Seguidores

viernes, 9 de septiembre de 2011

HISTORIAS DE SESY BO «COSAS DE NIÑOS»

                                                     IMAGEN DE INTERNET
                   

COSAS DE NIÑOS

                                      
Hola amigos míos:

Muchos de ustedes ya conocen «Las historias de Sesy Bo». Una niña luchadora, audaz que nada la detuvo para llegar a sus metas a pesar de su corta edad.

Una mañana de otoño con un cielo gris plomo y la chimenea de la fábrica de fundición llamada LA FARGA , muy cerca de su casa, fumaba y fumaba un humo intenso que dejaba desplomar partículas negras que se posaban en  las blancas sábanas y cualquier otra ropa tendida, dejándolas como un tizón.

Los padres de Sesy Bo estaban trabajando, el abuelo ordeñando las vacas desde muy temprana mañana y la abuela se fue a trabajar al campo. Cuando Sesy Bo se vio dueña y señora de la casa, puso manos a la obra.

Despojo las camas de sus sábanas y muy decidida, las puso en remojo con agua muy caliente y con ayuda de una banqueta, se subió pues no llegaba al lavadero y comenzó a restregarlas como una gran mujer de su casa.

 A penas podía con el peso de estas, pero no se desanimaba, tenía que dejarlas blancas como las dejaba su abuela.
La odisea cumbre llegó en el momento de tenderlas, se arrastraban por el suelo de tierra y se volvían a ensuciar, pero tozuda como era, contó… a la una…a las dos… y a las tres… hasta que una a una las dejó tendidas.

Se acercaba la hora del regreso de su abuela la primera en llegar a casa para preparar la comida. Sesy Bo se apresuró  a recoger las sábanas, pero sorprendida y confusa se quedó por unos momentos.
¡Mare de Deu!! ¡Madre de Dios!, las sábanas estaban aún húmedas, y volando las colocó en sus respectivas camas, no contó que no era un buen día para lavar con ese cielo plomizo sin un rayo de sol.

Pasó el día, Sesy Bo callada como una muerta, cosa muy rara en ella, la abuela de talante «de armas tomar» sospechó que la niña algo le pasaba, pero no le pudo sacar ni un« MU».

Llegó el momento más temido por Sesy Bo, el primero en acostarse fue el adorable abuelo José, tenía que levantarse a las 3 de la mañana para atender a las vacas y de repente se oyó un grito desde la alcoba de la abuela…!Noia, noia! Era el abuelo que llamaba a la abuela! Chica, chica!, la abuela se apresuró a ver qué sucedía con aquellos gritos inusuales del abuelo, un hombre de carácter noble, sereno, pacifico, y sucedió lo esperado, vino la abuela encolerizada con la correa del abuelo y sin mediar palabra descargo su talento justiciero, al cual ya estaba más que acostumbrada las tiernas carnes de aquella niña que solo pretendía ser útil a una familia en que todos trabajaban desde el alba hasta el ocaso del sol.

Sesy Bo, aprendió que hay que saber hacer las cosas a su tiempo y que jamás se debe de arremeter con ira ante una travesura inocente de una niña.

Al ver este vídeo que les dejo, me acordé de este hecho de mi vida de infancia, que no tengo escrito en mis memorias, creo que debería tener unos 10 u 11 años , no creo que más, pero aprendí una buena lección.

*Pongan amor cuando vean a sus hijos que sin malicia les hacen una trastada al intentar ayudarles en los quehaceres de la casa.
* No les riñan con demasiado rigor
*intenten explicarles que todo tiene un tiempo y un aprendizaje.
* y denles algo que ellos crean que son de ayuda, verán cómo les ayudan a crecer con más sentido de la vida en el amor que no en el temor.
.Sesy Bo, les da las gracias. y este vídeo que ha hecho que les cuente mi hazaña infantil.


                                        





LES DEJO MI TERNURA




                                    
                                            LA FRASE ES PARA USTEDES
                                                         FELIZ SEMANA

99 comentarios:

  1. Hola, Sor Cecilia:

    Aún conservo la butaquita sobre la cual nuestra hija menor, siendo niña, se paraba para ayudarnos a lavar los platos.

    Tierna historia y el vídeo ni se diga, muy bueno.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Yo no conocía a Sesy Bo...
    Que triste me he puesto, y cuanto te quiero Cecília.
    Besos a miles.

    ResponderEliminar
  3. ……………………….@@@@ Que Tengas
    …………….o00o………….@@()@@ Buen Fin de Semana
    ……vVVv..00()00………_…@@@@
    …..(___).`0000´…_.(_)_……L………Muy Buen Post.
    …..~Y~……..|…….(_)@(_)…..|………
    …….\|……….\|/……/.(_)…….\|/…..
    …..\\|///……\\|//..\|/..\\|//…..

