Seguidores

miércoles, 12 de octubre de 2011

DETRÁS DE LA PUERTA ...¿QUÉ HAY?

                                                                   


Mis queridos amigos, hoy deseo hablarles de la muerte de una forma distinta e ingeniosa que me llegó por correo hace algún tiempo.
Les dejo con ello, es corto pero de gran riqueza

DETRÁS DE LA PUERTA

Un hombre enfermo se preparaba para salir del consultorio del médico que le estaba examinando y dijo:
"Doctor, me asusta la muerte...dígame que hay al otro lado"
Muy suavemente el doctor dijo: "No lo sé." ¿Usted no sabe?  Usted es cristiano y ¿no sabe qué hay del otro lado?! El doctor tomó  el pomo de la puerta... Del otro lado se sentían como rasguños y gemidos y...cuando se abrió la puerta, un perro entró en el cuarto, saltó sobre el médico y con gran alborozo le lamía lleno de contento.
El médico se volvió hacia su paciente y dijo:"¿Vio lo que hizo mi perro? ...Él nunca había estado en este cuarto antes.  No sabía qué había adentro. Sólo sabía que su dueño estaba allí y cuando se abrió la puerta, saltó sin ningún temor".
Yo poco sé de lo que hay al otro lado de la muerte... pero sí sé una cosa: ¡Que mi Dueño estará allí y eso me basta!
                                                   ********
ESPERO QUE LES HAYA GUSTADO

                                                         LES REGALO LA FRASE 
                     
CON TERNURA LES DEJO UN BESO


82 comentarios:

  1. Sor Cecilia, siempre a la muerte hay que tenerle respeto, aunque los que creemos pensemos que no todo termina aquí existe algo después de morir y si lo creemos así será
    Besos

    ResponderEliminar
  2. ya antes había leído este tierno relato; creo que la muerte no sdolamentye es algo necesario sino presumo que debe ser muy bello, por lo menos más que la vida. Un fuerte abrazo.

    Hermana creo que quitando la palabra clave el comentario sería más rápido.

    ResponderEliminar
  3. Es curioso el miedo a la muerte que tenemos, porque en el momento en que nacemos, ya estamos muriendo un poco, por otro lado, tenemos toda la vida para prepararnos, y sin embargo evitamos pensar en ello por ese miedo que llevamos ya incrustado en los genes. Al otro lado hay energía, estamos hechos de moléculas y eso es energía que sólo se transforma cuando nos abren esa puerta.

    Montañas de besos ángel.

    ResponderEliminar
  4. No conocía esta historia y es una forma muy sencilla de explicar la muerte y lo que nos aguarda.
    Algunas veces cuando me envían un email que veo que tiene un contenido con grandes valores, se lo hago llegar, pero no puedo evitar preguntarme si no la estaré sobrecargando de trabajo.
    ¡Muy buenas noches!
    Un abrazo
    http://ventanadefoto.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  5. Buenas noches Sor Cecilia:
    ¡Cuánta ternura encierra ete relato!, tanta como la del perrito que estaba detrás de la puerta del médico.
    Besos de tu amiga Montserrat y de su hijo Albert y también de Gabriel.
    ¡Ay faltaban los mimitos del gato Pipo!.

    ResponderEliminar
  6. Sor Cecilia, es un relato que nos lleva a Dios, es significativo. Un familiar de 92 años está pidiendo pasar la puerta.
    Un besino.
    Goriot.

    ResponderEliminar
  7. Pues es una lectura con contenido hermoso.Paso a saludarla y desearle que siga bien.

    ResponderEliminar
  8. Hola mi querida Sor Cecilia. gracias por tu comentario sobre Halloween. estoy muy de acuerdo en que cada uno es dueño de creer lo que quiera y de celebrarlo (o no) como quiera. con respecto a la muerte, tengo que confesar que le tenía mucho miedo. pero conocí a un hambre maravilloso.
    el Padre Esteban Gumucio. que me hizo ver las cosas de otra forma. el siempre decía
    "Vivimos para ir al Padre". y una vez hablando justamente del tema de la muerte,
    alguien le pregunto. "cuando llegue tu momento, como vas a decir adios? a lo que el contesto "no va a ser adios" y levantando su dedo indice hacia el cielo dijo
    "va a ser A DIOS.Él me va a estar esperando".
    hacen ya algunos años el partió al encuentro que mas ansiaba en la vida. y estoy completamente segura de que es inmensamente feliz. yo, ya no tengo miedo. solo espero que llegue el momento de cruzar mi puerta.
    te cuidas mucho. te dejo mi cariño.. Lula

    ResponderEliminar
  9. Del otro lado existe la vida plena y eterna en la presencia de la Santísima Trinidad.

    En todas las catequesis prebautismales que doy reflexiono sobre el inmenso deseo que se esconde dentro de cada ser humano: el irresistible deseo de ser feliz eternamente.

    Pues bien, si eso está dentro de cada hombre, es porque Alguien lo ha puesto. Y el que lo ha puesto, si lo ha hecho, es porque puede cumplirlo.

    ÉL Resucitó, yo me fío, porque su Palabra nunca ha fallado ni falla, y porque todo se ha cumplido en ÉL.

    Pero, además, porque eso es lo que realmente busco. Y es señal inequivoca que hemos salido de ÉL y a ÉL llegaremos.

    Un fuerte abrazo en XTO.JESÚS.

