Seguidores

martes, 17 de mayo de 2011

SALUD.-ASPECTOS PSICOLÓGICOS DE LOS ENFERMOS INSUFICIENCIA. RENALES

                  Salón de actos del hospital Gemans Tries i Pujol
                        Sor.Cecilia 20 años más joven
Estimados amigos:                                    


Varios de ustedes me han pedido que hable de los aspectos psicológicos de los enfermos en general o en alguna patología concreta.
Bien les presento mi última ponencia antes de ingresar en el convento de MM Carmelitas Descalzas. Es un poco larga, pero vale la pena, ya que si tienen algún familiar o amigo con alguna patología crónica, les podrán comprender y ayudar en momentos difíciles de su enfermedad.
Deseo que les ayude.




Cecilia Codina Masachs

Servicio de Hemodiálisis v Trasplante Renal. Hospital Germans Trias i Pujol. Badalona.-Ponencia Nacional

INTRODUCCION

No podríamos hablar de los aspectos psicológicos del ser humano, sin antes definir la personalidad y

sus necesidades.

Pero ¿cómo podemos abordar la personalidad desde un punto de vista psicológico? ¿Qué es lo que

define a nuestros ojos una personalidad?

Cuando tomo conciencia de mi unidad interior, manifiesto ya un cierto poder: el conocerme.

Hablando de mí, yo digo «yo» oponiéndome en esto a todo lo que no reconozco como idéntico a mi

mismo. Una segunda persona, el «tú» y sobre todo el «él» representan «los demás» que son exteriores a mí

realidad, a la unidad y a la permanencia de mi «yo» personal.

Vayamos más adelante en nuestra reflexión, Mi personalidad es además de todo lo que soy, todo

aquello que me pertenece. Por ejemplo, del enfermo privado de sus afectos, de sus objetos familiares y de sus

hábitos, se ve afectado en su personalidad. Es todavía él mismo, y sin embargo ya no es completamente el

mismo. La personalidad, toma aquí un sentido amplio que designa toda la individualidad de la persona

considerada en su totalidad. Mi personalidad es lo que yo soy hoy, con mi conciencia y mi cuerpo, es

también lo que fui ayer, con mi pasado y mis recuerdos, es, incluso, lo que quiero ser mañana, con mi futuro

y mis proyectos.

Puesto que el ser humano no puede vivir solo, diremos también que la personalidad es aquello que en

nosotros nos permite comunicarnos con los demás, si no somos capaces de sostener con los otros un diálogo,

una relación, nuestra personalidad puede estar enferma,

También forman parte de nuestra personalidad los hábitos alimenticios y por supuesto la sexualidad,

establecida en hombre o mujer, son necesidades básicas, pilares de nuestra personalidad. Corno necesidades

secundarias, podemos contemplar: la actividad y la seguridad.

Estas necesidades responden más claramente a estímulos exteriores, positivos nos empujan a la

acción y negativos - nos obligan a un repliegue - y en definitiva a la defensa.

Todo organismo tiene necesidad de alcanzar una cierta perfección de su ser. Tiende a vencer los

obstáculos para alcanzar su meta. Por ello la actividad laboral generalmente es una satisfacción parcial.

El ocio se muestra hoy corno una fuente de actividad, por consiguiente, los enfermos experimentan

más que cualquier otro la falta de satisfacción de esta necesidad: privados de actividad, y sometidos a un

contorno terapéutico, parecen renunciar a toda actividad.

Cohabitando con la necesidad de acción, la necesidad de seguridad frena, e inmoviliza al ser cuando

la pierde, y le lleva a «encogerse» ante un obstáculo. Conductas de huida sobre si, la personalidad teme

exponerse y perder así el beneficio de una vida confortable y segura.

ASPECTOS PSICOLOGICOS DEL ENFERMO

Tras mi exposición de la personalidad, intentaré describir los aspectos psicológicos del enfermo.

Primer estadio

En el preciso momento en que el paciente es informado de la naturaleza de su enfermedad, recibe un

choque en el seno de un mundo nuevo, en el que se aniquila todo proyecto de futuro y en que domina un

sentimiento de soledad.

Segundo estadio

De inmediato surge el sentimiento de rechazo, rabia, desesperación, en una palabra, «queja». ¿Por

qué a mi, Señor? Y va cohabitando como en un sollozo el peor de, los sentimientos humanos: «EL MIEDO».

Porque este sentimiento todavía es más depauperado que la propia soledad.

El miedo frena e inmoviliza al ser humano, va mermando la personalidad, hasta el punto de

enfrentarse con la posibilidad de su muerte, aunque sea tan sólo por un instante, instante de infinito dolor

moral.

Tercer estadio

Parece haber una relativa calma psíquica en la que el enfermo acepta la enfermedad y su nueva

situación prácticamente de inmediato. Cabe mencionar, que la aceptación o asumisión de la enfermedad, no

es siempre de inmediato, hay un pequeño porcentaje de pacientes que permanecen aparcados entre el primer

y segundo estadio en el que el miedo desaparece porque ha sido suplico por el hastío y un intenso deseo de

poner fin a su vida.

ASPECTOS PSICOLÓGICOS DEL ENFERMO RENAL

Una vez superados los tres estadios descritos, o al menos en su fase resolutiva, entramos en la rutina

cotidiana del programa de hemodiálisis.

