Seguidores

sábado, 2 de marzo de 2013

¿EN QUÉ HEMOS FALLADO? LES PREGUNTO

                                                                     


Mis queridos amigos de Estoy a tu lado:

Hoy deseo compartirles algo muy importante.

¿En que hemos fallado nuestra generación para que los niños de hoy sean tan rebeldes con sus mayores y se atrevan a insultar a los padres y maestros?

¿Por qué una parte de nuestros jóvenes viven como «Pasotas»?
Algunos de ellos, me consta por experiencia, viven tan en su mundo, que no les importa sacar dinero para sus caprichos, cuando la familia está en paro, con pocos recursos y con gritos e insultos nos piden dinero para un tatuaje o comprar ropa de marca.

¡Dios en qué hemos fallado!

Creo que muchos de ustedes, han querido dar lo que no tuvimos nosotros, pero creo que esto ha sido un error. Nosotros, los de mi generación, no tuvimos caprichos fuera de las posibilidades de la familia. Pero hoy nuestros hijos y nietos viven al día de sus deseos sin enseñarles lo que es ser responsables de la situación familia.

Les damos todos los caprichos, un móvil con 5 años, vídeo juegos, en los que se pasan horas y horas matando super  héroes y por más que les llámanos a comer, se hacen los sordos y siguen con sus juegos polucionantes de sus mentes.

Y ¿qué comen? Como yo les llamo «Cuchiflitos» llenos de grasa e de hidratos de carbono, unos están con sobrepeso y otros lánguidos, pues con tanto ordenador se olvidan de comer.

Si oímos sus conversaciones por el móvil o bien hablando con nosotros, su lenguaje son monosílabos, no saben mantener un discurso propio de su edad. Y díganme si leen buenos libros, si es que leen...

Les digo con el corazón en la mano, que no dejen sus hijos al libre albedrío, sino nuestra próxima generación corre el riesgo de ser de hombres y mujeres fracasados, porque no aprendieron a saber renunciar a cosas innecesarias y siempre buscarán la manera de sacarles hasta el alma.

La escuela es la forma intelectualmente, pero los educadores son los padres, la familia. Ustedes son en gran parte los responsables de que nuestras futuras generaciones sigan perdiendo valores humanos y ya no les digo valores morales.

Estoy a tu lado, hoy les pide que me hablen sinceramente qué piensan al respecto y me ayuden en mi apostolado, que con tanta libertad mal interpretada, nos saltálmos la conjunción armoniosa de saber traer hombres y mujeres de provecho al mundo.

Les hablo de esto, porque me preocupa.
Espero sus opiniones.

No sé si podré visitarles, esta próxima semana parto de viaje.

Gracias.


                                                           
DESEO QUE PASEN UNA FELIZ SEMANA

61 comentarios:

  1. Amiga Cecilia, hemos querido darles darles todo aquello de lo que nosotros carecimos y nos hemos pasado de rosca. Nos hemos prodigado en concesiones materiales y les hemos dedicado poco tiempo , que es fundamental para el desarrollo de la personalidad y fundamentarla en valores y no en caprichos, e incluso les hemos otorgado una libertad sin limites sin explicarles el concepto de la misma.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Una reflexión muy importante y muy sentida, querida Sor Cecilia; en verdad, si todos tuviéramos tan claros nuestros errores y los enmendáramos podríamos hacer mucho bien al mundo y desde luego que a los más pequeños.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. En mi opinión el mayor fallo es que pasan demasiado tiempo solos. Ambos progenitores trabajan fuera de casa por norma general, y eso está bien pero, quizá, el no tener tiempo para ellos, también por cansancio al llegar a casa, provoca ese "¿qué quiere el niño? ¿qué ha pedido?" Se lo compramos y todos tan contentos.
    Por otro lado, está muy bien que los abuelos ayuden a los padres, que los niños se relacionen con ellos, pero como nietos-abuelos, no como nietos-padres postizos, porque los abuelos ya cumplieron esa misión en sus vidas, ya fueron padres y ejercieron como tales, ahora es su momento de disfrutar de los hijos de sus hijos; yo no creo que tengan las energías suficientes ni la mentalidad, a causa de la gran diferencia de dad, aunque sí todo el amor del mundo.
    Un beso Cecilia, que tengas buen viaje.

    ResponderEliminar
  4. Cual bello consejo nos dejas para la reflexión
    Querida Sr Cecilia. Nosotros los de nuestra
    generación, no tuvimos caprichos fuera de las
    posibilidades de la familia. La familia, que
    cosa era entonces la familia, pero son muchos
    motivos que intuye a la perdida de valores...
    Un placer saludarte. ¿Donde puedo adquirir tu
    último libro? con afecto...
    Ángel-Isidro.