    ResponderEliminar
  4. Pienso que todos tenemos que recordar alguna "injusticia" que nos pasó de pequeño, pero lo que prima es el amor que nos dieron. Cuando nacen los hijos no vienen con el libro de instrucciones y ni todos los padres son iguales, ni los hijos tampoco. Lo importante es el amor, que se sientan queridos, que si hay que corregir sepan que es por que nos importan mucho.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Hola Sor Cecilia, que historia tan tierna nos deja hoy, muy buena para reflexionar, y el video es muy bueno.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  6. Hola Sor Cecilia, una historia muy tierna y conmovedora...siempre me pregunto por qué los adultos olvidan que fueron niños y que hicieron travesuras...el adulto tiene que discernir al niño con alma de niño y no maltratarlo.
    Es un placer leerle, QDTB, reciba mi abrazo sincero.

    ResponderEliminar
  7. Que historia!!un fuerte abrazo y todo mi cariño.

    ResponderEliminar
  8. Ja...ja...ja...! ¡Que divina! ¿No son fabulosos lo chicos? No hay nada mejor , ni más lindo que la carita de un niño/a, que sin saber que hace una travesura, intenta hacer algo bueno en auxilio de sus padres! Los míos han cocinado conmigo desde que pudieron pararse, antes los sentaba en la mesada y mientras yo cocinaba, charlábamos! Y eran chiquitos!
    Me hizo reír mucho el video, y me dió mucha pena de Sesy Bo, pero antes te enseñaban así, no conocían otra manera, ¿no?
    Besos hermana que esté muy bien y cariños a las hermanitas...

    ResponderEliminar
  9. Que historia mas tierna y bonita de Sesy Bo , ya de pequeñita demostraba tener un encanto especial estimada Sor Cecilia.Supongo que todos de pequeños hemos hecho alguna travesura pensando que hacíamos lo correcto , pero en esa edad es normal , la vida es un aprendizaje y todo tiene unas fases y procesos y nos enseñan a aprender y a madurar.El vídeo muy simpático y lo contenta que esta la niña dejándolo todo tan limpio!jaja

    Le deseo un hermoso día, estimada amiga.

    Un fuerte Abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Bon día Sor Cecilia.
    Pobrecita Sesi.
    Sabes me has llenado de ternura.
    Fíjate las dos vivíamos en Barcelona.
    Lástima que no hubiérmos conocido.
    Muchos besitos, Montserrat

    ResponderEliminar
  11. Querida Sor Cecilia: quiero abrazar muy fuerte a Sesy Bo, mucho y darle muchísimos besos, los que merece por su acto solamente bien intencionado y repleto de generosidad. Pero no me atrevo a juzgar a su abuela, seguro que era en una época en que la "correa" se utilizaba para "castigar", que era, quizás, la única forma de educar que conocía. No la justifico pero seguro que le dolió cada golpe.....Ay!, que historia tan injusta y, por lo que tengo oído, tan común. Lo dicho, quiero abrazar a Sesy Bo y hacerla sonreir.
    Mil estrellas de alegría
    Sherezade

    ResponderEliminar
  12. El video es buenísimo, Si es que lo que no se les ocurra a los niños.... Yo aun me acuerdo de cuando mi hija pilló al gato, lo bañó y luego se lió a ponerle aceite corporal!!!!!! Pobre gato, tuve que bañarlo de segunda para quitarle todo el aceite de su pelaje. lo que nos reímos!!!!!!!

    ResponderEliminar
  13. Sor Cecilía.A cuantos por la edad que tenemos,la inocencía, la época que nacimos, las circunstancías familiares nada alagueñas en ciertas familias,tuvimos situaciones parecidas
    .. Dejas unas buenas reflexión,a tomar en cuenta..

    Un abrazo..

    ResponderEliminar
  14. "A tu lado" unas oraciones antes de irme ya preparando mi trabajo muy pronto.
    He leido con atención tu relato de niña y eras niña y casi querias ser mujer ayudando a los quehaceres de la casa...yo sólo supe jugar dando telegramas que mi papá me dejaba ya trasmitir y despues pude disfrutar siendo telegrafista,hasta que el morse ha muerto en las comunicaciones pero dreo que no era muy traviesa.
    gracias por tus palabras de apoyo ¿ves ?cada uno es como es y yo hoy me desvivo por mi hermano que le veo sufrir...asi soy yo Cecilia .
    un abrazo
    Marina

    ResponderEliminar
  15. Pues sí, Sesy Bo no calculó bien y su ayuda se quedó en travesura, aunque ella siempre supo que no lo era.

    Espero que esa mala experiencia no la resabiase y siguiese intentando ser de ayuda en otros momentos de su vida.

