino fuera que tal como vino se marcha».


                                                 






                                    LES DEJO MI TERNURA


                                       


102 comentarios:

  1. Hola vengo a pedirle disculpas por no contestar a su mail, antes, pero acabo de leeer ahora, Tuve mal el correo de mi blog. Le acabo de contestar. Un abrazo fuerza y animo

    ResponderEliminar
  2. Quién no ha sentido esta congoja alguna vez. Uno siente que nada tiene sentido, se ahoga, Pero efectivamente se va.
    De jovencita le decía a veces a mi madre que tenía ganas de llorar. Y a la pregunta del por qué respondía que no tenía ni idea. Y así era.
    Bss y buiena semana

    ResponderEliminar
  3. Que nuestra pena sea por un motivo importante que no estemos tristes y que sepamos ayudar a los que pasan por ella.
    Un abrazo y gracias por su palabras

    ResponderEliminar
  4. Mi Querida amiga,

    Como siempre sus escritos son marabilhosos e nos fazem reflectir.
    Una pena es un estado de alma, que consciente ou inconscientemente, se apodera de nós.
    Amar, amor Universal es la solucion.

    Buiena semana.
    Besos de luz.

    ResponderEliminar
  5. De verdad, quién no se ha sentido así?
    Comparto tu sentir, y lo que sientes muchas personas con esta crisis económica y de valores con la que luchan cada día.
    Recemos por todos los que la sufren.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. A veces nos sumerjimos en una profunda zanja, de la cual se nos hace imposible salir y nos acostumbramos a convivir con ella.-
    Hola..hola...sor Cecilia, aquí estoy de nuevo , luego de unas vacaciones veraniegas, donde he cargado un poco las pilas para estar nuevamente ante vuestras entregas que como siempre son tan profundas y llenas de pasión energética increíble.-
    Espero que se encuentre bien y con mucho animo de seguir ofreciéndonos su amistad incondicional.-
    un gran abrazo y gracias por vuestro comentario en mi casa.

    ResponderEliminar
  7. Que Dios le oiga estimada Sor Cecilia, porque falta nos hace la interveción divina tal y como estan las cosas.
    Un afectuoso saludo

    ResponderEliminar
  8. No quiero las penas, pero son inevitables, en algún momento te tocan, y venir, vienen ràpido, pero lo que tardan en irse...buffff.

    Pero tú no tengas pena, que te quiero una jartá.

    Kilos de besos.

    ResponderEliminar
  9. Mis saludos Sor Cecicia....y a las penas "puñalás"...

    ResponderEliminar
  10. Hermana Cecilia, unas frases, unas ideas, tu caridad nos las deja para que intentemos
    comprender nuestros estados de ánimos.
    No hay nadie en el mundo que no conlleve una
    pena y a pesar de ello la quiere.
    Mi saludo y mi cariño,
    Ángel-Isidro.
    http://elblogdeunpoeta.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  11. Muchas veces por circunstancias .
    Pero suerte que el tiempo todo lo cura.

    Un abrazo...

    ResponderEliminar
  12. Dicen que las penas con pan son menos penas,por lo que las penas sentimentales con corazones que te escuchen siempre son mas sobre llevaderas.

    Espero que me deje enviar.

    Buenas noches Sor Cecilia

    ResponderEliminar
  13. Hola Hermana Cecilia!!
    Tú lo has dicho,igual que viene se va,a veces pasa sin que nos demos cuenta del porqué,es una sensación extraña que se instala dentro de nosotros,para marcharse después por donde ha venido.

    Gracias por las frases,Hermanita!!
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  14. Gracias por tu mensaje Sor Cecilia.Siempre vienen bien esas importantes reflexiones.
    Entiendo que simplemente a las penas no hay que escaparles porque son parte nuestra, tal vez debemos amarlas.