    ResponderEliminar
  5. Dice un artículo de J. Potrony en su libro "La familia humana"..."La Familia es aquel núcleo que debe seguir y asumir la responsabilidad de la Educación Inicial del niño y niña y continuar apoyando de manera afectiva, moral y materialmente el proceso educativo, ya que a esta se le atribuyen funciones muy importantes,porque es el medio donde el niño (a) recibe primera información acerca de el mundo exterior y donde se introducen en un sistema de normas elementales que establecen patrones éticos, estéticos y con las primeras regulaciones de vida, ahora bien la constitución de la Familia no solo es un hecho biológico y sociológico, sino donde se aprenden cualidades humanas, morales de amor filial. Las costumbres y prejuicios ancestrales entre otros, también es el lugar por excelencia donde se recibe el don de la vida y se reconoce el papel que tiene el niño (a) como miembro activo de la Familia, los padres educan a sus hijos (as) de acuerdo con sus propios patrones morales los estímulos que los niños (as) puedan recibir,tendrán una influencia muy importante en la formación de hábitos,actitudes y valores que el niño (a) puede expresar en cualquier medio de manera satisfactoria, visto de esta forma, la familia tiene gran influencia en el aprendizaje y desarrollo de los niños (as), ya que son el recurso más valioso en una reforma educativa y los niños (as) se benefician cuando las escuelas reconocen y estimulan el papel de los padres y se ha demostrado de una manera interactiva fuerte como miembros de una comunidad compañeros y educadores, promueve el aprendizaje y desarrollo de los niños (as)..."

    Creo que aquí en parte de ese artículo esta claro el rol efectivo , que debe tener la familia , donde es una responsabilidad compartida de ambos padres saber el papel que les toca al formar y llevar su hogar ...Formar una familia como se dice obedece a la historia personal de cada quien para que estas sean familias sanas ...y no dejarse llevar por las influencias negativas que surgen de otros ámbitos , al fin quienes no asumen ese papel con una real responsabilidad y dejan hacer lo que se le venga en gana a los niños (as) permitiendoles al fin dañar su mente y su corazón, entonces ocurre todo lo negativo para las futuras generaciones...Reitero que es responsabilidad compartida buscar el justo equilibrio de todo...

    saludos cordiales!

    ResponderEliminar
  6. Tal vez sea que se les ha dado todo lo material, olvidando lo mas importante, el amor y el tiempo. Esto no se paga con regalos. Reconducir comportamientos cuesta ahora mucho. Educar comienza desde el mismo instante en que nos los dejan sobre los brazos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Preciosa entrada Sor Cecilia
    Vd misma lo ha dicho. Hemos fallado en que les hemos consentido todo y no les falta de nada, podamos o no y ahi esta el fallo
    Les ponemos la tele o les mandamos al ordenador para que no molesten, les compramos lo que piden por no oirlos, y al trabajar la pareja, pasan el mayor tiempo solos y aislados con sus maquinitas
    Esto, si no cambia, estamos creando un futuro muy oscuro y veremos como saldran adelante
    Un abrazo Sor Cecilia

    ResponderEliminar
  8. Acertada reflexión, ese fenómeno se da parece en todas partes, también en mi país.Como docente creo que el vertiginoso cambio de la sociedad desvirtuó roles y destruyó valores.Cada uno , padre , madre o docente, desea lograr un cambio , pero muchas veces sus acciones se ven ahogadas por la saturación de mensajes que reciben los niños del entorno. Alguna vez escuché que las grandes corporaciones iban por la destrucción de la familia, hoy creo que estamos comprobando su poder.Si se lograra unificar la lucha, tal vez veríamos con más claridad el futuro que deseamos.

    ResponderEliminar
  9. Hola Sor Cecilia.

    Es un post muy acertado para todo lo que estamos viviendo.

    Me acuerdo que mi padre decía que el árbol para que crezca recto, hay que enderezarlo desde pequeño.

    Un abrazo y mil besos, Montserrat y familia

    ResponderEliminar
  10. Esto es, una lacra que se esta extendiendo con una rapidez alarmante:antes se ponía un ej.a seguir, pero hoy en día se estan rebasando los límites.Como bien dices; los padres aportan un ej:en la convivencia día a día:no se puede ser amigo se tiene que ser padres primero y, cuando ya adquieren una madurez y los problemas y las responsabilidades son a la par; ahí ya es otro cantar.Porqué, alguien tiene que educar y el otro acatar;pero si, los dos son de la mísma capacidad quien puede dar ordenes conceptos a quien(los padres no pueden ser colegitas eso es un comodin que no funciona).La publicidad engañosa el consumismo esta haciendo mucho daño sin darnos cuenta y cuando quieres darte cuenta ya es un poco tarde.Como tutora abogo por ellos... hasta agradecen que les marques límites y, sobre todo que los escuches.La mitad de los adolescentes que es una edad muy delicada estan a su libre albedrío y sumamente vacios en cuanto a contenidos.Leen lo que se tercia pero...no es lo mísmo leer que comprender y esto es aplicable al día adía menos broncas y más ej como padres.