El enfermo entra en la sala, donde se encuentra con otros pacientes que padecen la misma

enfermedad que él y aunque parece contradictorio esta situación le conforta, no se encuentra tan solo, porque

su desgracia es compartida por muchos más.

Pero nuevamente surgirán los sentimientos de miedo y soledad, en el preciso instante que se

acomode en la cama y la enfermera despliegue todos sus recursos técnicos y humanos para conectarle al

monitor dializador.

Si la primera experiencia de hemodiálisis, ha sido negativa, padeciendo los inconvenientes de:

náuseas, vómitos, lipotimias, calambres, tanto o más aumentará el miedo y la angustia de pensar en la

próxima sesión.

Sucesivamente irán transcurriendo los días, las semanas, los meses, en los que el paciente se va

familiarizando con el personal asistencial, con los monitores, con sus compañeros y por supuesto con los

inconvenientes clínicos de la hemodiálisis.

Durante este período, el paciente va recibiendo información tanto del equipo asistencial, como de sus

propios compañeros, los cuales le explicarán sus experiencias y le animarán quizá de una manera simple,

llana, natural, desde la propia individualidad, mucho más comprensible que la que los profesionales de la

salud le podemos ofrecer, porque nosotros no padecernos la enfermedad, ni vivimos con ella, tan sólo

podemos albergar situaciones de comprensión.

Hasta ahora, he explicado el aprendizaje del paciente que se inicia en una nueva forma de vida y sus

relaciones limitadas con el espacio que comprende su personalidad y el entorno, en el que sólo ha habido:

información, aliento y comunicación, en una palabra, inserción psicofisiológica.

Inevitablemente el paciente va a percibir una olvidada necesidad: «la queja». Al principio será una

queja muda, susurrada, hasta llegar a la expresión verbal.

El paciente durante los primeros meses en programa de hemodiálisis, ha ido observando

meticulosamente el comportamiento individual del personal sanitario y los va clasificando según su escala de

valores:

Aquella punciona mejor que la otra.

Esta afina mejor con mi peso.

Esta es más simpática.

Esa parece estar más pendiente del monitor y de mi aunque no sabe tanto.

Esta no quiero que me puncione porque es nueva.

A todo ello el enfermo opone sus necesidades y efectúa su elección: «Prefiero que me cuide ésta».

Pero esta elección personal y callada, no siempre es satisfecha ya que no hay ninguna enfermera fija

para cada enfermo, sino que es una elección por lo general por parte del profesional aleatoria.

Por lo tanto, el paciente desea un profesional concreto que le atienda y la única manera que ve de que

se cumpla su deseo, es aprovechar la primera ocasión para decirle a la enfermera que él quiere: «¡Qué bien!

Hoy me puncionas tú, es que contigo salgo muy bien de peso», etc., etc.

Con esta confesión, el enfermo quiere comprar psicológicamente el cuidado de un determinado

profesional, pero con nuestra conducta natural, sabremos subsanar con profesionalidad este inconveniente.

Otra queja frecuente, se manifiesta cuando por problemas de averías de monitor tiene que dializarse en otro.

Por fin llega el día «DE LA ESPERANZA»

«HOY HABRA UN TRASPILANTE»

La sala parece apacible, quizá con algo más de alboroto que otros días, sensiblemente se percibe una

tímida alegría. A medida que transcurren las horas se va crispando el ambiente solapadamente, todos están

esperando el resultado de los análisis.

¿Qué estarán pensando?

Todos nuestros movimientos, nuestras conversaciones son observadas minuciosamente, quieren

descubrir el más mínimo detalle para saber quién es el afortunado.

Pensarán:

- ¿Seré yo?

- Seguro que seré yo, porque soy el primero de la lista,

- Será yo, porque soy el más antiguo.

- Seré yo, porque soy el más joven.

Después el «yo» se debilita pensando que puede ser otro y comienza a seleccionar de entre sus

compañeros el posible candidato.

Pensarán:

- ¡Ah! Será menganito, porque es el mas joven.

- Será este, porque está mejor relacionado que yo.

- ¡No, aquel no! Es demasiado viejo.

Con estos devatares, vuelve a reafirmarse el «yo».

Pensarán:

- ¡No! Ya verás como me eligen a mi.

Llega el momento, entra el médico en la sala y se dispone a informar quién será el seleccionado.

Pensarán:

- ¡Bueno, por fin! Ya sé quién es.

Todos dan muestra de alegría y felicitan al seleccionado.

El ser humano responde con egoísmo, ante la decepción de no lograr lo deseado.

Pero, ¿qué estarán pensando?

- No me han escogido a mi porque soy viejo.

- ¡Mira que elegir a éste que lleva aquí cuatro días!

- El médico me tiene manía.

- Los médicos tienen la culpa de que yo esté así, tendrían que haberme escogido a mi para compensar

su equivocación.

También el ser humano alberga otros comportamientos más nobles. Pensará:

- ¡Bueno! La próxima vez será para mí.

- Me alegro por él, se lo merece tanto como yo.

- ¡Ah!, es una mujer y hace más falta en la familia que un hombre.

Pasarán los días y paulatinamente todo vuelve a la rutina cotidiana, sin más preámbulos que el de

haber tenido:



«UN DIA DE ESPERANZA»

ATENCIÓN PSICOLÓGICA Al ENFERMO CON INSUFICIENCIA RENAL CRÓNICA

Una particularidad de estos pacientes, es el hecho de compartir con el personal asistencial muchas

horas de la semana, durante años. Ello contribuye a una relación humana de la cual se desprende el

conocimiento de la personalidad de unos y otros.