    ResponderEliminar
  15. Cuantas veces nos hemos sentido así...todos...
    Gracias por cada reflexión amiga, un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  16. Huyo de ese estado, me gusta mas estar feliz. Es mas agradale. Pon mucho interes en no bajar ni una decima mi nota, si usas como normal, el ejercicio en mas facil. besos

    ResponderEliminar
  17. Amiga Sor Cecilia creo que todos hemos pasado por estos estados de animo, pero nada ha hecharle ganas a la vida...todo pasa.
    Un enorme abrazo y feliz semana.

    ResponderEliminar
  18. Hola Sor Cecilia...una rfelexión muy refrescante...es bueno recordar que las penas se van por el mismo camino por el que llegaron...gracias a Dios no se quedan...QDLB, reciba un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Ando corriendo Sor Cecilia pero paso a saludarla y a decirle que he dejado su enlace en mi rinconcito.

    Hermosa reflexión la de hoy, me llega al corazón.

    Bss y hasta pronto, amiga.

    ResponderEliminar
  20. La pena es a lo psicológico como el dolor a lo corporal. Es una Gracia de Dios que nos otorga a los seres vivos, en proporción estemos más cerca de Él. Es un arma de doble filo, que hiere si no luchas o alerta si luchas por vivir. Vivir no es sobrevivir; vivir es convivir.

    ResponderEliminar
  21. Hola Sor Cecilia:
    Son las 7 de la mañana y ya hace 2 horas que estoy rondando por la casa.
    Estupendo Post. Gracias por compartirlo
    Esto si que le diré a Albert que lo lea, porque se entristece a menudo, tu ya sabes...
    Te mando un gran beso y que el Dios te bendiga, porque El es nuestra alegria y nuestro gozo...
    Petooooons, Montserrat

    ResponderEliminar
  22. Creo que en mayor o menor media a tod@s nos ha visitado la pena, en algunos queda para más tiempo de lo que quisiéramos pero al final, marcha o aprendemos a vivir con ella. Hermosa frase Sor Cecilia, es preferible amar antes que ser asfixiados por el egoísmo. Un gran y cariñoso abrazo para usted amiga mía

    ResponderEliminar
  23. Paz y Bien * mi re re linda y bendita Sor Ceci !!!, es verdad, a veces debemos hacerle cosquillas a nuestra pena.-

    Gracias por la frase que nos regalàs *

    Es algo que jamàs deberiamos olvidarnos, !!

    Darnos !! Darnos !!! como Jesùs !!!

    besos y un abrazo de todo corazòn !!

    te re quiero !!!

    Paz y Bien * cada amanecer màs y màs para vos mi bendita Sor Ceci y para todos los buenos hermanos !!! ♥ ☼ * *

    ResponderEliminar
  24. Cuanto te entiendo Cecilia, mucho mas de lo que te imaginas. Has hecho dos últimas entradas, con unas reflexiones muy buenas y positivas. Gracias por estar siempre ahí.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  25. En mi comentario sólo puedo darla las gracias, gracias no por la frases en sí, si no por ese trasfondo y el mensaje subliminal.

    Todo mi cariño Sor Cecilia.

    ResponderEliminar
  26. LAS PENAS NOS MARCHITAN...NO SIEMPRE PODEMOS SEPARARLAS DE NOSOTROS,NO ES TAN FACIL.
    YO TENGO PENAS Y NO TODOS LAS PUEDEN ENTENDER NI CALMAR.
    NO ES FACIL.
    SALUDITOS

    ResponderEliminar
  27. Me consuela pensar que como vino se irá.Gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  28. Es cierto, Sor Cecilia, hoy tengo yo uno de esos días melancólicos en los que el alma pesa más que a diario, pero ¿sabe? Voy a ponerle remedio: me voy al encuentro de mis nietos a darme un baño de besos y de cariño para escapar de este estado.
    Un tierno abrazo.