    Aveces: los profesores tenemos que hacer de psicólogos con problemas que no nos atañen.Pero por conciencia y humanidad: equivocarse es humano y ayudar es de gente humana.

    Una reflexión muy interesante y controvertida; es una época dificil para la juventud y sobre todo para quien tenga esta reponsabilidad.para con ellos.

    Un abrazo feliz fin de semana Cecilia y buen viaje!

    ResponderEliminar
  11. Hola, querida!
    Saudade de estar por tu blog...
    Buenas partidas!!!
    Felizes vueltas!!!
    Besitos de paz y bien

    ResponderEliminar
  12. Los padres no necesitan ni deben ser amigos de sus hijos, sino autoridad, maestros y ejemplo. Autoridad, no autoritarismo, sino como dijeron de Jesús, "¿quién es este que hasta las fieras le obedecen?", esa autoridad que nace del ejemplo; maestros porque no todo lo tienen que aprender de la escuela y la calle, sino que los padres tienen que vigilar que la educación que reciban esté visada por él y se apoye en las enseñanzas que les lleve a vivir las virtudes; ejemplo, porque al igual que Jesús, la mejor predicación llega por la palabra y el ejemplo en su cumplimiento.
    No puedo seguir porque apenas soy un abuelo y mi opinión no es de contrapeso.
    Le agradezco que nos haya consultado a sus lectores y le deseo la mejor cosecha y el mejor fruto.
    Un abrazo en Cristo.

    ResponderEliminar
  13. Es urgente que nos pongamos a trabajar en la construcción de hombres perfectamente libres,fieles a su propio Bautismo, siempre dóciles y al servicio incondicional del Padre, que, en su Agape nos ha hecho hijos en su Único Hijo, Jesucristo.. Sí, porque estábamos en poder del maligno, después de la caida de nuestros Padres y tuvo que enviarnos a su Hijo, verdadero Hombre y verdadero Dios,-que no estaba contaminado por el pecado original, para devolvernos al estado de gracia en el que habíamos sido creados ; y, dando su propia vida por cada uno de nosotros, salvó todo lo que estaba perdido.¡¡¡ Hay que hacer una buena catequesisPrebautismal!!!.¡¡¡Hay que hacer Catequesis de Adultos en todas las Parroquias!!! Sería deseable que los Párrocos dedicaran un día al tema del Amor del Padre y sus características..Dios no quiere esclavos, ¡Dios quiere hijos!.Un abrazo.Rosa de Abril.

    ResponderEliminar
  14. Buenas noches, querida Sor Cecilia!

    Estou, completamente, de acordo com su opinião.
    Eu sou Professora e a escuela é para ENSINAR e treinar a intelectualidade dos ninos e jovens.

    Compete à famíla EDUCAR e INCUTIR VALORES.

    Bom fim de semana e boa viagem.

    Besos da Luz, com carino.

    ResponderEliminar
  15. Que verdad es Sor Cecilia, la juventud y los Los niños y jovencitos de hoy (no todos) no tienen respeto ni a padres , maestros a nadie, van a su bola, y la culpa la tenemos nosotros, los padres,por darles todo lo que piden a cambio de nada, sin sacrificios, ni esfuerzos por parte de ellos.Quiero creer que los nietos, viendo el futuro que les espera ,no sean tan exigentes y recapaciten un poco.Feliz viaje..
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Pues creo que el fallo es ese: que no hemos sabido decir basta a todo lo que se nos pedía. Porque nustro hijo siempre tenía la razón frente a quien fuera. Que el maestro/a, empezó a dejar que le tratasen como a un "coleguilla" porque creía que así era más cercano. La solemnidad del educador bajó entonces muchos escalones para mal. ¿Lo peor? Que veremos a ver cómo se arregla esto si no se da un paso firme hacia atrás y se recupera la moral, el respeto y el sentido de la decencia y lo honesto que se quedaron en el camino. Empezando por seleccionar sin complejos a los que pueden llevarlo a cabo. ¡Es tan difícil...!
    Un abrazo, Sor.

    ResponderEliminar
  17. ¡Cuanta razón hay en sus palabras! Creo que son pocos los que sienten la responsabilidad de traer un hijo al mundo y si la sienten no la comprenden bien. Un hijo es una prolongación de nosotros mismos y a veces se ven cada chicos que dá más lástima que bronca escucharlos hablar!
    Reconocer nuestros errores al criarlos y educarlos e intentar corregir esos errores, sería mucho mejor que culpar al resto del mundo. ¿Nunca nadie va a aceptar su responsabilidad en la falta de actitud para vivir y valorar la vida de sus propios hijos?
    En fin yo tengo Fe en que de a poco en cada uno, alguna luz encenderá nuestro Señor para que podamos arreglar este problema.
    Un beso...