    Saludos Sor Cecilia.

    ResponderEliminar
  16. Este relato me ha devuelto a mi infancia, ¡¡¡cuantos recuerdos¡¡¡ así era entonces, creían en el dicho de la letra con sangre entra, algunos niños de entonces tienen tb esos recuerdos aunque...puede que más aumentados y desde más temprana edad.
    Un placer siempre poder leerla
    Un tierno abrazo

    ResponderEliminar
  17. Muy buena entrada, Sor, vídeo incluido. Es bueno ecordar la niñez, en el fondo, siempre queda algo del niño o la niña que fuimos.

    "No matéis a la niña que llevo dentro,
    quiero que esté conmigo hasta el último día"

    Es lo que siento y digo yo en uno de mis poemas.

    Feliz finde, hermana. Paz y bien.

    María

    ResponderEliminar
  18. Menos mal que me has hecho reir con el video, porque con violencia no se educa, se esclaviza.

    Y la cara que ha puesto la madre cuando ha visto su pc en el escurridor? jajajajaja.

    Te Quiero, besos.

    ResponderEliminar
  19. Yo soy de las que guardo todo: desde su primer rizo de pelo hasta la primera poesia o dibujo de algún novio-a que le mandan. Tengo pensado encuadernar todo lo que tengo escrito sobre ellos con sus fotos, dibujos, anécdotas. De cada uno de ellos, tengo dos, manuel de 16 y lucia de 9 desde que supe que estaba embarazada estoy escribiendo. Cuando cumplan los 18 se lo daré. Menudo rollo estoy metiendo, nada Sor Cecilia que ya estoy de vuelta del veranito y que de nuevo encantada y con muchas ganas de leerte de nuevo. bicosssss
    Sidrina

    ResponderEliminar
  20. Una historia muy tierna, esa niña quería ser mayor.
    Ser útil, ayudar.
    De pequeña iba yo también al lavadero, cogía todo lo pillaba y me iba a lavarlos, no fui tan atrevida, siempre llevaba ropa pequeña.
    QUE DIOS LA BENDIGA.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  21. Hola Sor Cecilia, no conocia a Sesy Bo.
    Me ha parecido un relato de gran ternura.
    Gracias por compartirlo hermana, te deseo un feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  22. Sor Cecilia, ¡Qué relato más bonito! lo he leido con mucha atención. El video muy original y significativo.
    Que ternura derrocha usted... ¡Hermanita!
    Un besino.
    Goriot.

    ResponderEliminar
  23. Buen día Sor Cecilia, que linda la acción de Sesy Bo, lástima que los adultos olvidemos pensar como niños, actuar como niños y sentir como niños...
    Me quedo recapacitando...
    Un abrazo y hermoso fin de semana,
    Piedad

    ResponderEliminar
  24. Mi querida Sor Cecilia: Me has emocionado con tus recuerdos pues desde pequeña has sido consciente de que debías de ayudar a los seres que te rodeaban. Como te decía al principio de conocerte: ¡Eres la releche!

    Bon cap de setmana i bona Diada.

    Petons.

    Malena

    ResponderEliminar
  25. Sor Cecilia, eres muy especial, sabes trasmitir, llegar a los corazones. Eres alguien muy importante o muy sencillo como una piedra en en la camino, que hace tropezar para reflexionar, esa eres tu. Nunca te canses de seguir, dios tendra un sillon muy comodo para descansar, solo tienes que escucharle. un abrazo lleno de amor

    ResponderEliminar
  26. Antes de arremeter contra alguien deberiamos ponernos en su piel y pensar un poco.Feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  27. Tierno y a la vez triste relato que nos cuentas Sor Cecilia, la niña lo único que quería era ayudar, pero creo que pegando no se enseña nada bueno, las cosas se pueden decir de muchas formas pero nunca pegando y menos con la correa de un cinturón u otras cosas, con la violencia no se gana nada bueno con nadie, muy gracioso el vídeo, lo contenta que se pone la madre al ver a la niña fregando y que cara pone cuando ve lo que es jaja, gracias por arrancarnos una sonrisa, feliz fin de semana Sor Cecilia.

    Besos.

    ResponderEliminar
  28. Milllll gracias por vuestrea preocupacion.Aun no puedo leeros,ahora peor que antes,pero si quiero pasarme a daros las gracias a cada uno de vosotros.Millllll gracias con el corazón,sois todos un amor

    ResponderEliminar
  29. Voy a limpiar de inmediato la pantalla de mi ordenador, no sea que venga mi nieto y quiera ayudarme.
    Como muy bien dice, Sor Cecelia, conviene juzgar la intencionalidad con las que se hacen las cosas. También mi ternura y cariño.

    ResponderEliminar
  30. Hola Cecy, una triste experiencia pero al mismo tiempo aleccionadora.