    ResponderEliminar
  29. Ante que nada darte las gracias por tu comentario, por visitar mi espacio
    Si que tiene que ser duro estar en la circunstancia en la que esta la familia de Marta del Castillo no creo que nadie por mucho que lo intente pueda ponerse en la piel de esta familia
    Hay cosas que se escapan a la comprensión como dices tu
    preciosa Sor Cecilia

    ¡Muy buen post!
    Besos y que tengas una linda semana

    ResponderEliminar
  30. Mi amada Sor Cecilia, las penas, congojas, quejas, incluso depresiones son muy frecuentes en la actualidad, muchas de esas sensaciones también son exageradas, la verdad es que, con la mayoría de las personas con las que hablo me dejan sin aliento, sin energía porque no hay manera de que puedan sentir un poco de ilusión y ser mas bien positivas, todo lo ven negro.
    Yo digo si abres bien los ojos, hay gente que está peor que nosotros y sin embargo lo sobrellevan bien, porque lo hacen con amor, fe y agradecimiento, yo aprendí de esas personas y gracias a Papá Dios, seguimos aquí, teniendo lo que nos hace feliz.
    Gracias por esta preciosa entrada.
    Besitos llenos de paz y esperanza.
    Mau

    ResponderEliminar
  31. Las penas como las alegrías, son pasajeras. Todo pasa. El ser en unidad permanece.

    Un beso

    ResponderEliminar
  32. Buenos dias Hermana..hoy me he copiado esa reflexion y se la he transmitido a mis amigas...quien no se ha sentido asi alguna vez?un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sor Cecilia!!! como siempre otro post para meditar.Gracias por estar ahí.Un abrazo.

      Eliminar
  33. Muy buena entrada, estimada Sor Cecilia. Reflexiones maravillosas. Es verdad que lo bueno de las penas es que siempre se narchan. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  34. Versos llenos de sabiduría y razón.

    ¡La pena! quisiera yo quitarme de encima
    y sin embargo no puedo.
    La hundo en lágrimas por ver si se ahoga,
    pero lo único ahogado son mis sollozos.

    Besos sor Cecilia.

    ResponderEliminar
  35. A veces parece que la pena se instala, pero no lo hace, menos mal.
    Creo que si la alimentamos con pensamientos que no respaldan a sentirnos mejor, crece y nos sepulta.
    La pena es un estado de hipersensibilidad peligroso. Lo sé por experiencia. La pena es muy humana y nos empaña la voz interna.

    Besos enormes

    ResponderEliminar
  36. Sor Cecilia, comprendo que todos los momentos no van a ser buenos. Nos sirve para reflexionar y aprender. Podemos valorar lo positivo con más intensidad.
    Un besino.
    Goriot.

    ResponderEliminar
  37. Ese sentimiento lo conozco muy bien, hay razones para ello, pero no se marcha hay que vivir con él disimulando para que nadie se de cuenta, ahí está aunque yo no lo quiera y trate de ignorarlo............no importa, me hace ser fuerte, ya ves también tiene su parte positiva.Besicos

    ResponderEliminar
  38. y vaya que si es fea esa pena querida cecilia,es una una gran piedra que cukga en el alma y no hay manera de quitarla,aunque menos mal amiga que todo pasa,incluidas las penas.

    te dejo un fuerte abrazo amiga y feliz semana!!!!!

    ResponderEliminar
  39. Estas dificultades son pruebas que nos sirven para dar fortaleza a nuestras vida.

    Perdonadme que lo explique a través de un cuento que encontré en la red y que me gustó mucho.


    Cuantas veces preferimos quedarnos comodos en el capullo,por no luchar y afrontar los desafios que nos esperan.

    ¿Tu como te sientes? Oruga o Mariposa!!



    EL CAPULLO Y LA MARIPOSA

    (anónimo)





    Un hombre encontró un capullo y lo llevó a casa, de manera de observar

    como emergía la mariposa del capullo. Un día algo pequeño apareció, El

    hombre se sentó y observó por algunas horas como la mariposa luchaba

    forzando su cuerpo a través de la pequeña abertura del capullo.

    parecía que no había ningún progreso. Era como si la mariposa no podía

    salir. Estaba atascada. El hombre en su bondad decidió ayudar a la

    mariposa. Tomó unas tijeras y cortó lo que faltaba para que saliera el

    pequeño cuerpo de la mariposa. Y así fue, la mariposa salió fácilmente.