    ResponderEliminar
  18. Muy buena entrada esta de hoy Sor Cecilia: no se a que camino llegará nuestra juventud de hoy. Los padres pasan poco tiempo con los hijos y pienso que cuando regresan de sus respectivos trabajos, muchos no quieren saber nada de como les a ido el colegio o instituto y suelen decir aquello de "hijo estoy cansado" y así un día tras otro los hijos hacen lo que quieren y eso conlleva a las malas notas y que los hijos pasen mucho tiempo solos. Después está el tema de comprarles todo que lo que piden pensando que así los tienen contentos y que son unos padres que aman mucho a sus hijos porque se lo dan todo, cuando es todo lo contrario, un niño desde el principio de su vida necesita que los padres le den todo su amor, compartir su juegos,apoyo en los estudios y pensar que la educación comienza en casa, si todo esto no lo hacemos, es que estamos fallando y malogrando el futuro de toda nuestra sociedad y juventud. Un abrazo.
    Conchi

    ResponderEliminar
  19. ¡¡Zuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuups!!
    Los hijos cuando viene al mundo no llegan con unas instrucciones de uso, o como han de educarse. Eso se va aprendiendo sobre la marcha, pues cada niño es diferente. Ser padres es cosa fácil, puede hacerlo cualquiera. Lo difícil es saber educar adecuada mente en cada momento de su vida. Mi humilde opinión es, que desde los primeros años de vida del niño, hay que enseñar el respeto por todo. Aprender a ganarse las cosas por méritos propios, no con intolerancia y caprichos a costa de nada, o del fin justifica los medios. El ser humano intolerante, mal educado, egoísta, tirano, déspota, no sabe valorar lo que no se alcanza sin esfuerzo.
    ¿En que hemos fallado...? Tal vez en mucho, o empezando por nosotros mismos. O quizás creo que en gran parte por la comodidad de alternativas extras, todo con el fin de que no se nos moleste, mas sencillo nos dejen en paz con nuestras cosas. La familia es el puntal de la educación, seguida de tolerancia, añadiendo mucha dosis de paciencia y amor. No podemos dejar esta responsabilidad tan mayúscula a los educadores, hay que colaborar con ellos. Por otra parte los niños son muy listos. Los adultos en muchos casos menosprecian su inteligencia, han de saber siempre la realidad de su familia, sus problemas económicos, no engañarles, o que vivan fuera de la realidad, o en un mundo de burbujas ficticias. Solo así conseguiremos unos hombres de provecho, justos, y preparados para el futuro.
    Un beso muy grande querido ángel Sor Cecilia, de la brujita amiga MORIMÓ.

    ResponderEliminar
  20. La familia y la sociedad, tenemos lenguajes distintos porque los intereses, también lo son. Lamentablemente, los padres y educadores han perdido autoridad y confianza frente a los mensajes permisivos que lanza una comunidad que le importa muy poco el individuo. Nadie quiere compromisos ni esforzarse para conseguir metas: todo ha de ser al instante y gratis, si no, no interesa. De ahí que la persona íntegra sea una aguafiestas cuando no, un estorbo. No hemos fallado, solo nos han ganado por mayoría y por cándidos, pero no por ello hay que rendirse. No obviemos la maldad, e intentemos combatirla, cuando menos, con nuestro grito.

    ResponderEliminar
  21. La familia y la sociedad, tenemos lenguajes distintos porque los intereses, también lo son. Lamentablemente, los padres y educadores han perdido autoridad y confianza frente a los mensajes permisivos que lanza una comunidad que le importa muy poco el individuo. Nadie quiere compromisos ni esforzarse para conseguir metas: todo ha de ser al instante y gratis, si no, no interesa. De ahí que la persona íntegra sea una aguafiestas cuando no, un estorbo. No hemos fallado, solo nos han ganado por mayoría y por cándidos, pero no por ello hay que rendirse. No obviemos la maldad, e intentemos combatirla, cuando menos, con nuestro grito.

    ResponderEliminar
  22. Muy real Cecilia y desgraciadamente se repite en muchos países. Los padres parecen esas vacas lecheras que dan y dan, hasta quedar sin piel.

    Creo que falta carácter en los mayores. A veces un cambio de voz hace más que un grito.

    Buen viaje.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  23. Hola amiga!
    Felicitaciones por este reportaje....es un llamado a la reflexión de lo que estamos viendo hoy en día.....
    Un fuerte abrazo desde Venezuela!

