Seguidores

sábado, 19 de noviembre de 2011

ALGUIEN NOS LLEGA EN EL MOMENTO JUSTO

                                                                         
Mis queridos amigos:

Regreso tras esta pequeña pausa, en la que he intentado responder a más de un centenar de correos atrasados en el correo de mi apostolado.
Me encuentro bastante bien de salud, el post anterior se refería de« Hace tiempo que.... » y no en la actualidad, pero les agradezco mucho su preocupación por mi.

Aún tengo trabajo pendiente, les visitaré poco a poco, sino llego a sus bitácoras discúlpenme, no llego a más, a cuantos vengan a mi casa les visitaré.
GRACIAS

Hoy les traigo una historia, que bien pudiera ser cierta, y como tiene un mensaje digno de poner en práctica, se los dejo para que lo mediten.
                                    
                       ALGUIEN NOS LLEGA EN EL MOMENTO JUSTO

Todos los domingos por la tarde, después de la eucaristía en la iglesia, el sacerdote y su monagillo de 11 años iban al pueblo a repartir volantes a cada persona que veían. Este domingo en particular, cuando llegó la hora de ir al pueblo a repartir los volantes, el tiempo estaba muy frío y comenzó a lloviznar.
 El monaguillo se puso su ropa para el frío y le dijo al padre:
OK, padre, estoy listo. 


El sacerdote, le dijo, ¿ Listo para qué?

Padre, es hora de ir afuera y repartir nuestros volantes. 

El padre respondió: Hijo, esta muy frío afuera y está lloviznando. 

El niño miró sorprendido  Padre y le dijo: Pero Padre, la gente necesita saber de Dios aún en los días lluviosos.    

El Padre contestó : Hijo yo no voy a ir afuera con este tiempo.

Con desespero, el monaguillo dijo : Padre,¿ puedo ir yo solo Por favor? 

el Padre titubeó por un momento y luego dijo: Hijo, tú puedes ir. Aquí tienes los volantes, ten cuidado.

¡Gracias. Padre!
 Y con esto, el niño se fue debajo de la lluvia. El niño de 11 años caminó todas las calles del pueblo, repartiendo los volantes a las personas que veía.
Después de 2 horas caminando bajo la lluvia, con frío y su último volante, se detuvo en una esquina y miró a ver si veía a alguien a quien darle el volante, pero las calles estaban totalmente desiertas. Entonces él se viró hacia la primera casa que vio,  caminó hasta la puerta del frente, tocó el timbre varias veces y esperó, pero nadie salió.

Finalmente el niño se volteó para irse, pero algo lo detuvo. El niño se volteó nuevamente hacia la puerta y comenzó a tocar el timbre y a golpear la puerta fuertemente con los nudillos. Él seguía esperando, algo lo aguantaba ahí frente a la puerta. Tocó nuevamente el timbre y esta vez la puerta se abrió suavemente.
 Salió una señora con una mirada muy triste y suavemente le preguntó:
¿Qué puedo hacer por ti, hijo?.

Con unos ojos radiantes y una sonrisa que le cortaba las palabras, el niño dijo: 

Señora, lo siento si la molesté, pero sólo quiero decirle que   ....«DIOS REALMENTE LA AMA » y vine para darle mi último volante, que habla sobre DIOS y SU GRAN AMOR.

El niño le dio el volante y se fue. 

Ella solo  dijo: 

GRACIAS, HIJO, y que DIOS te bendiga.


Bien, el siguiente domingo por la mañana el padre estaba en el púlpito y cuando comenzó la eucaristía preguntó:
¿Alguien tiene un testimonio ó algo que quiera compartir?.


Suavemente, en la fila de atrás de la iglesia, una señora mayor se puso de pie. Cuando empezó a hablar, una mirada radiante y gloriosa brotaba de sus ojos:

Nadie en esta iglesia me conoce. Nunca había estado aquí, incluso todavía el domingo pasado no era seguidora de Cristo.

Mi esposo murió hace un tiempo atrás dejándome totalmente sola en este mundo. El domingo pasado fue un dia particularmente frío y lluvioso, y también lo fue en mi corazón; ese día llegué al final del camino, ya que no tenía esperanza alguna ni ganas de vivir.

Entonces tomé una silla y una soga y subí hasta el ático de mi casa. Amarré y aseguré bien un extremo de la soga a las vigas del techo; entonces me subí a la silla y puse el otro extremo de la soga alrededor de mi cuello.
Parada en la silla, tan sola y con el corazón destrozado, estaba a punto de tirarme cuando de repente escuché el sonido fuerte del timbre de la puerta.
Entonces pensé...esperaré un minuto y quien quiera que sea se irá. 

 Yo esperé y esperé, pero el timbre de la puerta cada vez era más insistente, y luego la persona  comenzó a golpear la puerta con fuerza.


Entonces me pregunté, ¿QUIEN PODRÁ SER?
!Jamás nadie toca mi puerta ni vienen a verme!
Solté la soga de mi cuello y fui hasta la puerta, mientras el timbre seguía sonando cada vez con mayor insistencia. 

  

Cuando abrí la puerta no podía creer lo que veían mis ojos, frente a mi puerta estaba el más radiante y angelical niño que jamás había visto.

Su sonrisa, !oh, nunca podré describirla! Las palabras que salieron de su boca hicieron que mi corazón, muerto hace tanto tiempo, volviera a la vida, cuando dijo con voz de querubín:  «SEÑORA, sólo quiero decirle que DIOS realmente la ama » 

  

Cuando el pequeño ángel desapareció entre el frío y la lluvia , cerré mi puerta y leí cada palabra del volante.