    Es generacional, las generaciones antiguas castigaban en forma increíble las travesuras de los niños, ahora todo ha cambiado. Es importante corregir pero con inteligencia.

    Muchos besos dulce Cecy.

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  31. gracias por anegar nuestro corazón de ternura y belleza querida y respetada amiga, muchos besinos y feliz fin de semana con todo mi cariño
    Y por favor, sigue acompañándonos en nuestro caminar para que el sendero no se haga tan pendiente

    ResponderEliminar
  32. Triste y a la vez bella historia, un relato de tu niñez con el encanto y la ternura de aquellos años…ya en aquel tiempo querías ayudar a los demás…
    Que tengas un buen fin de semana querida Cecilia.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  33. Hola, Hermana Cecilia..qué tal está? ¡Qué bella entrada nos ha dejado hoy!.Se imagina una a la chiquilla haciendo tan duras tareas, mientras lee. Ea una historia conmovedora. Besos y que Dios la bendiga y la cuide para que pueda seguir con su gran labor.

    ResponderEliminar
  34. Un dulce relato Cecilia.

    Gracias por tus palabras y visita.

    Cariños.

    ResponderEliminar
  35. Hola hermana !

    Hermoso video y sentido relato el suyo. Mi hija me ayudaba a lavar los platos, a preparar la comida y le gustaba barrer, ahora lo hace mi nieta, y también lo hice yo cuando pequeña para satisfacción de mis papàs- Ayudaba a mi padre a pintar las paredes :) y el se sentía orgullo de su hija ( lo recuerdo muchas veces con emoción y cariño inmenso )
    Los niños ayudan, les gusta ayudan a los mayores, sean sus papas, sus abuelos, tíos, etc- y como dice usted hermana debemos dejarlos y estimularlos a que lo hagan para su hermoso desarrollo.
    Bellisimo post hermana !!! me ha encantado leerla y ver el video.

    Paso a saludarla con cariño, un beso y un fuerte abrazo

    Aurora

    ResponderEliminar
  36. Una hermosa historia de amor, de intenciones y no de hechos. Estas son las importantes, lo que de verdad hay en el corazón.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  37. Que video más lleno de ternura.....definitivamente el amor debería ser siempre tan infinito para nuestros niños,no siempre es así, y puede dejar grandes huellas en esa persona...huellas que sólo el mismo amor puede curar algún día , un abrazo cariñoso , Pame.

    ResponderEliminar
  38. Hola amiga!!!
    Gracias por compartir esta historia tan interesante la cual invita a la reflexión!
    Feliz Fin de Semana!
    Que Dios le Bendiga Hoy y Siempre y un fuerte abrazo desde Venezuela!!!

    ResponderEliminar
  39. Preciosa historia Sor Cecilia. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
    http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  40. No conocía la historia y me ha conmovido. En la época pasada se castigaba a los niños con mucho rigor. Los extremos no son nada bueno. De aquí hemos pasado a dejar que el niño haga todo lo que quiera sin reprenderlos siquiera. Les damos todos los caprichos y en ocasiones lo convertimos en auténticos tiranos.
    Al niño hay que enseñarlo desde pequeño y dándoles unas pautas de conducta. Tienen que saber que tienen sus derechos pero también sus deberes y la más importante,(EDUCARLO EN VALORES)
    http://ventanadefoto.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  41. hola Sor Cecilia, una historia tan bonita, me das la oportunidad de recoger experiencias cuando me llegue el momento de educar a mi(s) hijo(s).
    Gracias por compartir

    un abrazo^^

    ResponderEliminar
  42. La violencia solo genera violencia, los recuerdos que yo tengo de mi abuela son todos buenos, para ella todo lo que yo hacia estaba bien , me quiso siempre sin condicionamientos y yo a ella.

    ResponderEliminar
  43. HOLA QUERIDA SOR CECILIA
    QUE LINDO TEXTO, ME RECUERDA A MI CUANDO ERA PEQUEÑA QUE QUERÍA HACER LAS COSAS DE LA CASA, LIMPIAR... DE GRANDE CAMBIÉ UN POCO JIJIJII
    BUENO, ME PUSE UN POCO BOHEMIA.

    BESITOS QUERIDA AMIGA
    CON TODO MI CARIÑO
    GRACIAS POR BENDECIR MI RINCONCITO CON TUS PALABRAS.

    SALUDITOS DESDE ARGENTINA.

    ResponderEliminar
  44. una historia preciosa, Sor Cecila, gracias por tus aportes llenos de ternura que nos invitan siempre a la calma reflexión y además, siempre con tu toque de humor, ya lo creo que los hijos no tienen precio!

    un beso grande!!!