    ResponderEliminar
  24. Querida Cecilia...primero darte las gracias por tus bellos versos que me has dejado ,eres una romantica,precisa-mente ayer estuve leyendo unos versos que me enviaste hara unos dos años dedicados a mi y recorde con nostalgia aquellos dias ya pasados pero que siempre dejan rescoldo,poe la noche al regresar a casa me encontre con tu hermoso y tierno comentario,me alegre mucho y mi memoria regresó dias atras,cerre los ojos y los recorde con cariño,para mi siempre fuiste una amiga sin habito ,casi como hermanas.
    Tu post de hoy esta al orden del dia pero no se que sera lo que hay en la atmosfera que todo lo corrompe ...yo a mis hijos les eduque como lo hicieron conmigo y hoy en dia que falta su padre a mi me tienen el mismo respeto y mas muestras aun de cariño al verme sola y jamas les dio por el vicio ni botellon ni este desorden que hay en el mundo entero y no sabe uno de donde ha salido esta libertad que ahoga las vida a la mayoria de familias,asi no se puede vivir.
    Bueno que he de ir al funeral de un periodista compañero de mi hermano .
    con cariño y mucha ternura un beso
    Marina

    ResponderEliminar
  25. Mi querida monjita Sor Cecilia: Hace usted una entrada necesaria para nuestros días. Me sumo a las palabras de Nena y Marian. No les han dado la parte espiritual de valores...la Misa, la Comunión, la constante comunicación con la familia.
    Un besino.
    Goriot.

    ResponderEliminar
  26. Creo que la sociedad actual está un poco desquiciada en el sentido de dar todo lo que se pide, aunque no se tengan medios para adquirirlo y, si se tienen, dárselos, también, para que estén entretenidos en su habitación y no molesten.
    Yo tengo dos hijos y cuando eran más pequeños hemos intentado que prevaleciera el diálogo y el contacto personal, antes que el tan despreocupado consumismo interesado por los padres y queridos por unos inconscientes jóvenes.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  27. Sor.Cecilia Interesante Post Feliz domingo Saludos

    ResponderEliminar
  28. Nosotros los padres tenemo smuchas veces la culpa aunque procuramos dar lo svalores y educación que nuestros padres nos dieron pos por comodida aunque yo tengo una de 14 años que intento estar derehca con ella en algunas cosas nunca me ha insultado jajaj el dia que lo hago el cacheton es uufff jajaja como un dia le dije una buena nalgada a tiempo no hace daño asi decía mi abuelita y tenía razón , prefiero el castigo algo que les duela , muchísimas gracias por tu reflexión asi que a mejorar cada dia mas mil graciassss de verdad me gusto tu blog en la otra oportunidad no pude acceder espero que me pueda quedar, un abrazo fraterno Bea desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
  29. Lo primero de todo, no te actualiza el blog, me sales de hace cuatro meses, te he visto de casualidad.

    Llevas toda la razón. Yo he probado de todas las maneras, mostrándole mi ejemplo, que no paro de trabajar fuera y dentro de casa y de que cuando termino todas las faenas, es mi tiempo de descansar y de relajarme. Hablo mucho con él, frases cortas y sencillas, para que lo principal le llegue directo, pero si la persona no se deja ayudar, se tiene que pegar muchos golpes y levantarse, hasta que espabile, digo yo, porque al final, también me siento perdida y frustrada yo, que con tanto amor le aconsejo y le cuido,y parece como si tal cosa.

    Besos ángel.

    ResponderEliminar
  30. QUERIDA CECILIA, LA EDUCACIÓN PIENSO YO EMPIEZA POR CADA. NUESTROS PADRES NOS DIERON VALORES, CODIGOS DE VIDA, EDUCACIÓN Y RESPETO. POR ESO SOMOS ASÍ; LOS NIÑOS DE HOY TIENEN TODA LA LIBERTAD MAL DADA, ES QUE NO LES HAN PUESTO LIMITES ME PARECE.

    BESITOS QUERIDA AMIGA.

    ResponderEliminar
  31. Querida Sor Cecilia , cuantas veces me he hecho yo, esa misma pregunta.Creo que se ha querido dar tanto a los hijos.... pero sólo se les ha dado cosas materiales.Quizás haya faltado, diálogo, comprensión y tiempo compartido.
    Es una materia que todos debemos reflexionar.
    Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
  32. Mucha verdad en su reflexión!!!Nos hace pensar.
    Le deseo un viaje feliz.
    Un beso y feliz semana.

    ResponderEliminar
  33. Hola Cecilia,
    Yo creo que muchas veces pensamos que en los colegios educan y no es así, en ellos solamente enseñan. Tal vez deberíamos de preocuparnos de educar un poco más y cimentar valores necesarios en lugar de poner videoconsolas que los entretengan. No pensar que es un trabajo sino la satisfacción de formar personas. Pero claro, solo es mi opinión.
    Besos

    ResponderEliminar
  34. Hola Sor Cecilia, tiene toda la razón, creo que algo está fallando con los hijos, tienen demasiadas cosas y no saben valorar nada, son muy egocéntricos.
    Tenemos que hacer una buena reflexión todos, padres y abuelos.
    Que Dios le bendiga.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  35. Sor cecilia dígame usted el precio de su libro. Digamé también su correo para copmentar.
    Un besino.
    Goriot.