Entonces fui al ático para quitar la silla y la soga.

Ya no las necesitaría más. Como ven  . . .ahora soy una hija feliz de Dios.
Como la dirección de la iglesia estaba en la parte de atrás del volante, yo vine personalmente decirle GRACIAS a ese pequeño ÁNGEL DE DIOS que llegó justo a tiempo y, de hecho, a rescatar mi vida de una eternidad en el infierno.
 Todos lloraban en la iglesia. 

El Padre bajó del púlpito hasta la primera banca del frente, donde estaba sentado el pequeño ángel; tomó a su monaguillo en sus brazos y lloró incontrolablemente. 


Probablemente la iglesia no volvió a tener un momento más glorioso. Y  fue gracias a la fe de un niño que  hizo ese cambio de actitud.

Aprendamos de los niños, que su entusiasmo no conoce la pereza, aún en cosas que parecen imposibles de alcanzar.

Personalmente tengo la experiencia de haberme encontrado con muchas personas, más que solas, sumergidas en la soledad, llorando la ausencia de sus querida familia y sin deseos de vivir y...siempre hay alguien que llega y les puede preguntar...¿Qué te pasa, necesitas algo, te puedo ayudar?

Hay muchas puertas cerradas en las cuales debemos de insistir golpeando la puerta y con timbrazos hasta que nos abran , como hizo el niño de nuestra historia.


                                                              
               LES DEJO UN BESO DE MI TERNURA


110 comentarios:

  1. Un glorioso relato de cuanta divinidad hay en el más pequeño de nuestros actos en acercarnos a Dios y acercarlo a quienes nos rodean.

    Un fuerte abrazo y me alegra su mejoría.

    ResponderEliminar
  2. Sin duda una llamada providencial.
    Saludos y buena semana.

    ResponderEliminar
  3. Me emocionó la historia, verdaderamente ho se puede dejar de anunciar el Reino de Dios...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Sor Cecilia, me alegra saber que está bien y que todo sigue adelante. Hermosa historia con lección siempre para los lectores que la seguimos con mucho cariño. Que Dios te bendiga y feliz domingo. Besos.

    ResponderEliminar
  5. Gracias, Hermana.

    Parece escrito, para mi. ¿Verdad?

    Me alegro esté bien y con ganas de lucha y apostolado.

    Un afectuoso saludo, manolo

    ResponderEliminar
  6. Una historia muy tierna sin duda. Nunca sabemos quien llama a nuestra puerta en el momento menos esperado ni el motivo.
    Bss y feliz domindo. Me alegro que esté mejor de salud. Cuidese

    ResponderEliminar
  7. Una historia preciosa que nos hace Reflexionar.

    Dios habita en cada uno de nosotros pero para darnos cuenta de ello hay que saber escuchar.

    Este niño ha escuchado la voz de Dios en su corazón y pese al mal tiempo no dejó de hacer la labor encomendada.

    La señora sintió en su corazón la llamada y eso hizo que su vida se transformara.

    Reciba un abrazo

    http://ventanadefoto.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  8. Me ha sobrecogido la historia. Siempre hay que pedir ayuda por muy mal que estemos, siempre hay alguien dispuesto a ayudarnos, eso seguro.
    Dios nos da el regalo de la vida todos los días y lo hemos de disfrutar.

    Besos ámgel, buen finde.

    ResponderEliminar
  9. Ésta historia ya la conocía Sor Ceci... y siempre que la leo, me emociona...
    en mi país ultimamente se acentúa los suicidios en los jovenes, muy triste, prácticamente crecen solos...
    Un gran abrazo y gracias por pasar por el blog.

    ResponderEliminar
  10. Uma linda história de vida! Atravessamos com sabedoria a solidão se nos abraçamos a Deus! Eu faço assim! Meus grandes amigos: Jesus e Nossa Senhora - consequentemente - DEUS! Amém! E, feliz fim de semana também pra você! Cuide-se!
    Abrazo! Célia.

    ResponderEliminar
  11. Mi querida Cecilia:
    Me alegro que te encuentres bien de salud y por las devoluciones, ni te preocupes! Se hace lo que se puede. Nadie debe ofenderse.
    Una bella historia nos dejas con una linda reflexión digna de imitar.
    Un fuerte abrazo,
    Steki.

    ResponderEliminar
  12. Sor Cecilia, me alegro que este "bastante bien de salud". Relato conmovedor, sin tal dramatismo cuantas veces alguien nos ayuda o ayudamos, con una visita, un llamado telefonico. Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Desde ayer he venido a su espacio porque me salió que ud subio un poema en total 3 y no habia nada :-( que bueno que hoy tuve suerte con este relato y pude leerlo.
    La primera vez que lo leí me emocione hasta el llanto y ahora me ha pasado lo mismo, es hermoso.
    Que bueno verla nuevamente y que todo le vaya bien.
    Besitos de Arte.