    ResponderEliminar
  45. Me dio mucha ternura el relato de ese episodio de tu niñez, Cecilia, a veces los mayores no nos damos cuenta cuánto podemos lastimar a un niño, no sólo con una correa sino con nuestros dichos.

    El video me causó mucha gracia :)

    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  46. Eres un sol.

    Un abrazo en el tiempo y la distancia a la dispuestisima Sesy Bo.

    ResponderEliminar
  47. Precioso y educativo relato para algunos padres.

    Buenas noches Hermana Sor

    ResponderEliminar
  48. Muchas veces, hacemos las cosas con la mejor intención y los demás no nos las interpretan de la misma manera.
    Tiempo atrás, ya el sistema educativo era agresivo para la sensibilidad de un niño que empieza a vivir.¿Quién no recuerda un bofetón? ¿Quién no ha recibido un reglazo en la mano?
    Hoy todo ha cambiado, de un extremo se ha pasado al opuesto. Yo creo que en un término medio se encuentra la virtud.
    Al lavar esas sábanas, Sor Cecilia, puso el corazón, con el tiempo se le ha ido haciendo grande y ahora lo reparte con los demás.Gracias.
    Abrazos en el corazón.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  49. ME ENCANTO ....LA HISTORIA DE LA NIÑA....
    PERO COMO SE QUEDA LA MADRE ...
    MUY BUENO.
    Y ME ENCANTO ESCUCHAR IMAGINO QUE SUS PALABRAS.
    UN SALUDO GRANDOTE.

    ResponderEliminar
  50. Sor Cecilia, me ha hecho enmudecer. No sabía nada de Sesi Bo pero me ha dolido casi tanto como a ella la correa de la abuela. Lo mejor de todo es que aquello que tuvo que vivir, lejos de hacerla malvada o insociable, la ha convertido en una persona dulce e íntegra hasta la saciedad. De la bondad no hablo porque la llevaba usted innata. Besos muy tiernos, hermana.

    ResponderEliminar
  51. Hola Sor Cecilia.
    Una historia que verdaderamente llega muy adentro.
    Es una pena que algunos adultos no tengan consideracion con los pequeños.
    No se dan cuenta que ellos son nuesto futuro y no podemos traumatizarlos y desvalorarlos.
    Una bella entrada digna de su persona.
    Con cariño.
    Ricard

    ResponderEliminar
  52. Querida amiga, traviesa es poco, pero aprendiste la lección al fin, ja ja ja. Aunque no comparto los métodos usados.
    Muy bueno el video y tu frase, me la llevo a mi blog de regalos. GRACIAS. Besossssssssssssssssssssssssssssssssssss
    Te cuento que la música da carne de gallina, es hermosísima.

    ResponderEliminar
  53. Primero preguntar y después pegar..muy mala enseñanza de esos padres golpeadores...después esos niños de mayores arremeten contra sus críos..no con cinturones en desuso como "herramienta de enseñanza" pero si con acosos psicológicos que crea traumas. Una fea lección le dieron a la pobre niña.
    Un post educativo que enseña a los padres que no deben ser tan ofensivos con su hijos...para no crear futuros golpeadores.
    Saludos desde el sur

    ResponderEliminar
  54. Primero preguntar y después pegar..muy mala enseñanza de esos abuelos golpeadores...después esos niños de mayores arremeten contra sus críos..no con cinturones en desuso como "herramienta de enseñanza" pero si con acosos psicológicos que crea traumas. Una fea lección le dieron a la pobre niña...creo que con una enseñanza platicando allí y unas risas por la travesura..hubieran surtido mejor efecto
    Un post educativo que enseña a los padres y abuelos que no deben ser tan ofensivos con su hijos...para no crear futuros golpeadores.
    Saludos desde el sur

    ResponderEliminar
  55. Una historia triste, pero real y que deja una enseñanza. No a la violencia, no a los enojos y a los malos tratos.
    Me encantaron tus consejos, hay que educar a los niños con amor, porque es como ellos vienen al mundo y porque ellos nos dan todo sin pedir nada a cambio.

    Una gran entrada, para reflexionar y pensar en como criar a los chicos para que tengan la mejor de las infancias.

    Un beso enorme Cecilia! Gracias por tu comentario en mi blog.

    ResponderEliminar
  56. Hermanita la historia me puso muy triste.
    Yo no conocía a Sesi Bo, pero se ve que era muy emprendedora y decidida.
    También me lleva a refeccionar sobre la crianza de los niños para ser cautos y no cometer injusticias.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  57. De verdad Sor Cecilia, eres la Reina de los blogs, que maravilla, perdona no había visto este post, ahora lo he visto.
    Estoy bien y con mucho trabajo y con este calor voy cansada esa es la verdad, pero pronto pasará, y en unos días ya estaremos con el abrigo.
    Un abrazo de Cariño y tambien toda mi ternura para tí, un abrazo muy grande, Mª Trinidad

    ResponderEliminar
  58. Hola amiga Sor Cecilia buen post , gracias por contarnos una historia real de tu vida. Siempre hay Primero que contar hasta diez y después regañar Jejeje.