El profesional de enfermería tiene que estar capacitado para comprender y describir la personalidad

de cada enfermo, y respetarla, con el objetivo de poder ayudarle a superar todos o parte de los problemas que

nos pueden plantear.

Para ello, tendremos que desarrollar nuestras habilidades psicológicas de una forma natural y

espontánea, sin olvidar mejorar nuestra calidad humana.

El enfermo renal crónico, es quizá el más difícil de tratar debido a la frecuente y prolongada relación

que existe con el personal de enfermería.

Es un enfermo, en el que su personalidad se reafirma quizá más individualizada que en otros

pacientes.

Precisa de una atención única, para él solo, en cada sesión de hemodiálisis; y aunque comprende que

la enfermera que hoy le atiende, también atiende a otro enfermo, hay que tratarle psicológicamente, como si

fuera el único que hubiera en la sala.

Tenernos que descubrir: cómo quiere que le coloquemos los esparadrapos, si le molesta la luz, qué

altura desea de cama, en una palabra, que él perciba que le atendemos al mínimo detalle.

Paulatinamente, se irán estableciendo unas relaciones personales entre el paciente - enfermera, fruto

de la comunicación espontánea. Se inician primero al ofrecerle el confort que necesita, después se

establecerán relaciones de confianza profesional, para concluir con una relación de confianza

intrínsecamente personal, que nos ofrecerá la posibilidad de conocer profundamente su personalidad y sus

problemas para corregir en nuestra medida las desviaciones anormales de su conducta.

Para lograr todos estos objetivos, el equipo de enfermería deberá recurrir a métodos como el P.A E. o

pautas simplemente humanas.



EVALUACION ESTADISTICA

TOTAL PACIENTES: 18

MAYORES

EDAD MEDIA: 63 AÑOS-10 ENFERMOS

HD > DE 3 AÑOS 60 %

HD > DE 2 AÑOS 40 %

JOVENES

EDAD MEDIA: 44 ANOS-ENFERMOS

HD MEDIA 3 AÑOS

1. ACTUALMENTE TRABAJAN

M ..................................................... 0 %

J ....................................................... 50 %

2. APTOS PARA TRABAJAR EN OTRA PROFESION

M ..................................................... 20 %

J ....................................................... 62 %

3. PASEAN

M ..................................................... 70 %

J ....................................................... 100 %

4. SE CANSAN, CON DOLOR EN EXTREMIDADES INFERIORES

M ..................................................... 30 %

J ....................................................... 60 %

5. SE CANSAN MENOS DESPUES DE HEMOTERAPIA

M ..................................................... 60 %

J ....................................................... 75 %

6. DUERMEN BIEN

M ..................................................... 30 %

J ....................................................... 50 %

7. PRECISAN SEDANTES PARA DORMIR

M ..................................................... 50 %

J ....................................................... 50 %

8. DORMIAN BIEN ANTES DE LA ENFERMEDAD

M ..................................................... 100 %

J ....................................................... 87 %

9. DE NO ESTAR ENFERMOS LES GUSTARIA TRABAJAR

M ..................................................... 50 %

J ....................................................... 50 %

10. ESTAN RESIGNADOS CON SU ENFERMEDAD

M ..................................................... 50 % MENOS DE 2 ANOS HD.

J ....................................................... 80 % MAS DE 2 AÑOS HD.