    ResponderEliminar
  14. Sor Cecilia. Me alegro que estés bien, una entrada algo triste. Siempre debemos acudir a alguien que pueda ayudarnos, nunca sobra una ayuda.
    Buen fin de semana
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Buen día tenga Sor Cecilia, leo que esta ud pasando por un problema de salud y que gracias a dios va mejorando, le deseo que cada dia este mejor.
    Le cuento que me conmovió el texto de la historia que ha compartido y me llego hasta el alma porque recordé cuantas ocasiones de diferentes maneras y con diferentes personas o incluso a través de mis mascotas...Dios se acerco a mi deseando que yo le sintiera que el esta junto a mi que no me dejo sola en ningún momento.
    ALGUIEN NOS LLEGA EN EL MOMENTO JUSTO
    Le comparto que muchísimas ocasiones lloraba desconsolada cuando me quedaba sola,con el deseo de desahogar mi tristeza... pero casi siempre timbraba el teléfono con insistencia y yo por el temor que necesitase algo mi esposo o hija tenia que dejar de llorar para contestar y así se alejaba el sollozo de mi.
    Se abría puertas en mi camino pero no las veía, y recién hace unos 10 días llego a mi vida una gran mujer llena de luz y paz, me ha dejado un msj de mucha luz que dejo tibia mi alma y el latido de mi corazón tan suave que creo estoy soñando.
    Es tan cierto el titulo de su post ...
    ALGUIEN NOS LLEGA EN EL MOMENTO JUSTO
    Que este bien que dios le bendiga y llene de salud su vida, besitos

    ResponderEliminar
  16. Um texto para continuar a ser distribuído através de revistas e panfletos de igrejas. Um abraço, Yayá.

    ResponderEliminar
  17. Hola Sor Cecilia, que linda historia, ya antes la había leído, pero como siempre sucede las cosas las olvidamos y las dejamos ahí.
    Tantas veces yo he sido esa mujer que recibe esa palabra de Dios... yo soy de las que pienso que en mi vida han habido tantos ángeles,sin que ellos sepan que han llegado en el momento justo, para darme un abrazo, una palabra de apoyo y hasta un regaño para ubicarme y decirme aun en esas palabras fuertes Dios te ama y aqui está para decírtelo!!!
    Por eso no me cansó de dar gracias a mi Dios por su presencia constante en mi vida y por esas personas que aun sin ser su obligación me han tendido la mano, entre ellas Usted con su bello blog.
    Un abrazo y mil bendiciones!!!
    Piedad

    ResponderEliminar
  18. Sor Cecilia, que hermoso relato, los caminos de Dios son verdaderamente increibles, muy bello, digno de reflexion.
    Le dejo mi abrazo fuerte y calido.

    ResponderEliminar
  19. Un relato que llama a reflexionar. Muchas veces nos sentimos abatidos por la tristeza y alguien con un llamado, un simple ¿como estas? nos alivia el alma.
    Gracias, por estar siempre.
    Un beso.....

    ResponderEliminar
  20. Siempre nos hace reflexionar madre!!!!!Me alegra que de salud este bien.Le mando mil besitos y dos mil abrazos

    ResponderEliminar
  21. Siempre haciendonos reflexionar madre.Me alegra que este bien de salud y le mando mil besos y dos mil abrazos

    ResponderEliminar
  22. Que hermosa historia. Me gustó mucho. Me llenó el alma. Un beso. Buen domingo y semana

    ResponderEliminar
  23. QUERIDA CECILA,ME ENMUDECIO,Y TOCO MI ALMA TU RELATO,SI LA HUMANIDAD FUESE DIRIGIDA POR LA INOCENCIA Y EL ESPIRITU DE UN NIÑO,QUE DIFERENTE SERIA TODO
    IGUAL NO PERDEMOS LA ESPERANZA,Y AYUDAMOS CON ESE NIÑO INTERIOR A QUIENES NOS NECESITAN
    UN BESO Y TODO MI CARIÑO

    ResponderEliminar
  24. Es curioso como a veces la vida se encarga de anudar los hilos de las vidas, los que necesitamos o de donde provendra una ayuda. Si te cuento que a mi, me vino de 40000 km. de distancia nada mas ni nada menos, creo que hasta yo me hubiera reido.

    ResponderEliminar
  25. HOLA SOR CECILIA,QUE BUENA REFLEXIÓN ,DIOS QUEDE CONTIGO.HASTA PRONTO

    ResponderEliminar
  26. Buenos días Sor Cecilia, me alegro mucho de que se encuentre bien y de que este de vuelta con nosotros. Hoy nos ha puesto una historia enternecedora y bella de la fe cristiana, la perseverancia del monaguillo abrió la puerta a la esperanza de la señora. Un hermoso relato con el que hay que seguir para abrir las puertas que se resisten. Un gran abrazo amiga mía

    ResponderEliminar
  27. Me alegra tu vuelta y que tu salud mejore...y tu escrito me encanta, hace falta ser humano en los tiempos que corren...
    Besos mi cielo.

    ResponderEliminar
  28. Dios no abandona a sus hijos, encuentra el camino para recordarles su infinito amor.

    Besos

    ResponderEliminar
  29. Paso a saludarte desde el blog de Marina. Me pasaré por aquí de vez en cuando.

    María Ángeles Merino

    ResponderEliminar
  30. Querida Sor Cecilia, creo firmemente en que siempre alguien llega en el momento preciso. Siempre hay alguien, se escucha una conversación donde parece que te hablan, abres un libro y aparece ahí lo que necesitas escuchar... basta tener un poco de serenidad para abrirse y recibir.
    Pero cuando alguien tangible viene a ti en esos momentos, siempre te deja paz y una sensación dentro difícil de olvidar.

    Me alegra que estés bien y te deseo mucha fuerza para que sigas adelante cada día con tu labor, llevando ternura y paz a los corazones de tantos.