    El vídeo es genial jajaja el ordenador reluciente, limpio como una patena jajaja y la niña tan feliz.

    Besos de luz y color de MA para ti.

    Gracias mil por tu huella amiga.

    ResponderEliminar
  59. Hola dulcísima Cecilia, vengo a visitarte para leerte (esta historia es conmovedora, sinceramente), y para respirar la paz que transmites, incluso, a través de tu blog. Hoy se cumplen dos meses de que mi madre partiera, y tus palabras en el mail que me enviaras, y tu voz en los poemas, son una caricia en el alma. Es difícil decir lo que uno siente cuando se reciben mimos de ésta índole. Sólo darte inmensas gracias, y enviarte mi cariño desde Ciudad de Buenos Aires.

    PD: auténticamente nos dejas tu ternura cuando pasas. Un beso ,)

    ResponderEliminar
  60. AMIGA MIA SOLO QUERIA DECIRTE GRACIAS , POR TODA TU HERMOSA AMISTAD...

    UN SIN FIN DE ROSAS AZULES SOBRE TU VENTANA...

    ResponderEliminar
  61. Hola Sor cecilia, que bueno que estes de regreso. Yo estoy bien, pese a todo lo que esta pasando. Bello texto el que compartes amiga. Te dejo un beso, cuidate mucho y gracias por dejarme tu ternura en mi rincon poetico.

    ResponderEliminar
  62. Como me has dicho intentaré dejar mi comentario como anonimo, aunque deje mi nombre

    Este relato ayer cuando lo leí, conmovio mi alma, por la inocencia y ternrura que ya desde entonces ocupaba tu alma, por esa proeza de querer con tanto efuerzo dejar las sábaas blancas, pero...me has hecho reir pensando en el pobre abuelo jaja
    Estoy feliz de poder llegar de nuevo, de estar mejorando para compartir los sentimientos que encierra cada uno de nuestros escritos y como o, dejarte hoy mi cariño e un gran abrazo
    Stella( Carmen)

    ResponderEliminar
  63. Sor Cecilia que bella su entrada, de hoy feliz fin de semana.
    Saludos de José Ramón desde
    Abstracción textos y Reflexión.

    ResponderEliminar
  64. Reconozco que no conocía a Sesi Bo. Gracias por el relato y por presentármela. Se puede reflexionar y aprender mucho ahí.
    Abrazo. Jabo

    ResponderEliminar
  65. Hola Sor Cecilia: me quedé corto con mi comentario anterior. Lo he releído y he entendido mejor, mucho mejor. Ojala hubiera muchas Sesy Bo. Otra vez gracias. abrazo. Jabo

    ResponderEliminar
  66. Si algo detesto, es que un adulto descargue su rabia en un niño, de esa forma no se enseña, se crea temor y confusión.
    Un abrazo sor Cecilia.

    ResponderEliminar
  67. No conocía a Sesy Bo y me ha dado mucha pena el cómo terminó su aventura de lavandera. Estoy segura de que hubiéramos hecho muy buenas "migas" en nuestros tiempos de infancia ya que yo también aprendí muchas lecciones a base de "manporros"......por decirlo en tono humorístico, entonces lo veíamos hasta normal, menos mal que los tiempos han cambiado.Besotes

    ResponderEliminar
  68. Hola Sor Cecilia
    Yo tampoco conocía esta conmomedora historia que me ha emocionado.
    Es tan importante la infancia de los niños y cómo inlfuirá todo ello en una vida posterior.
    Imagino a esta niña queriendo hacer las cosas para agradar y ayudar. Imagino la incomprensión de los adultos y, sobre todo, la determinación de esta niña de sacar la mejor parte de algo que podría haberle marcado.
    Preciosa historia, gracias por compartirla.
    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  69. Gracias, gracias por ésta historia que llama a la reflexión
    Cuántas veces habré sido injusta, aún sin quererlo, con mis siete hijos a los que tánto amé y amo!!!
    Pero lo hecho hecho está Si lo fui o soy no ha habido mala intención y , aunque ahora me brota el llanto, tendré que pedir perdón al Señor y perdonarme a mi misma.
    Gracias
    Un saludo cordial

    ResponderEliminar
  70. Pondré mi ordenador bajo llave. Buena lección la suya. Saluditos.

    ResponderEliminar
  71. !QUÉ BONITA HISTORIA¡ El mensaje alto y claro.
    Muchas gracias Sor Cecilia.
    Un abrazo y feliz fin de semana para todas las hermanas.