    Pero su cuerpo era pequeño y retorcido, y sus alas estaban arrugadas. El

    hombre continuó observándola en espera de que en cualquier momento la

    mariposa estirara las alas. Paro nada pasaba. De hecho la mariposa pasó el

    resto de su vida arrastrándose en su retorcido cuerpo, sin poder volar.

    Lo que el hombre no entendió, a pesar de que lo hizo movido por su corazón

    y urgencia, es que el pequeño capullo y la lucha requerida para salir del

    pequeño agujero era la manera en que Dios inyectaba fluidos desde su cuerpo

    hacia las alas, de manera que se fortaleciera, para alistarla para volar y

    tomar la libertad. Libertad y vuelo sólo vendrían después de la lucha.

    Privando a la mariposa de la lucha, el hombre la privó de su salud y

    libertad.

    Algunas veces luchas y aflicciones, son exactamente lo que necesitamos en

    nuestras vidas. Si Dios nos permite ir por nuestra vida sin obstáculos

    podría lisiarnos de por vida. No seríamos tan fuertes como lo hemos sido

    hasta ahora.


    YO PEDÍ FUERZA...

    Y ENCONTRÉ DIFICULTADES PARA HACERME FUERTE.



    YO PEDÍ SABIDURÍA...

    Y TUVE PROBLEMAS PARA SOLUCIONAR.



    YO PEDÍ PROSPERIDAD...

    PERO SOLO TUVE CEREBRO Y FUERZA PARA TRABAJAR.



    YO PEDÍ CORAJE...

    Y ENCONTRÉ PELIGRO PARA VENCER.



    YO PEDÍ AMOR...

    Y VI GENTE QUEBRANTADA A QUIEN AYUDAR.



    YO PEDÍ FAVORES...

    Y ENCONTRÉ OPORTUNIDADES.



    NO RECIBÍ NADA DE LO QUE QUERÍA...

    ¡RECIBÍ TODO LO QUE NECESITABA!

    Espero que os haya gustado tanto como a mí.

    Un abrazo

    http://ventanadefoto.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  40. Solo una palabra, seria redudante, Hermosa
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  41. Hola Sor Cecilia, hacia mucho que no nos veíamos, ahora paso a devolverte tu visita tan cálida.
    Tu entrada está llena de matices para poder meditar, y saber que la vida es hermosa y difícil muchas veces, pero todo sirve para nuestro crecimiento interior. Me ha gustado pasar a visitarte. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  42. Amigos, como ya no dispongo de más tiempo, les iré contestando poco a poco. Tengan paciencia.
    Con ternura les deseo una santa noche
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  43. Buenas noches, Sor. Que Dios la ilumine y ayude.

    Besos. María

    ResponderEliminar
  44. ¿Cómo va todo, hermana? Espero que lo mejor posible. Un beso

    ResponderEliminar
  45. Todo lo que llegue, así sean penas, hay que recibirlo y agradecerlo con toda humildad, después comprendemos para qué fue.
    Un abrazo grandotazo, con miles de besos.

    ResponderEliminar
  46. Sor Cecilia, hermosa reflexión, esas penas llegan y se creemos que es el final, depronto desaparece como por arte de magía. Paciencia
    siempre.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  47. Hola, todos en algún momento hemos pasado por este estado de animo, pero siempre hay un motivo o una buena frase para levantarse, gracias por tus buenas vibraciones, hasta pronto.

    ResponderEliminar
  48. Muy buenas reflexiones Sor.Cecilia. Mil bendiciones. Petonets!!!.

    ResponderEliminar
  49. Sor Cecilia,

    Permitame con respeto que hoy la llame "su santidad" como mi papa osia llamar a ls monjitas que queria.

    Le mando un abrazo grande y le agradezco su bello post con el cual las penas se van.

    ResponderEliminar
  50. Cuando tenga listo su libro "Historias de Sesy Bo" por favor dejeme saber adonde lo puedo conseguir. Nuevo abrazo!!!

    ResponderEliminar
  51. Hola Sor Cecilica, unas grandes reflexiones que analizaré hoy también.
    Te dejo un beso, mi admiración y cariño.