    Besos

    ResponderEliminar
  31. Oi, querida amiga ...finalmente consegui chegar. Parabéns pelos mil e tantos seguidores ...me orgulho de ser entre eles.
    Que as Bênçãos divinas , a paz e o sucesso lhe façaçm companhia sempre.A amiga brasileira , Marina

    ResponderEliminar
  32. Madre mía Sor Cecilia...si se me han caido las lágrimas sin parar!
    Es una hermosísima historia que bien pudiese ser cierta si lo creemos de verdad,así como que los niños son el futuro y en ellos debemos poner nuestra esperanza.
    No sin ser personas responsables y dignas y darles todo el amor que se merecen.
    Besos.

    ResponderEliminar
  33. Bendita seas ♥ S ☼ R ♥ CECILIA ♥ *

    un abrazooooooo de todo corazòn y una alegria que te encuentres bien !!!!!!!!

    Bravoooooooooooo !!!!!!!

    te quierooooooo ♥ ☼ ♥ * y gracias por estar a nuestro lado !!!! Amèn *

    P A Z Y B I E N *

    ResponderEliminar
  34. Sor Cecilia.LLego el niño en el momento oportuno,como si hubiese tenido telepátia de que allí algo pasaba..
    Abrazos..

    ResponderEliminar
  35. Sor Cecilia, gracias por este relato que nos abre los corazones. Dios está a nuestro lado.
    Un besino.
    Goriot.

    ResponderEliminar
  36. Sor. Cecilia

    Tenho estado doente e ausente, mas já lhe escrevi, entretanto,,,
    Vou ausentar-me por um tempo largo e venho
    desejar um Novo Ano Feliz.
    Sei que não me esqueceu...mas o tempo passa e tudo passa com o tempo...

    Com carinho,

    Maria Luísa

    ResponderEliminar
  37. Sor Cecilia, conmovedor el relato!! Siempre aparece una persona en el momento justo de nuestras vidas, en el peor momento de mi vida; cuando falleció mi papá con el que tuve una relación maravillosa, cuando estaba muy desauciada apareció quien hace doce años es mi marido.
    Demás esta decirle querida amiga que lloré como siempre con sus relatos.
    La quiero muchisimo, es mi compañera.
    Un beso enorme desde Santa Fe( Argentina)

    ResponderEliminar
  38. Hermanita Ceci ser cristiano con buen y con mal tiempo, con alegrías y tristezas en el corazón. Siempre. Preciosa historia. Me emocionó y me llamó a la reflexión.
    Dios te bendiga.

    ResponderEliminar
  39. ¡Oh mi querida Sor Cecilia este niño fue el mensajero del que se sirvió el Señor para salvar esta vida.
    Sabes me ha emocionado esta lectura.
    Muchos besos, Montserrat i Albert, també d´en Gabriel

    ResponderEliminar
  40. Maravillosa Ensenanza! Muchas gracias por compartir tan edificante entrada. Muchas bendiciones!

    ResponderEliminar
  41. Hola, una preciosa historia, muchas felicidades y gracias por compartir, quisiera darle las gracias por ese premio que me ha otorgado pero yo no supe recogerlo porque vi tantos que no savia el que era, muchísimas gracias por todo como si lo hubiese cogido. Besiños Milita.

    ResponderEliminar
  42. HOLA QUERIDA SOR CECILIA
    UNA ENSEÑANZA Y UN MENSAJE MUY BELLO. SIEMPRE HAY ALGUIEN QUE PUEDE SALVARTE... ESO ES CIERTO, CUANDO YO A VECES ESTABA TRISTE ESCUCHABA LA VOZ DE UNA AMIGA Y SE ME PASABA TODO... ELLA ERA UN SER MUY OPTIMISTA, MUY ALEGRE. DIGO ERA PORQUE AHORA ESTÁ PASANDO MOMENTOS MUY DIFICILES Y CAMBIÓ MUCHO... YO LA ENTIENDO Y LA ACOMPAÑO COMO ELLA LO HIZO CONMIGO.

    BESOS GIGANTES QUERIDA AMIGA.
    LA RECUERDO SIEMPRE CON TODO MI AMOR.
    UN ABRAZO

    PD MI PAPÁ FUE MONAGUILLO JIIII, PERO NO SÉ SI ERA TAN BUENITO.

    ResponderEliminar
  43. ¡Hola, Sor Cecilia! Me alegro mucho de saber que esté bastante bien de salud.
    La entrada es preciosa. La voz de Dios toma la forma de la inocencia y el ímpetu de un niño para llegar a los más necesitados, en este caso una mujer desesperada cuyo corazón destrozado carecía de luz y de fe. Lo que indica que los caminos de Dios son inescrutables, incluso en días fríos y lluviosos. =))
    Un beso muy cariñoso.

    ResponderEliminar
  44. Me deja con el corazón emocionado querida amiga. Que historia más hermosa.
    Gracias por los regalos que nos trae en cada entrada.

    Le mando todo mi cariño

    ResponderEliminar
  45. Hace falta que muchos niños como este recorran las calles y que muchos curas les acompañen y salgan de sus sacristías. Un abrazo hermana.

    ResponderEliminar
  46. mi querida madre, esa historia que cuentas, podria ser una historia de muchas personas que sin fe, en momentos cruciales ha habido un alma que le dijo ve lo que yo veo y seiente lo que yo siento y en ese momento vieron y sintieron al padre, a crito o a la virgen, que mas nos da lo grande es que sintieron la fe, esa es la base de dios.

    condor se disculpa por nos comentar pero dios me exiguio otro camino y con fe tu seguro que lo entiendes, un abrazo y un beso madre.