11. NO LES HA COSTADO ACEPTAR LA ENFERMEDAD

M ..................................................... 60 %

J ....................................................... 37 %

12. ESTAN ANIMADOS

M ..................................................... 70 %

J ....................................................... 87 %

13. TIENEN MAS MAL HUMOR

M ..................................................... 70 %

J ....................................................... 75 %

14. LE AYUDA LA FAMILIA

M ..................................................... 80 %

J ....................................................... 62 %

15. TIENEN ILUSION POR VIVIR

M ..................................................... 70 %

J ....................................................... 87 %

16. TENIAN ANTES ILUSION POR VIVIR

M ..................................................... 100 %

J ...................................................... 100 %

17. ESTAN DEPRIMIDOS

M ..................................................... 70 %

J ....................................................... 75 %

18. TIENEN ANIMOS PARA SUPERAR LA DEPRESION

M ..................................................... 80 %

J ....................................................... 87 %

19. NECESITAN AYUDA

M ..................................................... 50 %

J ....................................................... 50 %

20. SE AYUDAN SOLOS PARA SUPERAR SU DEPRESION

M ..................................................... 70 %

J ....................................................... 40 %

21. TIENEN CREENCIAS RELIGIOSAS

M ..................................................... 80 %

J ....................................................... 62 %

22. ANFES DE PADECER LA ENFERMEDAD SE SENTIAN FELICES

M ..................................................... 100 %

J ....................................................... 100 %

23. EL GRADO ACTUAL DE FELICIDAD DISMINUYE

M ..................................................... 70 % DISMINUYE 2 PUNTOS

J ....................................................... 62 0% DISMINUYE 4 PUNTOS

24. ES AMABLE

M ..................................................... 80 %

J ....................................................... 75 %

25. SON MAS EXIGENTES

M ..................................................... 40 %

J ....................................................... 37 %

26. SE RELACIONAN MENOS CON SUS AMIGOS

M ..................................................... 30 %

J ....................................................... 62 %

27. NO REALIZAN EXCURSIONES

M ..................................................... 70 %

J ....................................................... 40 %

28. SIENTEN NECESIDAD DE AUTOCOMPADECERSE

M ..................................................... 30 %

J ....................................................... 75 %

29. SACRIFICAN A LA FAMILIA

M ..................................................... 70 %

J ....................................................... 56 %

30. EL GRADO DE SACRIFICIO FAMILIAR

M ..................................................... 50 %

J ....................................................... 56 %

31. LA FAMILIA ESTA MAS PREOCUPADA OUE ANTES DE LA ENFERMEDAD

M ..................................................... 60 %

J ....................................................... 75 %

32. SE ENCUENTRA A GUSTO CON EL AMBIENTE HOSPITALARIO

M ..................................................... 100%

J ....................................................... 87 %

33. SE DISTRAEN POR EL HECHO DE VENIR Al. HOSPITAL A DIALIZARSE 3 DIAS POR SEMANA

M ..................................................... 40 %

J ....................................................... 62 %

CONCLUSIONES

El paciente con insuficiencia renal crónica con programa de hemodiálisis presenta en general las

siguientes características:

1. Mal humor.

2. Son más exigentes.

3. Se encuentran deprimidos.

4. Necesitan ayuda.

5. Son aptos para trabajar un 62 % de jóvenes.

6. Han aceptado la enfermedad.

7. Se autocompadecen.

8. Tienen ilusión por vivir.

9. Se fatigan con dolor en extremidades inferiores.

10. No realizan excursiones.

11. Sacrifican a la familia.

12. Se relacionan menos con sus amigos.

13. Padecen insomnio.

14. Precisan sedantes.

15. Disminuye su grado de felicidad entre 2 y 4 puntos.

16. Su grado de felicidad depende de¡ entorno familiar.

17. Se distraen al acudir a las sesiones de hemodiálisis.


Bien amigos deseo que les haya servido de ayuda y comprensión de los enfermos afectados por patologías crónicas.


LES DEJO MI TERNURA


                                                         

52 comentarios:

  1. GRACIAS MI QUERIDA AMIGA SOR CECILIA POR COMPARTIR ESTA VALIOSA INFORMACIÓN...GRACIAS POR EL TIEMPO QUE DEDICASTE EN REDACTARLO...YO NO TENGO FAMILIARES QUE PADEZCAN ESTA ENFERMEDAD GRACIAS A DIOS PERO SIEMPRE ES BUENO SABER PARA AYUDAR A QUIEN LO NECESITE.

    RECIBE UN ABRAZO Y UN BESO DESEANDOTE UNA LINDA TARDE

    ResponderEliminar
  2. Bona nit:

    Mi querida Sor Cecilia.

    Tengo un vecino de la escalera de unos setenta y pico años, que de tanto en tanto tiene que hir a la dialisis.

    Has hecho un trabajo muy completo y seguro que ayudará a muchas personas.

    Petons, Montserrat

    Y si que es verdad que siewmpre se le ve tris

    ResponderEliminar
  3. Buenas noches Sor Cecilia: que bien definido tu ponencia sobre el enfermo de Diálisis. Es cierto todo lo que expones, pues mi marido estuvo en 6 años, y la verdad es muy penoso tanto para el enfermo como para la familia. Sufren mucho y se ponen de muy mal humor. Mi marido murió hace 12 años como consecuencia de una subida de potasio le dio un paro cardiaco. Espero que esto que expones le sirva a otras personas a comprender mejor a los enfermos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. hola Germana Cecília: No en tenia cap dubte, pero avui ho he vist mes clar, he acabat de veure a una profesional de la paraula a una infermera, que se les sap totes per ayudar un malalt del cos i de ànima. Si m'ho permet, li diría que la vida comtempativa petser que li agradi molt. però, diguim germana, no sent moltes vegades la crida d'algún malalt que la reclame i que portser amb vosté als seu costat salvarie la vida i l'esperit?. Dispensi la franquesa i fins un altre dia.

    ResponderEliminar
  5. Jolín, cuántos datos sobre la insuficiencia renal.
    Una buenísima ponencia. Te felicito por ella.
    En la foto estabas realmente guapetona.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Mi querida Sor Cecilia: Lo he leido todo detenidamente y creo que es de una gran ayuda para el enfermo y para sus familiares porque no olvidemos de que la familia juega un gran papel en todo el proceso de la enfermedad de una persona.Gracias por toda la ayuda que das siempre.

    Cuídate.

    Brisas y besos.

    Malena

    ResponderEliminar
  7. Muy pocas veces apreciamos el gran trabajo humanitario que hacen los profesionales de la medicina, no tenemos en cuenta, que somos muchos los enfermos y nos volvemos egoistas.

    No todo el mundo tiene la misma capacidad para afrontar enfermedades, al igual que los familiares para afrontar la del enfermo y se crean muchos conflictos por esto.

    Cuando hay un enfermo en la familia hay que pedir ayuda y toda la información posible, para nosotros mismos y la persona enferma, para poder ayudarla y con ello, ayudarnos a nosotros mismos.

    Muy buena entrada ángel, buenísima ponencia y una manera extraordinaria de enseñarnos.

    Te Quiero Mucho.

    ResponderEliminar
  8. MIl gracias hermana. Realmente muy útil. Cuídese mucho que la necesitamos y la queremos.
    Con amor

    ResponderEliminar
  9. Entrañable Sor Cecilia: Muy buena entrada y completa.