    ResponderEliminar
  72. Querida Sor.Cecília!

    Reflexivo e de grande sensibilidade este texto.O que me faz acreditae, como as crianças, que eventualmente o bem não é esmagado.
    Afirmo aqui, como se fosse o primeiro do ano, minha esperança de que a gente se humanize um pouco, num contraponto à brutalidade,à impunidade e à arrogância.A pequena enseada é um abraço, o cheiro de mato é um chamado, o mar convida a celebar a vida numa intimidade com o mundo que a gente esqueceu na agitação cotidiana.Que a inocência primordial não se perca no atropelo das civilizações.

    Um beijo e um ótimo fim de semana!


    PS:Tenho trabalhado bastante,por isso ando afastada do blog.Mas amo o que faço, isto é maravilhoso!

    ResponderEliminar
  73. GRAN ENTRADA SOR CECILIA, UNA REFLESION PARA RECORDAR. PASE PARA VISITARTE Y DESEARTE UN BUEN FIN DE SEMANA

    ResponderEliminar
  74. Yo también le dejo mi ternura, no sin antes llevarme la suya.

    Me gusta ver gente por aquí que dice: ¡Mare de Deu! Por donde yo vivo a veces a la Virgencita la llamamos la Maredeueta, que no significa exactamente lo mismo ...

    Y sobre los 12 años hice, por propia iniciativa, un arroz seco con la olla a presión que a mi padre le pareció olía estupendamente y cuando se destapó la olla estaba como un alquitrán negro. Pero nadie se enfadó; era verano y no había prisa.

    Me he fijado muy bien en la cruz de su escudo, es una cruz que da para todo un blog. Muy bonita.

    ResponderEliminar
  75. Cecilia:
    despertaste en mì un sentimiento de ternura de ese episodio de tu niñez¡
    los seres humanos no equivocamos, las pautas culturales y sociales obnubilan la razòn y el entendimiento, a veces quedan marcas y heridas que tardan en cerrarse, sòlo quièn comprende que el perdòn y la comprenciòn enaltecen al alma, puede sanar. Mientras què el resentimiento y rencor opaca nuestros atributo amor.
    ¿CUANTAS HISTORIAS DE SESY BO EXISTEN TODAVÌA EN EL MUNDO?
    besos querida amiga

    ResponderEliminar
  76. lA HISTORIA ES TAN DURA COMO LA VIDA MISMA,AHORA LOS TIEMPOS HAN CAMBIADO Y NO SE EMPLEA LA VIOLENCIA COMO MÉTODO EDUCATIVO POR LO MENOS LA VIOLENCIA FÍSICA,AUNQUE HAY MUCHAS MANERAS DE HACER DAÑO A LOS NIÑOS,A VECES CREEMOS QUE SI NO HAY VIOLENCIA FÍSICA NO HAY VIOLENCIA.MENOS MAL QUE CON SU VIDEO NOS DEJA UNA SONRISA PARA SOBRELLEVAR ESTAS DURAS REFLEXIONES.UN ABRAZO CON MUCHO CARIÑO.

    ResponderEliminar
  77. Magnifico relato, Y tan bien explicado. Me ha gustado mucho.. Un verdadero lujo llegar hasta aqui...Muchas Bendiciones!!

    ResponderEliminar
  78. ¡Qué historia!
    Y, vista desde los ojos de una niña, tan llena de buena voluntad.

    Creo que a veces olvidamos que los niños son niños y pensamos que ellos actúan como nosotros. Si nos detuviésemos siempre a preguntar por sus motivos veríamos su afán por ayudar ¡incluso si te lavan el ordenador portátil!

    ResponderEliminar
  79. Preciosa entrada, no hay nada más puro y lleno de dulzura que son los nenes. Te dejo un cariño enorme. Besitos

    ResponderEliminar
  80. Es para reflexionar, una historia muy linda pero a la vez triste, hermanita, siento esos latigasos tambien en mi piel.
    Es triste ver que muchos padres utilizan esta forma para educar a sus hijos, no se toman su tiempo para preguntar que paso? por que hiciste eso? en fin, si dialogaran un momento con sus hijos pienso que este no seria el desenlace.
    Gracias hermanita por los regalitos que me envio, estan bellos

    ResponderEliminar
  81. Me alegra haber llegado hasta este blog, que lindos relatos!Muy tierno, tanto que me da mucha nostalgia.
    Me encanto leerla hermana Cecilia.
    Un abrazo,
    Dolly

    ResponderEliminar
  82. BUENOS DIAS ..."A TU LADO"HOY DOMINGO UNA ORACIÓN,Y TU RELATO CON HERMOSAS PALABRAS DE TU INFANCIA HE VUELTO A LEER...
    TE DESO UN FELIZ FIN DE SEMANA.
    UN ABRAZO
    MARINA

    ResponderEliminar
  83. Mis besos cargados de amor y felicidad.
    Besos en el alma y hasta el martes.