    ResponderEliminar
  47. Distinguida Sor Cecilia, usted es maravillosa. Con esta historia me ha conmovido profundamente. Es tan grandioso que siempre haya un ángel que llegue a tiempo en situaciones límites. Me ha encantado esta historia. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  48. Querida Sor Cecilia: ¡´Qué conmovedor relato!
    Me ha emocionado.
    Esperemos que siempre, en ese momento oportuno, aparezca alguien que nos enseñe o ayude a volver a ver la luz de la esperanza y el amor.
    Gracias Sor Cecilia por esta entrada.
    Un fuerte abrazo en ese tierno corazón.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  49. Es un relato muy hermoso. Nunca sabemos cuando un angelito terrenal viene a tocarnos el corazón en los momentos más insospechados. Los niños nos enseñan a cada instante, hay que ser más receptivos a su entusiasmo, amor y espontaneidad.
    Te dejo un beso con todo mi cariño.

    ResponderEliminar
  50. Es un relato muy hermoso. Nunca sabemos cuando un angelito terrenal viene a tocarnos el corazón en los momentos más insospechados. Los niños nos enseñan a cada instante, hay que ser más receptivos a su entusiasmo, amor y espontaneidad.
    Te dejo un beso con todo mi cariño.

    ResponderEliminar
  51. Siempre es tiempo para el amor y la generosidad.
    Gracias siempre por mantener encendida la luz del amor y la ternura.
    Un abrazo Sor Cecilia, celebro que haya felizmente malinterpretado sus problemas de salud.
    Un beso lleno de cariño.

    ResponderEliminar
  52. Querida hermanita, gracias por tan alecionador relato!Un abrazo

    ResponderEliminar
  53. Hola Sor Cecilia,
    Se le hechaba de menos por aqui.
    Regresa de nuevo con nosotros con unas bella historias y con su cariño acostumbrado.
    GHracias por compartir con nosotros momentos de cordialidad.
    Un abrazo. Ricard

    ResponderEliminar
  54. Hola Cecilia.
    Realmente es así. Nos AMA, pero también nos dice AMA, a todo a nuestro alrededor.
    Y hoy en ese amor a ÉL, paso no solo a leete también a FELICITARTE, ya que mañana día 22 es el día de Santa Cecilia.
    Te deseo un muy feliz día.
    Un abrazo
    Ambar.

    ResponderEliminar
  55. Essa mensagem é maravilhosa! Sor Cecília, espero que esteja bem. Receba um abraço fraterno. Paz profunda!

    ResponderEliminar
  56. Querida Sor Cecilia, este post lo leí ayer y me conmovió mucho. Me quedé sin palabras por la emoción. Hoy vengo nuevamente a dejarte mi comentario. Es una historia aleccionadora. Siempre hay seres maravillosos que llegan a tiempo para ayudarnos a superar lo que parece irreversible. Ya ves, la acción de un niño bueno, cambió las perspectivas de una mujer desesperada. Le salvó la vida, pero además, le enseñó el camino. Simplemente sublime entrada. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  57. Me ha parecido preciosa la historia y la creo firmemente.

    Dios siempre nos pone la mano, siempre. Nunca nos abandona, ni cuando pensamos que es así sí.

    Un beso muy grande.

    ResponderEliminar
  58. Creo que es emocionante saber que Dios siempre se hace presente en nuestras vidas,de alguna manera,lo he vivido, y sé confiadamente que es así,claro que a veces como humanos no queremos ver o escuchar esos angelitos que nos han mandado,o también no tenemos el valor de golpear las puertas cerradas, y menos de insistir con el timbre ,Dios nos de esa sabiduría,un abrazo cariñoso,Pame.

    ResponderEliminar
  59. ¡Hola Sor Cecilia!!!

    Gracias por estar ahí y por dejarnos esta bella historia.
    ¡Hay tantas personas que se sienten solas!... A veces, estando rodeadas/os... De gente. Hay mucha soledad en este mundo de tontería y soberbia: que las dos crecen de un mismo tronco.
    Gracias por compartir este relato del que muchos podemos prender.
    Le dejo mi abrazo y mi cariño sincero. La paz sea con todos.
    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  60. Hola mi bombon ,
    cada vez que paso por aqui....yo aprendo con usted!!Gracias por compartir estas lecciones de amor.Miles besitos te deseo una semana maravillosa.

    ResponderEliminar
  61. HOLA SOR CECILIA: QUE HERMOSA HISTORIA , ME HIZO PONER LOS OJOS BRILLOSOS...ES CIERTO CUANDO UNO ESTA EN LA MAS ABSOLUTA SOLEDAD Y CUANDO UNO CREE QUE NO HAY SOLUCIÓN, SIEMPRE APARECE UNA ÁNGEL QUE NOS HACE CAMBIAR DE IDEA...SOY TESTIGO, PUES AMI, ME HA PASADO...
    ME ALEGRO QUE ENCUENTRE BIEN Y QUE LA ALEGRÍA GOLPEE EN LA PUERTA DE SU HABITACIÓN TODAS LAS VECES QUE SEA NECESARIO.-
    UN BESO ENORME.-

    ResponderEliminar
  62. Y la perseverancia del niño al tocar insistente la puerta y la voluntad de la señora que la hizo bajarse de la silla, siempre digo esto, Dios está donde debe estar.... si a mi me tocara se que él estaría junto a mi.... gracias Sor Cecilia un enorme abrazo muakkk ^.^

    ResponderEliminar
  63. muy lindo relato amiga linda. y una gran enseñanza. ¡ hay tantas puertas que están esperando ser tocadas! y los niños tienen esa magia y ese ángel que solo el amor de Dios les puede dar. ellos son capaces de transformarlo todo solo con una sonrisa. espero que tu tratamiento haya resultado muy bien y que tu salud sea optima. te dejo muchos abracitos y cariños. me saludas a las hermanitas. un beso Lula :O)

    ResponderEliminar
  64. Bien hallada madre!! ya se le echaba de menos, me alegro que siga con su vitalidad y contándonos bellas historias.
    la envio un beso y mucho cariño.Amelia.