    A mí el tema, me es bastante conocido.
    Verás lo padeció una amiga, la cual gracias a Dios ya lleva 7 años transplantada.
    Pero tienes mucha razón, en lo del aspecto psicológico.

    Cuando llegaba de la hemodiálisis, venía desanimada y pasábamos horas hablando por el móvil para animarla, apoyarla etc...

    Su donante, sirvió para salvar 7 VIDAS.

    Por éso, si me permites desde éste tu rincón. Animo a que la gente salve vidas, cuando la suya llegue a su fin.

    Bikiños. Ángel.

    ResponderEliminar
  10. Querida sor Cecilia
    Creo que tienes el don de la sabiduria en muchos campos y sabes transmitirla...atraes de una manera especial a quién se acerca a tí y me alegro mucho de ese momento en el que entré en tu blog
    Se te vé muy profesional en tu ponencia ¡y muy guapa!
    Un Beso

    ResponderEliminar
  11. Querida amiga, es tanta tu sabiduría que es una picardía que no puedas dar más de lo que das. Excelente entrada, muy profesional y humana a la vez.
    Mira que eras guapa guapa.
    CAriños y muchos besos.

    ResponderEliminar
  12. Sor Cecilia, es una entrada importante. Cuando tenemos un enfermo crónico o cuya enfermedad es larga solemos olvidar que el entorno también necesita cuidados o apoyos. El enfermo parece que se amplifica en sus sentidos, se da cuenta de todo, del cansancio del familiar, de la preocupación, de vivir en esa incertidumbre. Yo lo pasé con mi padre.
    Estos estadios que describes son totalmente ciertos. Tanto para el enfermo como para el familiar. También viene una negociación y por último, la aceptación, aunque esta puede tardar, claro.

    No olvidaré esta entrada te lo aseguro.
    Gracias por traer un rayito de luz a tantas personas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Querida Sor Cecilia... He leído detenidamente su ponencia y me ha resultado muy interesante y muy familiar, porque también estoy ligada con la medicina. Me alegra también poder ponerle un rostro a esa persona que leo en silencio, y a la que había imaginado mucho más mayor. Intuyo, por esas explicaciones que que hay en su informe, que es usted sanitario, no sé si médico, DUE, o algo similar, y creame, Sor Cecilia, desde el más absoluto respeo, no he podido evitar cuestionarme lo siguiente: ¿No sería usted mucho más productiva en ese campo si es que es el suyo, que encerrada en un convento? No soy creyente, Sor Cecilia, y mis motivos tengo, pero respeto profundamente cualquier creencia ajena a la mía y cualquier convicción que sirva para que el ser humano sea un poco más feliz. Imagino que si usted ha tomado esa decisión y ha elegido ese camino,sus motivos tendrá,
    pero creo, que a Dios se le puede servir desde cualquier parte y que gente como usted es justo lo que la humanidad necesita, pero a pie de asfalto,donde poder desgranarse y verter todo ese afecto que la supongo... En fin, disculpe mi intromisión, pero no he podido evitar esa reflexión al verla.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. esta asturiana amiga y admiradora te da infinitas gracias por concedernos el privilegio de ser tus amigos y seguidores haciendonos participes de tu humanidad, sensibilidad, dulzura, ternura, sabiduría y belleza, un besin muy muy grande de esta asturiana que te quiere un montonazuuuuuuuu.

    ResponderEliminar
  15. Una entrada con muchisimo fundamento, estoy segura que ayudará a muchas personas a comprender mejor este tipo de enfermedades crónicas. Y sobre todo a llevarlas y sobrellevarlas.

    Es usted toda una bendición llena de ternura.

    ResponderEliminar
  16. Hola sor Cecilia, que casualidad. Yo he trabajado como técnico d emantenimiento de varios centros de hemodialisis en Valencia. Concretamente en Alcer Turia, supongo que lo habrá oido. En concreto llevaba los centros de hemodiálisis Cediat: Torrente, Aldaya, Lliria, Cullera y Requena. También estuve en Nicaragua, en la ciudad de Estelí, sólo, en el año 2005, instalando la primera unidad de diálisis pública del país. Aun sigue funcionando.
    Ya no trabajo en ello desde hace 5 años por agravamiento de mi discapacidad. Luego la asociación tampoco se portó demasiado bien conmigo y lo tuve que dejar.
    He tenido y tengo muchos buenos amigos que son enfermos renales.

    En unos días publicaré un microrelato que he escrito para un concurso de Alcer Almería, sobre el donante. Concurso que por supuesto no he ganado, jejeje.

    Me ha alegrado mucho leer su estudio.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Buenas noches, Sor Cecilia, una extensa e interesante entrada sobre esta complicada patología renal.Me dejó pensativa al pedirme oración por su comunidad, espero que se encuentre bien, es mi mayor deseo.Quiero felicitarle por esa foto de veinte años atrás,está muy guapa, por ello aún sigue así de linda.
    Gracias por sus entradas, de ellas siempre aprendemos.

    Un beso y feliz noche.

    ResponderEliminar
  18. Hola Sor Cecilia, le voy a confesar una cosa, cuando he visto la entrada tan larga, pensé leerla solo por lo alto, pero en cuanto he comenzado, la he encontrado tan interesante que no me he saltado ni un renglón.
    Ha sido grato leerla y aunque no tengo ningún familiar ni amigo en esta situación (gracias a Dios) es bueno saber cuanto nos dice, sobre el comportamiento y el sentir de estos enfermos.
    Gracias hermana por su dedicación, le dejo un respetuoso abrazo. Buenas noches.
    P.D. Perdone la tardanza en venir, no he podido en unos días conectar el ordenador.