    ResponderEliminar
  52. Tiene razón madre, pero hay un dicho que dicho español que dice que no hay mal que cien años dure... y eso debemos de armarnos todos de fortaleza para seguir adelante y ver siempre la pequeña ventana que podamos tener alrededor.Un beso Sor Cecilia y cuidese!! Amelia

    ResponderEliminar
  53. Hola Sor Cecilia hermosa frase es muy reflexiva las penas que más duelen son las penas del alma.

    Un gran abrazo con todo mi8 cariño que esté muy bien.

    ResponderEliminar
  54. Sor Cecilia, es verdad, las penas duelen, pero pasan...
    ¿Acaso hay rosas sin espinas?
    A veces es bueno pasar unos días malos porque luego nos llegan alegrías nuevas.
    Un abrazo desde mi Librillo.

    ResponderEliminar
  55. Es muy difícil hablar de una pena propia, abrirse a que alguien se coloque tan cera como para poder dañarnos.
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  56. bueno LLEGUÉ! que se yo que sucedió el domingo,creo, que se cerraba la páginita de comentarios...muchas gracias por estar,y comentar, y realmente c´mo depende del adentro, llegar a morir...Lacan dijo" la vida es un largo camino hacia la muerte..."psicoanálista, sociólogo, que murió muiy jóven...que páradojas!que paradojas, sor...un abrazo enorme,gracias!
    lidia-la escriba

    ResponderEliminar
  57. miles de gracias querida y admirada poetisa por regalarnos tan bellas y profundas reflexiones, muchos besinos con todo mi cariño y admiración.

    ResponderEliminar
  58. Dar hasta que duela...
    Nos decía la Hermana Teresa de Calcuta. Gracias por tus mensajes.

    Un beso.

    Isabel

    ResponderEliminar
  59. Me encanta como escribis y que escribis
    Un beso

    ResponderEliminar
  60. Profundas reflexiones, hermana. Las penas, aunque no nos gusten demasiado, nos ayudan a comprender al otro que sufre, mediante ellas aprendemos, favorecen la humildad, nos recuerda que somos pequeñitos y nos invitan a volver al abrazo contenedor del Padre. Sin conocer la noche no podríamos disfrutar de los días de sol...
    Un abrazo, Sor Cecilia, con afecto

    ResponderEliminar
  61. Mi querida amiga buen post muy consoladoras sus palabras escritas....
    las penas vienen y van en nuestras vidas como las olas del mar...y mueren en la orilla.
    No hay pena que dure cien años...eso dicen.


    Besos de MA.

    El blog de MA.

    ResponderEliminar
  62. Querida Sor Cecilia: 'Ya las penas y pesares
    pasaron de largo. Y fueron
    con dedicación y esfuerzo
    convertidas en amores'
    Sí, lo dice servidora. Pero¡ay, ay ay, cuando las penitas hondas se incrustan como espina clavada. Lo que cuesta erradicarlas.
    Tendré en cuenta tus buenos consejos.
    Un abrazo inmenso, Sor.
    (¡Ya recuperé la salud! Gracias por tu interés y comentario)

    ResponderEliminar
  63. No sé si ha salido el comentario mío anterior.
    Este lío de los blogger!
    De todos modos, abrazos, Sor, y fuera penas.
    Y muchas gracias por tu interés

    ResponderEliminar
  64. Hola Sor Cecilia: que buena reflexión, gracias por compartirlas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  65. HOLA ADORADA SOR CECILIA
    YO TENGO UNA PENA QUE NO SE VA... NO SÉ EL PORQUE... PERO ALLÍ ESTÁ Y CREO QUE LO ESTARÁ POR SIEMPRE.

    TE DEJO UN ENORME BESO AMIGA MIA.
    TODO MI CARIÑO.
    SABES QUE TE QUIERO MUCHO Y AUNQUE NO NOS "VEAMOS" SEGUIDO TE LLEVO SIEMPRE EN MI CORAZON.