    ResponderEliminar
  65. Cuando menos lo esperamos, se hace la luz...
    Creo que esa es la enseñanza. Nunca dejarnos desfallecer, porque aún en la adversidad, un soplo de Dios es suficiente para apartar los más negros nubarrones.

    Querida Cecilia, no había tenido oportunidad de felicitarte por tus 1000 seguidores, ya alguno más. De momento es una buena tropa, dentro de nada serán legiones.

    Recibe todo mi cariño.

    ResponderEliminar
  66. Un relato precioso......es verdad hay que tener paciencia e insistir en la llamada.Un cordial saludo

    ResponderEliminar
  67. Querida Sor Cecilia, como usted también estoy atrasada con mis visitas a mis amigas bloggeras. Mis motivos son prosaicos y no tienen que ver con una misión de Dios.
    Gripe, fiebre, darle una mano a mi nuera con sus trabajos de artesanía o cuidar a mi nieto para que ellos descansen un poco o trabajen en las entregas que deben hacer, mis tareas diarias que por lo mismo están atrasadas y el vestido de mi hija para el casamiento que tiene en Diciembre, etc.....
    De a poco voy viendo todos los blogs amigos.
    Su historia es hermosa y quiero creer que cierta. Siempre pensé que en esta vida, Dios nos pone delante señales para continuar, a veces esas señales son personas que nos prestan ayuda escuchándonos o haciendo algo por nosotros desinteresadamente. A ellas las considero ángeles, no porque lo sean (o tal vez sí) sino porque siendo alguien que no conocemos y no veremos más, nos dá lo que necesitamos para volver a luchar por nuestra vida y la de los nuestros.
    Me ha pasado... y me gusta pensar que tal vez, en alguna ocasión, también yo hice de ese ángel, para alguna persona perdida en problemas...
    Besos... y cariños a las hermanas...

    ResponderEliminar
  68. Sor cecília

    COM UM BEIJO

    Vida...

    Que será?
    Como será?
    Como a descrever?

    A vida é tanta coisa
    É tão linda...
    É tão feia...
    É cor de rosa...
    Ou até cinzenta...

    Mas é...
    Porque a sentimos...
    A vemos passar...
    Quase sempre a Correr...

    E nesta vida...
    É o que tu dizes...

    Há-de cantar...
    Há-de colorir...
    Há-de gritar...
    Mas há-de gritar...
    Mas há-de sempre...
    Saber encantar...

    No sonho...
    No amor...
    No sofrimento...
    Na dor...

    E voltas a dizer...

    Há-de chorar...
    Há-de fazer rir...
    Há-de sorrir.

    E eu digo-te...

    Vamos sorrir...
    Gritar e para sabermos...
    O que é a vida...
    Vamos Amar!...

    LILI LARANJO

    ResponderEliminar
  69. Mi querida Sor Cecilia, no tengo palabras para decirte lo cuánto me honra y me hace feliz tu presencia cuando pasas por mi página. Sabes? Eres un sol que alumbra los caminos de la red virtual.
    Gracias por ir a saber de mí. Estoy bien, recién regresada del Brasil adonde fui para el lanzamiento de mi novela "Enquanto o vento".
    Me encantó la historia que nos narras, del monaguillo y su persistencia. Enhorabuena vine a leerte.
    Te dejo mi abrazo amigo, con todo mi cariño.

    ResponderEliminar
  70. Conmovedora historia Sor. Yo estoy convencida, detras de la noche, siempre hay un amanecer de luz y espseranza.

    Dios Nuestro Señor es la luz y el cayado que habra de guiarnos siempre y en el cual podremos apoyarnos ante todos nuestros pesares.

    Un abrazo fraterno. María

    ResponderEliminar
  71. Mi querida Sor Cecilia, primero deseo felicitarle por llegar a los mil seguidores y luego, agradecerle su visita a mi blog.
    Es muy edificante la historia que nos comparte hoy, porque la verdad es que siempre hay que predicar del amor de Dios, a tiempo y fuera de tiempo, porque el Señor es el único que puede cambiar vidas y sacarnos del pozo de la desesperación para poner nuestro pie sobre roca firme. QDLB, reciba un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  72. Interpreto al niño como la fuerza, la intensidad, la pasión, la convicción y la vocación... llega en el momento preciso para traspasar a un espíritu ya cansado, desgastado y desesperanzado toda su energía vital.

    Recibo al texto como un recordatorio de lo fundamental que es tener convicciones en la vida pues ellas ofrecen la energía y la entrega necesaria para seguir viviendo.

    También manifiesto que considero legítimo el suicidio y no condeno a quienes lo llevan a cabo.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  73. Olá minha irmã querida e amiga, que bom que estar bem. Senti saudade de ti no meu blog. Gostei muito da história. Deus é muito bom e poderoso, ele sempre coloca a mão pra nos ajudar. Beijos e ótima semana minha amiga.