    ResponderEliminar
  36. Es muy difícil entrar en el debate ¿qué hacemos mal?, ¿qué no hacemos?, duro debate y profundo, mi padre me decía:

    "viaja por el mundo, no lleves mucho equipaje, un poco de honestidad, un poco de respeto y una gran cantidad de cultura"...

    Creo que la sociedad de consumo, se ha cargado además de muchas cosas la cultura y en la cultura entra todo un profundo sentimiento: Honestidad, respeto, cariño hacia el resto, trabajo, poder de sacrificio... un largo etc, que hoy ha perecido. En fin es un tema duro, pero no son las padres los culpables, es la maldita sociedad y sus multinacionales, que solo quieren amasar y para ellos necesitan consumidores y cuanto menores mejor...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  37. Que razón tiene Sor Cecilia, a mi me da miedo todos estos niños a partir de doce años, que los veo con muy poco interés. Solo sumergidos con sus móviles o consolas. En un viaje que hice a Córdoba estando en un restaurante entraron cuatro jóvenes dos chicos y dos chicas se sentaron en la mesa y cada uno se cogió su móvil y con los platos puestos se olvidaban de comer, no sabe el tiempo que perdieron chateando o jugando, mi sobrina me decía mira si parecen tontos. En fin sí que es verdad. No sé como será la próxima generación

    ResponderEliminar
  38. Hola, me han dado un premio en mi blog y tenía que nominar a once blogs, he querido nominar a aquellos blogs que sigo y a los cuales por falta de tiempo no conozco mucho a quienes lo componen. Espero que vengas a recogerlo y que podamos seguir conociéndonos.

    Un besazo.

    http://tamaravillanueva.blogspot.com.es/2013/03/premio-de-gema.html

    ResponderEliminar
  39. Excelente reflexión!!!

    El ritmo de vida tan acelerado de estos tiempos, ha hecho que poco a poco la educación de los hijos pase a un segundo plano, los padres se preocupan más porque nada material les falte, pero descuidan enormemente educarlos internamente, sembrarles valores, y predicar las buenas costumbres con el ejemplo.

    Hay mucho por hacer, nada está perdido, por más que queramos que a nuestros hijos no les falte nada, lo primero que debemos hacer es tomar conciencia de que estamos haciendo por nuestros niños? estamos realmente fomentando su riqueza espiritual antes que la material.

    Aún estamos a tiempo de salvar a nuestros niños de las garras de los antivalores, que lamentablemente cada vez va ganando terreno en la actualidad.

    Tarea de los padres, de los educadores, pero también de toda la sociedad.

    Abrazos alados, Sor Cecilia!!!

    ResponderEliminar
  40. Me ha gustado mucho este post. Cuando sea papá será un reto, mi sueño es poder dar suficiente tiempo a mi familia. Gracias. :)

    ResponderEliminar
  41. Creo que no hemos fallado en nada. los tiempos
    son diferenres.


    un abrazo

    fus

    ResponderEliminar
  42. Sor Cecília, que saudades das suas palavras.
    Sempre bom refletir com elas.

    Um abraço com ternura
    cecilia

    ResponderEliminar
  43. hola amiga,que gran entrada y que gran verdad haces en ella porque conozco a muchos padres que se hacen esta pregunta y solo se sienten culpables por dalres a sus hijos mucho mas de que ellos mismos recibieron a lo largo de toda su vida,sera ese quizas el meollo de esta problematica,quizas es mejor dar en la medida justa y enseñar desde pequeños el valor de las cosas.

    TE DEJO UN FUERTE ABRAZO AMIGA Y MUY FELIZ SEMANA!!!!!

    ResponderEliminar
  44. Hola sor Cecília: A mi esta entrada,me llena de congoja. Me invade la tristeza, porqué creo qeu totdo los puntos que expone, son ciertos. y todos, son muy preocupantes. La supervivencia de la sociedad actual esta seriamente amenazada.
    I hay que añadir el despego de estas criaturas hacia sus progenitores, que permiten que sus hijos vsyan mudándose de casa en casa, con la maleta siempre en el coche, de aquí para allà.
    No soy nada obtimista,al respecto.
    Reciba una fuerte abrazo y mi consideración

    ResponderEliminar
  45. No sé, yo como creyente en Dios que soy, atribuyo todos los males del mundo a la falta de Él, es decir, a la ausencia de Él en el corazón de la gente porque no lo buscan,, porque no lo han buscando para hacerlo partícipe de su vida cotidiana. Si las personas lo tuvieran dentro, y se dejaran guiar por él, otro sería nuestro mundo,para empezar! pero también, todas las modernidades que tenemos hoy en día no serían tropiezo porque habría un justo equilibrio en la familia, en los tiempos compartidos, y sobretodo, se le rendiría el tiempo necesario a Dios, para comandar toda su vida...
    Así, el mundo no estaría falto de comunicación, y todos los otros males superiores incluso que éste, que hoy por hoy abundan en el mundo.