    UN FUERTE ABRAZO

    ResponderEliminar
  66. siempre que hay tristeza, aunque sea pasajera, algún motivo hay, aunque no siempre es facíl saberlo.
    un abrazo
    marian

    ResponderEliminar
  67. Hola mi querida amiga,

    Passando por el blog de Sor Cecilia, para desejar una noche de paz e de felicidade.

    Besitos dulces de luz.

    ResponderEliminar
  68. Hello, Monja de Clausura Orden de Predicadores.

     Thank you for showing your heartwarming world.

     The prayer for all peace.
      
    Have a good weekend. From Japan, ruma ❃

    ResponderEliminar
  69. Como vienen se van, es cierto.... pero no hay que decirles a esos sentimientos tampoco que son bienvenidos en nuestra casa...

    paz&amor

    Isaac

    ResponderEliminar
  70. Amiga Sor Cecilia:
    El dolor y las derrotas son una gran oportunidad para replantearnos como estamos viviendo la vida. Te confieso que acostumbro a caminar en solitario, lejos de la gente, cuando las tormentas de la vida hacen que se me pongan las cosas difíciles y no es que huya, no, es que trato de encontrar la manera de enfrentarme a ello.

    Buenas y duls noches, hermana.

    ResponderEliminar
  71. Hola, Cecilia:

    Tengo una duda: ¿desde cuándo permiten Internet en un convento de clausura? Lo digo porque, en mi caso, creo que tengo vocación, Dior me ha llamado para algo, pero el hecho de estar encerrada y no poder actualizar mi blog me retiene en la vida civil. Por tanto, sería de gran ayuda por tu parte que me confirmases que podría seguir accediendo a mi bitácora si al fin tomase los hábitos, algo que cada vez me llama más, de corazón.

    Gracias por tu bendito tiempo. Recibe un cordial abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Larisa te aclaro la duda.-
      Nuestra Orden de predicadores está a la vanguardia de la Vida consagrada, no estamos en el siglo XVI, sino en el XXI, tengo permiso para tener este blog, sino no estaría publicando.Pero para tener un blog una religiosa, precisa tener formación multidisciplinar:teología, psicología, filosofía, sociología, en fin y muchas más terminadas en gía.Pero sobre todo SER HUMANA, amar a Dios y a los hermanos dándolse por completo y orando aún trabajando.Otro punto es tener carisma, bondad.No, Larisa, tú no podrías tener un blog siendo religiosa, simplemente porque nunca lo serás no es tu vocación.Jamás se ponen condiciones para entrar en la vida religiosa, al contrario, se abandona TODO por seguir a Jesús. Abandonar trabajo, carrera,amigos, familia,y todo lo que ofrece la vida y vivir muy austeramnete, en pobreza, castidad y obediencia.
      Te contesto en mi blog para que si hay más gente con dudas, le sean aclaradas.
      Con ternura
      Sor.Cecilia

      Eliminar
  72. Hello, Monja de Clausura Orden de Predicadores.

     Thank you for showing your heartwarming world.

     The prayer for all peace.
      
    Have a good weekend. From Japan, ruma ❃

    ResponderEliminar
  73. Mi querida sor Cecilia, las almas puras como la tuya, vuelan libres, por el cielo.
    Muchas visitas tienes que hacer y es un honor que visites mi blog, tan distinto al tuyo.
    Mi alma tiene un sitio para ti y tus oraciones uno para mí.
    Me gusta mucho tu blog y tu ternura de religiosa.
    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Inés, disculpa...en tu perfil no hallo quien eres y no te puedo conocer ?yo te he visitado?, pues no me acuerdo.
      Te ruego,me digas cual es tu blog, esta monja no tiene la memoria para tantos buenos amigos.
      Gracias.
      con ternura y agradecimiento por tus dulces palabras.
      Sor.Cecilia

      Eliminar
  74. Hola sor Cecilia
    Eres un ángel.
    Y te felicito por todo el bien que has hecho a través de tu blog.
    Que Dio9s te bendiga y te de fuerza por tus buenos proósitos.
    Un petó, Montserrat

    ResponderEliminar
  75. Querida hermana Sor Cecilia, mejor hablar de una alegría, ¿NO? Así que aprovecho el momento para invitarla a tomar un pedacito de pastel de mi primer cumple-blog. Ya tengo un año de experiencia!! BESICOS.