    ResponderEliminar
  74. Llevo varios días sin entrar, ni siquiera escribir en mi propio blog. Sin embargo, (y no me equivoco) quería felicitarla hoy por el día de su onomástica. Que el Señor la siga bendiciendo de esa forma tan maravillosa y, por supuesto: ¡muchas felicidades!. Que tenga un gran día.
    Un fuerte abrazo, con mucho cariño,
    Rafa

    ResponderEliminar


  75. Cierto es que hay muchas almas que se cierran en la absurda soledad del sentimiento y aún tendiendo a su lado una mano extendida, se recluyen en la ceguera del olvido del calor de espíritus que entregan todo lo que poseen.

    Un abrazo de inmenso afecto para ti en el día de tu santo cual Juan Gaviota rociando de amor a todas las almas que a tú lado vuelan!!

    Y hoy voy hacer una excepción...

    Despedirme con tus mismas palabras.

    Un beso con mi ternura!!

    María del Carmen


    ResponderEliminar
  76. Hola Cecilia, muy buenos días y FELIZ DIA DE TU SANTO, en mi blog tienes un pequeño detalle solo para tí.
    Un abrazo.
    Ambar.

    ResponderEliminar
  77. Hola S ☼ R Cecilia Feliz Dìa de tu Santo, *

    que tengas un dìa muy bendecido hoy y siempre *

    un abrazo de todo corazòn ♥ *

    Bendiciones todas ♥ ♥ ♥ *

    ResponderEliminar
  78. ¡Qué importante es ser testigos y anunciar la Buena Nueva.

    ResponderEliminar
  79. FELIZ DÍA de SANTA CECILIA, patrona de los músicos.

    Te dedico con todo mi cariño esta canción: Enchantment.

    Y, en cuanto a esta entrada, tienes toda la razón. Siempre SIEMPRE llega alguien a nuestra vida en el momento justo. :)

    Cuídate mucho.

    Mil besos.

    ResponderEliminar
  80. Hermosa leccion Sor Cecilia, y comon dice llega en el momemnto más oportuno y necesário. Me ha emocionado, y sí....creo que tenemos un ángel que llega cuando más deseperados estamos.Un abrazo. Lo necesitaba en este momento.

    ResponderEliminar
  81. Feliz día de tu Santo y día de la música, Cecilia! Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  82. Felicidades, Sor Cecilia, que es tu santo!!!

    :)

    Abrazos con mi cariño

    ResponderEliminar
  83. Hola Cecilia, he intentado comentar en otras ocasiones en tu blog y no se por qué motivo, no me lo permitian. Se que me has escrito y quiero decirte que te sigo, aunque no pueda escribirte tanto como quisiera. Un abrazo muy fuerte

    ResponderEliminar
  84. ╔═════ஜ۩۞۩ஜ═════╗
    ♥FELIZ SANTA CECLIA♥
    ╚═════ஜ۩۞۩ஜ═════╝
    En el año 1594 Santa Cecilia fue nombrada patrona de la música por el Papa Gregorio XIII y, a través de los siglos, su figura ha permanecido venerada por la humanidad con ese padrinazgo. Su fiesta es el 22 de noviembre, fecha que corresponde con su nacimiento y que ha sido adoptada mundialmente como el Día de la Música. El padrinazgo de la música le fue otorgado por haber demostrado una atracción irresistible hacia los acordes melodiosos de los instrumentos. Su espíritu sensible y apasionado por este arte convirtió así su nombre en símbolo de la música.

    ABRAZOTE GIGANTE SOR CECILIA !!! FELIZ SANTO Y MIL CARIÑOS LAURA CORNEJO

    ResponderEliminar
  85. Hola Sor Cecilia: Gracias por preocuparte por mi, en mi ausencia. Ahora regreso y me encuentro que no estás en tu mejor momento de salud.

    Una buena enseñanza, la que nos relatas.

    Deseándote una pronta recuperación.

    Bikiños. Ángel.

    ResponderEliminar
  86. Que historia mas preciosa, todo un ejemplo de amor, desde la sencillez y la humildad de ese monaguillo hasta el amor y la esperanza de Dios.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  87. FELICIDADES EN SU ONOMASTICA

    SOR CECILIA.

    manolo

    ResponderEliminar
  88. ♥Sor Cecilia ¡Feliz día de tu Santo!!
    Besos besos
    Te quiero mucho.

    ResponderEliminar
  89. Hola Cecilia.
    Ayer pasé y te felicite, pero hoy estoy segura de entrar y decirte que en mi blog te había dejado un pequeño detalle, puede ser que saliera sin asegurarme que el comentario quedara registrado.
    espero mañana te encuentres mejor, ya sabes en mi rincon hay algo para tí.
    Un abrazo.
    Ambar.

    ResponderEliminar
  90. HOLA SOR CECILIA: HOY QUISE VENIR A GOLPEAR SU PUERTA , PARA DESEARLE UN MUY FELIZ SANTO, YA QUE EL 22 DE NOVIEMBRE ES EL DÍA MUNDIAL DE LA MÚSICA Y SANTA CECILIA ES SU PROTECTORA, LE DESEO QUE EN EL PENTAGRAMA DE SU VIDA, ESTE LLENA DE NOTAS CELESTIALES.-
    UN GRAN ABRAZO.-

    ResponderEliminar
  91. Sor Cecilia, su relato es muy tierno y lleno de emoción, me ha gustado mucho, es casi un milagro.
    Me acabo de enterar por el blog de Montserrat que hoy es su santo.
    ¡¡Muchas Felicidades!!
    Espero que haya pasado un día muy feliz.
    Un abrazo fuerte desde mi Libillo.