    ResponderEliminar
  19. Es una entrada muy valiosa para los enfermos y sus familiares. Gracias por compartirnos su saber y su experiencia, querida amiga.
    Me encantaron sus fotografías. Muy guapetona...
    Le dejo todo mi cariño.
    Cuídese mucho.

    ResponderEliminar
  20. Hola amiga!!!!
    Gracias por compartir esta información!!!!
    Esta es una forma de ayudar y de estar a nuestro lado....
    Un fuerte abrazo desde Venezuela!!!!

    ResponderEliminar
  21. GRACIAS X ILUMINARNOS EL DÍA.

    ResponderEliminar
  22. Sor Cecilia, querida madre, organizo en Salta (Argentina) un Festival internacional de poesía (Palabra en el mundo) y el tiempo se ha reducido a casi nada, pero siempre le visito, para llevarme su humanismo y un poquito de su ternura.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  23. Sor Cecília um estudo muito sério do ser humano tão rico, tão frágil e tão humano querida.
    Boa noite com amor de uma flor,
    Beijos,
    Carla

    ResponderEliminar
  24. Hola Sor! Vaya ponencia tan interesante! que buen estudio hiciste del enfermo en general y del enfermo coninsuficiencia renal en particular.

    Tu exposición sobre la personalidad me ha servido de autoanálisis: "Si no nos comunicamos con los demás, si no dialogamos con ellos, nuestra perosonalidad está enferma". Algo así he leído.
    Últimamente todos me dicen que estoy muy callada y poco participativa ¿¿.-??
    Luego dices en el capitúlo de la psicología del enfermo: "cuando el enfermo se ve ante otros con el mismo problema o enfermedad, se siente más seguro y acepto mejor su nueva realidad..." Algo así he leído ¿¿:_??
    TEngo una enfermedad crónica. Cuando me la diagnosticaro me sugirieron la sociedad de enfermos que mi enfermedad tiene. Me asocié, fui unos días por las instalaciones sociales, hablé con el psicólogo, observé a otros enfermos y llegué a la conclusión muy rápidamente: "Mi enfermedad es mía para siempre, no puedo ignorarla, pero no dejaré que eclipse mi vida. Yo no quiero vivir una vida de enferme y si continúo viendo a estos enfermos que no saben aceptar su enfermedad, la depresión podrá conmigo"
    Volvi a subirme a mis tacones -me habían bajado de ellos los médicos- y decidí que si vivía 10 o 20 años o 5, quería vivirlos siendo yo misma. No la anciana prematura en que me querían convertir.
    En varios foros he hablado y expresado mi parecer sobre la enfermedad que tengo y mi resolución ante ella. Con muchos otros enfermos que sufren esta misma dolencia he hablado personalmente y sé que les he servido para aceptarse sin renunciar a ser ellos mismos.
    Por todo esto discrepo que el mal de muchos sirva de consuelo para uno.
    Una gan ponencia Sor. Algún día deberíamos hablar, tal vez me expliques por qué decidiste aislarte del mundo cuando tenías tanto para dar...
    Menos mal que tenemos nosotros en la blogosfera, pero...y los demás?
    Besos, guapa!

    ResponderEliminar
  25. Gracias, sor Cecilia. Permiteme que le diga que es maravillosa. Sus experiencias son muy útiles y ayudarán a muchas personas.

    Con afecto,

    Luis.

    ResponderEliminar
  26. querida Sor Cecilia, has expuesto con claridad y ampliamente un tema que será, sin duda, de utilidad para muchos, tanto para quienes padecen la enfermedad como para quienes a su lado deben ser de ayuda y consuelo para superar el mal momento.

    gracias por tu calidez y ternura, un beso grande!

    ResponderEliminar
  27. Hola Sor Cecilia, ah pues no sabia de tu anterior vida. Muy interesante lo que cuentas. La pena de los hospitales es la falta de personal, por mucho que quieran atender con mas tiempo o cariño a los pacientes es imposible, no dan para mas, y el binestar del paciente hace mucho en su salud. Pero cada vez quitan personal en vez de poner, para pagar otras cosas inneciasarias.
    Todo esto que que has escrito sobre el paciente, que piensa siente, se puede aplicar a otras enfermedades. Gracias por exponerlo, nos sera mas facil comprender a nuestros familiares enfermos, o a nosotros cuendo nos toque algo. Un abrazo tierno. Gracias.

    ResponderEliminar
  28. mi querida amiga,que gran entrada para tratar de explicarnos hoy el tema de las enfermedades y nuestra personalidad para afrontarla,estoy segura de que esta entrada ayudara a muchas personas con enfermedades cronicas como lo son las renales.
    debemos dar importancia a la donacion de organos para ayudar a otros que tanto lo necesitan.

    amiga,que guapa estas en las fotos,de verdad te lo digo y ha sido una agradable sorpresa .

    gracias por ayudarnos siempre a todos y a estar pendientes de nuestras necesidades.

    te dejo un fuerte abrazo desde mi corazon!!!!!

    ResponderEliminar
  29. Has realizado un trabajo muy elaborado...gracias y enhorabuena...
    Siempre preocupándote por todo y todos...eres un cielo.
    Besos, te quiero.