    MI ABRAZO GRANDE.

    ResponderEliminar
  46. Hola, somos los chicos del PDC, muchas gracias por visitar nuestro blog, espero que no tengas otro chocamiento con las motos (:

    ResponderEliminar
  47. Grades verdades en tu reflexión amiga. Quiénes fallaron?, todos, especialmente la gran influencia de los medios y el mal uso de la tecnología. Los padres dejan mucho tiempo solos a sus hijos por cuestiones laborales y en lugar de apoyar a los docentes, que los suplen, se enojan con ellos. Está todo al revés.
    Antes había algo que es fundamental en la vida...RESPETO y AMOR en lo que se hace.
    Te lo dice una docente felizmente jubilad.
    Besitos y muchos. Gracias nuevamente.

    ResponderEliminar
  48. Recien estoy conociendo este mundo de los blogs y me encantan.

    Aca te dejo mi espacio para cuando tengas un tiempito.

    http://historiarealdecarmen.blogspot.com.ar

    Besos

    ResponderEliminar
  49. que pregunta mas existencial cecilia

    yo lo unico que se es que hemos fallado en vivir de manera sencilla y olvidado la trilogia:
    respeto, humildad y vida

    no se si estaras de acuerdo pero nos hemos olvidado de ser nosotros mismos creo....

    ResponderEliminar
  50. Hola Sor Cecilia, este es un tema que preocupa mucho, pero creo que no es de facil solución y voy a decirla, según mi opinión por qué.
    Yo creo que el problema es la FAMILIA.
    Habla de su generación, que muy probable es la mía, en la que su madre se ocupaba de la casa y principalmente de los hijos. Seguro que Ud. como yo iba andando todos los días al colegio, no la llevaba su mama en coche´, pero Ud, como yo, sabíamos que al volver a casa allí la encontraríamos, con la comida recien hecha esperándonos. Comíamos en família, y rezábamos en familia. Hoy en día esto es imposible, nos hemos creado tantísimas necesidades, que la familia de ahora no puede ser la família de antes. Los niños se crían en guarderias o en manos de "chicas de servicio" porque los padres, los dos trabajan y la convivencia no puede ser la misma.
    Soy maestra y me he dedicado muchos años a la enseñanza, y este problema lo he vivido muy de cerca. Yo dejé mi trabjao para dedicarme a mis hijos pero las circustancias no son siempre las mismas. Antes además, la generación de la posguerra nos conformábamos con muy poco, y ahora, al menos hasta antes de la crisis nadie se casa sin vivienda propia y bien amueblada, el coche es obligatorio, y a veces dos...y claro todo esto, se paga. En todos los aspectos.
    No me extiendo más, este tema da para mucho.
    Un abrazo Sor Cecilia y graccias por traer este tema al blog.

    ResponderEliminar
  51. No hemos fallado, amiga, son generaciones distintas, avances en la tecnología y una sociedad egoísta en la que se educan.
    Claro que antes no era como ahora, quizá sobran medios y falta atención. Hoy día la familia ya no es lo que era, dejamos a los hijos libertad para todo y no les enseñamos a valorar lo que cuestan las cosas. La educación no es la misma porque la vida que llevamos está centrada en lo material y olvidamos enseñarles que hay algo mucho más importante, como son los valores humanos.
    Es muy difícil educar a los hijos porque la propia sociedad no te permite ponerles trabas.

    A vos y a mí no nos educaron como ahora, pero espero que ésto algún día cambie. Ellos lo merecen.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

  52. TRASNOCHE

    No podemos entender,
    a estos niños de hoy en día,
    les falta aquella armonía
    de los niños del ayer.

    Les sobra filosofía,
    y no quieren entender,
    que no aprendieron a ser,
    como nosotros, diría.

    Les resbala casi todo,
    faltos de amor y atenciones,
    no encontraron soluciones,
    para vivir de otro modo.

    Les ofrecemos el moro
    y el oro de sus anhelos,
    chucherías, caramelos,
    por poder estar al “loro”.

    Móviles, ordenadores,
    juguetes con batería,
    que están en la estantería,
    esperándonos, señores.

    Les falta amor y cariño,
    atención y ejemplo tanto,
    que ya se han puesto otro manto,
    para seguir siendo niño.

    Según ellos, hoy estamos
    trasnochados los mayores,
    no entendemos los rumores
    de este mundo que habitamos.

    O.Z.M.


    Es cierto Sor Cecilia todo lo que dices. Yo tengo una nieta de 6 años,
    que ya me está diciendo lo que anteriormente pregono. No conocemos
    nada acerca de ellos. Hartos como están de todo, se creen ya superiores.
    Quién lo diría.