    ResponderEliminar
  92. SANTA NIT SOR CECILIA, felicidades por tu santo y por estar siempre a nuestro lado.
    Besos, Montserrat

    ResponderEliminar
  93. Sor Cecilia, no hay porque acobardarse si una puerta se cierra siempre se abre otra con más amor.Besos, ya lo puse más fácil el blog

    ResponderEliminar
  94. Felicidades Sor Cecilia, gracias por su bonito relato, es verdad siempre hay personas a nuestro alredor que solo con una palabra o nuestra sola presencia pueden acallar el dolor de una llaga, lo único que tenemos que hacer es descubrirla. Un besazo Sor Cecilia desde este mi rincón junto al mar.ESPE

    ResponderEliminar
  95. Una historia sobrecogedora pero llena de esperanza para los que parecen haberlo perdido todo...
    Venía a felicitarte por tu santo y me voy con un mensaje de Esperanza
    Un Beso

    ResponderEliminar
  96. Feliz Dia de tu Santo Cecilia , recibe besos con aroma de angeles mi linda amiga , TKM.

    ResponderEliminar
  97. Sor Cecilia, é bom sentirmos que temos alguém que nos acompanha e protege.

    Feliz dia!
    Obrigada pelas suas palavras, é sempre muito reconfortante poder lê-la.

    Um abraço com ternura
    oa.s

    ResponderEliminar
  98. Hola amiga Cecilia. Buenas noches de nuevo estoy a tu lado. La puerta siempre esta abierta en tu gran casa bloguera buen post.
    Dice mucho en su texto.
    Felicidades en el día de tu santo.
    Santa Cecilia patrona de los músicos y de la música.


    Besos de luz.

    MA.

    ResponderEliminar
  99. HOLA SOR CECILIA,LE DEJO UN CARIÑOSO SALUDO EN EL DÍA DE SU SANTA PATRONA,QUE SIEMPRE LA ASISTA Y BENDIGA,QUE SIGA MUY BIÉN
    BENDICIONES

    ResponderEliminar
  100. Muchas felicidades en el dia de tu Santo que fue ayer, espero que lo hallas pasado en compañia de tus seres más queridos.
    saludos y abrazos.

    ResponderEliminar
  101. Sor Cecilia, con mi cordial saludo le felicito muy cariñosamente con motivo de su onomástica, deseándole que la música de sus palabras suene como siempre como una sinfonía.

    Con afecto,

    Luis.

    ResponderEliminar
  102. Sor Cecilia, hoy pasé por tu blog y tras leer el lindo relato que nos dejas, me enteré que el día 22 fue tu santo,

    intenté una vez mas dejar mi comentario y no pude, y aprovecho este medio para felicitarte y pedir a Dios

    te llene de salud para que todos tus lectores sigamos gozando de tus lindas palabras.



    Sois Luz para el alma

    ilusión de la vida

    Sois, la rosa florida

    que nos llena de calma.



    ***

    FELICIDADES.



    Abrazo con ternura.



    M. Ángel

    ResponderEliminar
  103. Querida Sor Cecilia ,si no vengo a visitarte más a menudo de verdad que es por falta de tiempo,aquí no se puede venir con prisas ,hay que quedarse un buen rato ,meditar,reflexionar...
    Procuraré asomarme más a menudo,eso no quiere decir que no te tenga presente y que no te haga visitas relámpago de vez en cuando aunque no te escriba ningún comentario.
    A partir de ahora te dejaré algo cada vez que te visite,un beso o un abrazo para que sepas que he estado aquí
    Gracias por TODO,Un fuerte Abrazo

    ResponderEliminar
  104. Hola Sor Cecilia,

    Muchas felicidades en el día de su Santo, (con retraso, pero va de corazón).

    Tengo publicado hoy un post que seguro le gustara.

    Saludos y abrazos

    ResponderEliminar
  105. No sabes, hermana, lo que me alegro de que estés reestablecida. Pasate por los blogs poquito a poco, no sea que el empacho sea muy fuerte. Historia preciosa de cuando alguién llega en el momento justo, cuando hace más falta. Me preguntabas en otro correo si podía yo entrar bien en tu blog, y te digo que entro estupendamente, no se me queda nada colgado. Bueno Sor Cecilia, aunque atrasado, felicidades por su santo. Un abrazo muy efusivo.

    ResponderEliminar
  106. Buenas tardes Sor Cecilia, muchas gracias por su ternura y por la visita.

    Quería decirle que no era la primera vez que he visitado su adorable blog, hemos hablado en alguna ocasión +, incluso he venido a recoger ese precioso premio que me otorgó.

    Siempre es un placer pasar por aquí, me ha encantado este relato.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  107. Hola, sor Cecilia Esta mañana te he dejado un comentario en tu blog principal y no ha salido publicado. Parece que sigo con los problemas para comentarte. A partir de ahora te los dejaré aquí para no molestarte por e-mail. FELIZ DÍA DE TU SANTO!!!! Este video es para ti: http://www.youtube.com/watch?v=ff0Zrzj_Ce0 Espero que hayas pasado un día estupendo. Cuídate mucho. Besos Pd.: preciosa entrada y llena de razón. Siempre SIEMPRE alguien nos llega en el momento justo. Somos afortunados. :)
    Por *L* e

    ResponderEliminar