    ResponderEliminar
  30. hola sor cecilia como sabes no es mi enfermedad si los sintomas del yo como bien dispones y ese lo marcas tan bien que no es una cascara de nuez eres culta lo cual te tuvo que gustar ser monja

    ResponderEliminar
  31. Sor Cecilia
    Una brillante exposición y de gran ayuda para los enfermos y sobre todo , para la familia, que tienen que convivir con ellos...
    Besitos en el alma
    Scarlet2807

    ResponderEliminar
  32. Hola, sor Cecilia, un muy completo y documentado texto. La insuficiencia renal pone a prueba a una persona, su temple, su ánimo. Mis respetos y mi afecto.
    Saludos blogueros

    ResponderEliminar
  33. Sor Cecilia: Vaya lección magistral que nos presenta con tanto acierto y sabiduría.
    Sobre la psicología de coda uno de nosotros, como afecta una enfermedad grave, a la personalidad, más les afecta a unos que otros, les afecta más a aquellas personas, que le parece... que nadie le es imprescindible que, el mundo es de ellos, que se lo comen. Nunca piensan en que un día van a estar enfermos o- que no van a morirse. Luego cuando llega una noticia así y el castillo se desmorona… y la personalidad queda por los suelos. Me dan verdadera lastima.
    La persona que está a su lodo, cuando el otro se va para siempre, siente una inmensa pena, tanto por la ausencia, como por conocer la forma de pensar que él tenía, la tristeza que sintió cuando le dijeron los médicos que lo suyo era muy grave.

    Pues seamos realistas y no egoístas, no nos aferremos a este mundo que sólo estamos de paso, y cuanto menos tengamos, menos vamos a llorar por lo que dejamos.

    Muchísimas gracias Sor. Que Dios bendiga su casa y la de todos. Un abrazo de agradecimiento y estima.

    ResponderEliminar
  34. hola Sor Cecilia,no sabía de su vida anterior en el sector sanitario,una se imagina que las monjas lo son desde siempre,no que alguien abandone una carrera profesional para ingresar en un convento....le agradezco un post tan valioso para todos y especialmente los enfermos y sus familiares...en las fotos está usted muy guapa,y aunque hayan pasado 20 años seguro que lo sigue siendo,la más linda del convento seguro!!..lol....con todo mi cariño y agradeciendo su ternura.

    ResponderEliminar
  35. ¡Qué hermosa foto, Cecilia! Y además demuestra que Sor Cecilia es exactamente, milimétricamente, igual a aquella de hace 20 años, y estoy hablando de lo que se lleva adentro :)

    Cuando disponga de un poquito más de tiempo leeré tu ponencia que no dudo, es interesantísima.

    Querida Cecilia, no das una idea de lo cerca que estás y de cuánto te lo agradezco.

    De todo corazón, claro :)

    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  36. Sor Cecilia, muchas gracias por todo este informe tan interesante, con su permiso me lo guardo, espero no tener que necesitarlo, pero nunca se sabe. Con todo el repecto tengo que decirle que estaba usted guapísima en esa foto y que ya se le nota toda una gran valentía y decisión en el caracter, por lo menos así me lo parece.

    Un saludo afectuoso.

    ResponderEliminar
  37. HOLA QUERIDA AMIGA.
    INTERESANTE INFORMACION PARA QUIENES TIENEN FAMILIARES CON ESAS PATOLOGÍAS.

    YO HE TENIDO A MI MAMÁ CON CANCER Y LA VERDAD ERA MUY DURO ESTAR AL LADO DE ELLA, SOBRE TODO POR LA PARTE PSICOLÓGICA.

    YO NECESITÉ AYUDA TAMBIÉN.


    LE MANDO UN BESO GRANDE.
    TODO MI AMOR,
    DIOS LA BENDIGA POR TANTA ENTREGA.

    CARIÑOS

    ResponderEliminar
  38. Una entrada muy que muy interesante, esto puede ayudar a mucha gente a saber más de este tema, gracias por esta entrada sor cecilia

    ResponderEliminar
  39. Olá, querida Cecília
    Esse assunto é um dos mais graves ao meu ver... tenho casos próximos e sei como é difícil... vibro quando alguém consegue superar esse desafio...
    Bjs de paz e ótima semana.

    ResponderEliminar
  40. Mi querida Cecilia, anoche te léi despacito, saboreando cada palabra, dejando que tu ponencia me llenara, despues quise dejar un comentario y cuando le di a enviar desapareció....

    Lo hago de nuevo, sigue maravillandome la forma de exponer las distintas fases por las que pasa el enfermo, en principio el asombro y la no aceptación ¿porque a mi? despues la maduración y aceptació, y otra pegunta ¿porque yo no? y a continuación aprender a vivir con "ello"
    Papel fundamental para el enfermo es el trato que recibe de sus médicos o el equipo que lo atiende, porque....todos necesitamos cercanía, comprensi´´on y ayuda...hay quien lo hace desde la ternura como tú, pero otros se conorman solo con poner su sabiduria al servicio sin dejar calor humano, afortunadamente son los menos...
    Me conmueves...eres una mujer extraordinaria entregada al servicio de los demás...
    Te dejo mi admiración, amistad y cariño
    Stella

    ResponderEliminar
  41. LEERTE FUE MARAVILLOSO!!! NO SABIA D EESTE BLOG LO ENCONTRE POR CASUALIDAD DEAMBULANDO DE AQUI PARA ALLA,UN ABRAZO CON MI ADMIRACION.