    ResponderEliminar
  76. Hola Sor Cecilia,cuanta sabiduría hay en esas palabras,pero lo importante es saber aplicarla aunque cueste.

    besitos

    luna

    ResponderEliminar
  77. Mi querida Sor Cecilia
    son tantas y tantas las penas
    con las que se topa uno por la calle
    que es imposible pasar sin
    sentirlas como propias,
    que sea como tu dices
    que se vayan como han venido.

    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  78. Mi querida Sor Cecilia,
    mucho ánimo y fuerza.
    Le dejo un abrazo muy cariñoso.

    ResponderEliminar
  79. Hermana, disculpa tanto tiempo sin entrar, pero he tenido demasiado trabajo. Ojalá la pena vaya mitigando y vaya siendo compensada por alguna que otra alegría. Gracias por tu ternura. Abrazos.

    ResponderEliminar
  80. Muy bonitas frases para tener en cuenta. Buen fin de semana. Un beso grande

    ResponderEliminar
  81. Las penas en la vida nos han de servir para comprender lo que sienten las personas que tambien penan...hay que intentar sacar la parte positiva de todo...
    Con mi cariño
    Isabel

    ResponderEliminar
  82. Y justamente creo que la pena se marcha por haber sido compartida...porque hemos hablado de ello...porque hubo un alma caritativa que nos ha escuchado...y la pena al final se marcha apenada porque sabe que no tiene nada que hacer...besooosss Sor Cecilia

    ResponderEliminar
  83. No hay infortunios que el amor, la esperanza y la ilusión, puedan hacer eternos. ¡Cuánta razón, Cecilia!

    Excelente post, no se necesita mucho para brindar tanto :)

    Un beso grande, querida amiga y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  84. Como vino igual se marcha.

    Gracias Sor Cecilia.
    Abrazos y Dios la bendiga.

    ResponderEliminar
  85. la pena,su toxicidad envenena el alma si no se diluye con fe y esperanza en un nuevo amanecer
    un beso y un abrazo

    ResponderEliminar
  86. Las penas... a veces nos dan un respiro pero regresan y se instalan comodamente negandose a partir.
    y se nota la pena en ese mirada sin brillo en esa sonrisa forzada... es entonces cuando se necesita sentir esa mano cubriendo la nuestra para sentir que no se esta solo en esta pena.
    dios la bendiga, un abrazo a su alma.

    ResponderEliminar
  87. "A tu lado"con mucho fervor mi oración para mis queridos familiares y en ellos entras tu querida Cecilia
    besos
    Marina

    ResponderEliminar
  88. Querida Sor Cecilia,sus pensamientos llegan y echan raices. Gracias por sus maravillosos avisos y consejos. Un abrazo y que Dios la siga bendiciendo.

    ResponderEliminar
  89. Sor. Cecilia

    Há imenso tempo não escrevo e estive uns tempos no Brasil. Me lembro sempre da Senhora, pois nunca a esqueci e fui e sou uma amiga de longa data.
    Me permita voltar ao seu blogs.

    Com carinho, agradeço.

    Mª. Luísa

    ResponderEliminar
  90. Hola querida amiga Sor Cecilia, muy hermoso regresar a este sitio que es un paraíso sensacional...La pena es ciertas veces positiva como enseñanza al ser humano.Gracias por tu visita a mi blog y cálido.Fue imposible responderte antes.
    Abrazos y besos grandes
    Te quiere y recuerda
    Raquel Luisa Teppich

    ResponderEliminar
  91. Oi, venho lhe desejar paz e luz.Bjks. Marina

    ResponderEliminar
  92. Hola querida Sor Cecilia,

    Que puedo yo hacer?
    4ºg es muy poco.
    E caso para dizer: Estoy a su lado.
    Se imagine una golodrina e vole até Lisboa, 12ºg.

    Besos de muito carino e luz.

    ResponderEliminar