    ResponderEliminar
  53. Son palabras sabias las suyas y además tiene Vd. razón las generaciones nuevas no responden en todos los casos a la belleza del ser que el creador puso en nosotros pero yo no pierdo la esperanza en que la luz de cada uno aflore

    ResponderEliminar
  54. Es una tristeza, pero es la realidad, cuanta razon hay es sus palabras, la verdad es que si es preocupante la mediocridad en la que vive gran parte de la juventud hoy dia, los padres mas que nunca debemos poner enfasis en la educacion que reciben y el entorno que les rodea.
    Un texto muy digno de reflexion.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar


  55. Hola querida amiga Cecilia; gracias por la cálida ternura de tus palabras que me hacen sentir alimentada y arropada el alma, con ese halo de luz que sale de los sentimientos.

    Dentro de poquito ya comenzaré a publicar y a dejar mis huellas en este remanso de paz y amor de tus letras.

    Un fuerte abrazo lleno del afecto que me envuelve en este momento ❤ ♫ ❤

    Atte.
    María Del Carmen


    ResponderEliminar
  56. Sor. Cecilia feliz día de la mujer para vos y sus seguidoras.
    Saludos desde Abstracción texto y Reflexión

    ResponderEliminar
  57. Feliz dia de la mujer

    soy carmen la del personaje, carmen real, tan real como mi apellido
    es bello lo que decis, estoy triste muy triste, te mando abrazo

    ResponderEliminar
  58. Sor Cecilia, que franqueza la de sus palabras, mismas que yo en muchas ocasiones he dicho a mis conocidos, amigos y familiares, encontrándome solo con reproches, justificaciones y una frase muy recurrente: pero qué dices tu si no tienes hijos?.
    Yo no tengo hijos, pero eso no me impide ver lo que sucede a mi alrededor, ver como los chicos cada vez son más altaneros y exigentes y como a su vez sus padres o responsables ceden ante lo que ellos mismos han creado: dictadorcitos egoistas.
    A mí nunca me faltó nada gracias a Dios, pero tampoco me malcriaron, me enseñaron a valorar y disfrutar de lo que se tenía, a ganarme los aplausos y las correcciones, de ellas aprendería!!! En mi hogar y colegio se debía compartir y respetar los espacios, tenía que aprender a vivir en comunidad, sin ella no sería nadie.
    Yo lo siento mucho por estos chicos y por sus padres, en la medida de lo posible trato de corregir, comentar de manera respetuosa y tratar de educar, es lo que puedo hacer en mi entorno, pero ante usted lo confieso, en muchos casos, sino en todos he decidido tomar distancia, alejarme de eso que me aterra y que incluso llega a sacarme de quicio.
    Lamentablemente no se a qué llegaremos, creo que aun mundo aun másssss egoista y carente de personas capaces de compadecerse.
    Un abrazo sor Cecilia y fortaleza y confianza en el Señor en la tarea de educar que tiene entre en sus manos.

    ResponderEliminar
  59. Se mirado más fuera que al interior. Hemos sido del todo o casi del todo superficiales y ahora pagamos las consequèncias, porqué todo se paga aúnque no queramos verlo.
    Donde están los valores?


    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  60. Sor Cecilia,
    como madre, te cuento que tengo un hijo que es adolescente, es mi orgullo, es deportista, va al secundario a 5° año y si es un poco como vos decis,
    en cuanto a que son monosilabos, solo lee lo de internet, a pesar que de muy niño le he comprado libros de su edad
    tambien es cierto que es contestador y muchas cosas mas
    el tema de la alimentacion el come muy sano porque desde muy niño practica deportes y tiene disciplina
    y no me cargo moños pero debo confesar quiza a veces con pesar que he dejado pasar mucho, en cuanto a postergar para tener este hijo, he sido una madre muy presente
    postegue mi carrera en pos de la familia, sii bien trabajo, deje pasar algunas oportunidades
    ahora me duele el tener menos en otros sentidos pero aqui en la familia la he remado, ese es mi premio
    mi hijo hace tenis, rugby, no toma alcohol, no fuma, jamas se llevo materias y eso querida sor,
    todo eso tiene un costo, en eso todos aqui hemos apostado
    veo que muchas familias o mujeres viven para su propia satisfaccion en una filosofia del hedonismo, bien quiza sea bueno, no lo juzgo pero todo tiene un sacrificio, todo cuesta, nada viene de arriba.
    hay que tratar de que las cosas tanto lo privado como lo demas coincida,
    tambien muchas madres han tenido que salir a lidiar con lo de afuera para traer un dinero a la casa y han hecho todo lo posible para seguir adelante.
    Oye, mi hijo no es un santo, tiene sus cosas...pero trato de apostar en esto

    un fuerte abrazo . Gracias por estar. Gracias por leerme

    ResponderEliminar
  61. Prezada Sor. cecília, trago um mimo que é um desafio de incentivo à leitura. Está no blog www.arteseescritas.blogspot.com.br. Um abraço, Yayá.

    ResponderEliminar