    ResponderEliminar
  42. Amigos;
    He recibido por correo este comentario que pego aquí:
    «ESTIMADA SOR CECILIA.
    Me gusta mucho leerte.
    Me he reído con el saludo hawaiano.
    Y el post de Hoy con la atención de los enfermos y tus aportes en tu
    Tesis, me ha conmovido. NO PUEDO PONER COMENTARIOS.
    Por eso te los mando por aca.
    No me los habilita google.
    El de hoy es éste;
    "Espero ansiosa la hora del regreso.
    El instante que puedo leerte!!!
    me gusta mucho estar contigo
    DIOS TE BENDIGA
    AMALIA


    --
    αмαℓια ℓαтєαησ »

    ResponderEliminar
  43. MI QUERIDA SOR CECILIA!!! HACE UNOS DIAS VINE Y BLOGGER NO ME PERMITIÓ ACCEDER. EXCELENTE TEMA !! QUE LINDA VERLA EN UNA IMAGEN DE HACE 20 AÑOS. LA IMAGINO MUCHO MÁS DULCE Y BONDADOSA. RECIBA MIS CARIÑOS DESDE MI PANALITO EN VENEZUELA. MARISELA:)

    ResponderEliminar
  44. Querida Sor Cecilia:
    Conocía su corazón; ahora conozco su físico (de hace 20 años). Le admiro por la fortaleza de su fe, capaz de dejar todo por Jesucristo: una llamada que no todos hemos recibido; una llamada que no todo el que la recibe responde "aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad". Que Dios le siga bendiciendo cada día por siempre.

    ResponderEliminar
  45. Mi querida Sor Cecilia,decirle que yo soy así y esa conversación entre Scarlett y yo fué de lo más normal en mi :).Me alegro de leer esta entrada ya que desde hace más de 8 años padezco una enfermedad autoinmune crónica,una polineuropatía inflamatoria desmielinizante crónica,que me obligó a dejar mi trabajo,relacionado con el deporte y darme la incapacidad absoluta.No puedo trabajar en nada ya que ésta enfermedad es similar a la esclerosis múltiple y siempre va a más,por ello ,he de tomarme descansos de cuando en cuando.
    Me costó aceptar la enfermedad y todo lo que trajo consigo,pero la acepto porque me ha enseñado a comprender muchas cosas de mí que no sabía.
    Muchísimas gracias por sus palabras y espero que nos sigamos leyendo,aunque posteo poco y no puedo comentar siempre,me agoto mucho.
    Millones de besos.
    Morgana.

    ResponderEliminar
  46. Gracias por compartir querida amiga, seguro de gran utilidad! Que Dios la guie y bendiga en cada momento de su vida en su retiro,
    miles de besos,

    ResponderEliminar
  47. Sor cecilia.
    Soy Nicontigonisintu. Y mi blog " Mil palabras es un listado de blogs que me gustan.
    Gracias por acercarse por allí

    Que Dios la bendiga.

    ResponderEliminar
  48. Querida amiga Sor Cecilia, disculpeme por estar ausente en comentarios a blog, estoy algo delicada en estos momentos, apenas me siento en el pc, y mi hermano ingresado por problemas de riñon precisamente. Gracias de nuevo por la información tan completa y necesaria,un fuerte abrazo con todo mi corazón

    ResponderEliminar
  49. hola Sor Cecila,
    que tal está ?
    hace unos días no le comento, se empieza a acercar un aumento de mi volúmen de trabajo en esta época y este verano en blog iré más pausada no me queda otra,
    así le gustaron los gatitos, son lindos, pronto bueno en 2 meses me traeré una hermana para pruni a casa
    buena entrada y compleja, tanto en cuenta el golpe de saber que existe una enfermedad crónica o terminal hunde mucho y efectivamente los efectos psicológicos son difíciles de paliar, por eso admiro tanto a aquellas personas que consideran y abrazan emocinal y psicológicamente a estos enfermos, es de tanta ayuda para ellos como la própia medicación, por eso es importante estar a su lado cuanto sea posible,
    reciba un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  50. Muchísimas gracias por su apoyo y lo tendré en cuenta.Pero lo llevo mejor,muchísimas gracias.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  51. Hola Sor Cecilia,eres de gran ayuda para todo, ya sea personal o enfermedad.Tengo una amiga que era oncóloga en el hospital de bellvitge y dejó todo para irse a un convento de clausura,tiene 32 años y es muy feliz con su vocación,mi amiga Mónica que es asistenta social, también lo dejo y ahora está en un convento de clausura de Jerez.es verdaderamente feliz y no lo cambiaria por nada del mundo su vocación tiene 37 años y es guapísima,las dos son del Camino Neocatumenal,no se si lo coneces,pero la verdad es que salen muchas monjas y sacerdotes y muchas familias numerosas que dejan todo y se van a predicar el Evangelio por todo el mundo en misión.

    besitos

    luna

    PO.Yo también soy de este movimiento de la Iglesia.

    ResponderEliminar
  52. Sor Cecilía..Es una exposición muy interesante, la personalidad y la siquis del emfermo.Con ello conocemos a una profesional de la salud
    Mi hijo va regularmente al Trias y Puyol de Badalona como técnico electrónico.
    Una abraçada..

    ResponderEliminar