    ResponderEliminar
  84. Sesi Bo, cuanto tiempo sin saber de ti. Me encanta leer tus aventuras, aunque siento que esta sea desventura mas bien. Pero ya sabe Sor Cecilia como usted bien dice de todo se aprende, un abrazo.

    ResponderEliminar
  85. Hola Sor Cecilia:
    Leí su comentario en mi blog y aquí estoy aceptando su amable invitación al suyo.
    Bonita historia la que ha escrito, con no menos profunda moraleja... Muy bella. Y la frase de reflexión acerca de Dios, los hombres y su falta de comprensión o de reflexión, como se quiera ver... Me ha impactado , especialmente hoy, que se cumple el décimo aniversario del horroroso atentado contra las Torres Gemelas de Nueva York y El Pentagono En Washinton donde tanta personas inocentes murieron sin sentido ninguno en pos de un fanatismo y lo peor pensando que Dios estaba con ellos. Hechos que vivo muy íntimamente por razones que ahora son muy largas de contar.
    Encantada de conocerla y de contarla como una amiga más. Ya sabe donde encontrarme.
    Un saludo muy cordial.

    ResponderEliminar
  86. ♥ ♥ ♥ Graciassssss Sor Cecilia por compartir a Sesi Bo, puedo decir nuestra niña hermosa, un beso Mi dulce y querida Sor Cecilia = Sor toda Ternura ♥ ♥ ♥ ****

    Dios la bendiga en cada amanecer de todo corazòn ♥ ♥ ♥

    paz y bien *

    ResponderEliminar
  87. Querida Sor Cecilia
    Me alegro de verte de vuelta,mi ordenador se estropeó y durante un tiempo no he podido hacer comentarios,lo peor es que he perdido todas mis carpetas de imágenes así que será casi como empezar de nuevo
    ¡Por lo que veo fuiste una niña muy traviesa!
    Muchos Besos

    ResponderEliminar
  88. Me sorprende tu memoria, y tu capacidad de perdon hacia quienes no sabian por cansancio o falta de tiempo para pensar, que estaban atacando justamente a quien los quiere ayudar; algo que en esta vida pareciera que es mas que comun, tengas la edad que tengas, doy fe.
    Un fuerte abrazo, y que tentas una hermosa semana llena de sol en tu corazon.

    ResponderEliminar
  89. que lindo y triste,pero muy aleccionador,bendiciones♥

    ResponderEliminar
  90. Hola. Aquí estoy, siguiendo la recomendación que me ha dejado en el blog. No es fácil algunas veces ver los actos de los hijos desde el punto de vista de su intención; y cuando además de madre se es hija, las cosas se complican. Pero el mensaje de este post es muy bello. Gracias por traerme hasta aquí. Pondré este blog en la lista de mi "Diario de una cardiópata", y la invito a visitar "Meiga Noite de Lúa" en el que, entre otras cosas, hay un montón de detalles de una niña que nunca dejó de serlo, por las circunstancias de su infancia y a pesar del tiempo, que la liberó de muchas cosas, aunque sigue sin saber si el precio que está pagando es o no el que debiera...

    De todos modos, esa niña sí tiene claro que lo que sucede siempre sucede por algo.

    Biquiños.

    Carmen.

    (Carina, C.D.)

    ResponderEliminar
  91. Jajajajaj, me encantó el video, lo que vale es la buena intención y nunca estas cosas deben enojar a los papás, los niños también tienen nobles intensiones y concuerdo con Ud, de que solo el diálogo y la paciencia es la mejor aliada en estas circunstancias. Hermoso el relato de Sesi Bo.
    Buena semana!
    Besos

    ResponderEliminar
  92. no se como he llegado a este blog, pero me ha encantado y esta historia me ha impactado, es triste y sin embargo es tierna y bonita.
    Por aquí me tendrá leyéndola, su blog transmite paz y de eso llevo meses muy escasa.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  93. Gracias Sor Cecilia por este relato. ¡Cuantas veces haces algo por amor y se malinterpreta! Mi madre es muy mayor y todo lo que hago, porque creo y así me aconsejan que es mejor, para su salud, cree que es porque me estorba y quiero deshacerme de ella. Gracias por contarselo, por su serenidad y su fe. Besos Ana Marí

    ResponderEliminar
  94. Hermoso relato...y triste a la vez. Y el vídeo,me ha hecho sonreír..Un beso cariñoso.Elsa

    ResponderEliminar
  95. Pobreta la Sesy Bo, es una historia tierna, y altamente instructiva.

    ResponderEliminar