    ResponderEliminar
  10. Hola Cecilia ya de vuelta de mi larga ausencia, poco a poco os voy saludando.
    Muy verdadero e interesante el modo de pensar del Doctor sobre lo que hay al otro lado, para mi está mi amado, amante, mi guía y mi fiel amigo, al que le hablo todos los días.
    Un abrazo.
    Ambar.

    ResponderEliminar
  11. Hola..Sor Cecilia...Buena respuesta la del doctor..

    Bona nit..

    Abraçadas..

    ResponderEliminar
  12. Una “parábola” apropiada la que le puso el medico al paciente.
    A los creyentes eso es lo que nos quita el miedo a la muerto, el saber que nuestro Señor nos esta esperando detrás de esa puerta.
    Gracias Sor Cecilia por tantas frases bonitas como nos esta regalando continuamente. Un respetuosos abrazo Hermana

    ResponderEliminar
  13. Yo no le temo a la muerte porque sé que tras ella están mis personas mas queridas que ya se fueron, yo lo que sí le temo es irme muy joven y dejar a mis hijos con la misma pena que tengo yo por la pérdida de mi padre y mi hermano.

    ResponderEliminar
  14. Al otro lado no hay que tenerle miedo, pero si respeto.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Me ha gustado mucho el relato sobre el misterio de la muerte......que vida esta tan compleja queremos aprender a vivir y vivir cuando todos sabemos que tenemos que morir y no nos preocupamos por aprender a hacerlo....
    Te regalo este poema que escribí hace ya unos cuantos años y que surgió después de una reflexión mía sobre la muerte:

    Nacemos para morir
    es algo muy bien sabido
    más quisiéramos vivir
    a pesar de haber vivido.

    Si la muerte es natural
    al acabar el camino
    ¿por qué a todo mortal
    le asusta el normal destino?.

    El hecho de haber nacido
    lo vemos muy natural
    pero no hemos podido
    a la muerte ver normal.

    ResponderEliminar
  16. Me voy enfadar el primer comentario fue mio y ahora quise mirar y no estoy. Bueno ya me desenfade jujujaaaaaaaaaaaaaaa. VA EN SERIO. Detras de la puerto hay fe. un abrazo

    ResponderEliminar
  17. LIndo o que li...


    Sor Cecília

    Com um besito mi poema...

    DOS NIÑOS

    Un niño
    Una niña
    Dos niños
    Che hermana dame pan
    Solo tengo uno Paquito
    Hermana uno da para los dos
    Che Paquito, ¿lo crees?
    Así es hermana, lo creo mismo

    Entonces si tu lo crees
    Yo también lo creo
    Hacercate aquí...

    Vamos partir el pan...
    Mitad para mi
    Mitad ara ti
    Che Paquito
    Usted tiene razón
    Por fin el pan
    Se estiró,... se estiró...
    Ha crecido mucho
    Y dio mismo...
    Para los dos...

    Poema de Lili Laranjo
    Traducción de Joaquín Duarte

    ResponderEliminar
  18. Me encanta tanto la foto como el contenido y la enseñanza. Es un placer volver a leerte. Un fuerte abrazo, amiga, hermana, sor...

    ResponderEliminar
  19. hacía un tiempito que no me conectaba,el tiempo a veces no da para todo,y he venido a dejarle un saludo y un abrazo afectuoso.

    ResponderEliminar
  20. Creo que detrás de la puerta está la felicidad permanente que esa nadie te la puede quitar.

    Chus cielo cuando llegastes la puerta estaba cerrada pero habia cola para entrar.

    Buenas noches hermana Sor

    ResponderEliminar
  21. Hola dulce amiga, excelente relato, excelente forma de mirar la muerte. Sabemos por la Fe, que viviremos eternamente, que Dios, generoso y bueno nos estará esperando para arrullarnos entre sus brazos, sabemos que estaremos junto a nuestros seres queridos que ya partieron y hoy danzan al sonido de las melodías de los ángeles.
    A nadie le gusta partir, aunque tenemos el regalo de los días en vida para prepararnos y aprender. Pienso que la muerte es simplemente una etapa más de nuestra vida que todos debemos cumplir, antes o después, y, si durante nuestro tiempo no hemos crecido lo suficiente, volveremos a terminar lo que está inconcluso, Dios nos necesita completos y puros.
    Gracias por publicar. Besossssssssssssss

    ResponderEliminar
  22. Hola Sor Cecilia.
    Me ha emocionado su relato.
    Me ha parecido realmente bella la historia.
    Gracias por compartirla y por disfrutar de su amistad.
    Con cariño verdadero.
    REicard

    ResponderEliminar
  23. Querida Sor.Cecília,
    Excelente texto que me levou à reflexão.
    Só uma vida bem vivida, com decência e generosidade, prepara, ainda que sem muita garantia, isso que chamamos morte: que nos espreita na cama, no carro, no avião, na calçada, ou na mira de algum terrorista alucinado.

    Carinho de sempre!

    ResponderEliminar
  24. No,no sabemos quien es el primero,pero Chus como muchos cuando entramos a este oasis lleno de paz y ternura nos dice cero comentarios y ahí está la equivocación de Chus.

    Otras buenas noches herman Sor

    ResponderEliminar
  25. Buenas noches hermana:

    Es una manera original de describir algo que tememos por desconocido, o al menos nos crea un cierto desasosiego.
    Sor Cecilia, por mi profesión he visto la muerte demasiadas veces, la primera vez era demasiado joven y me aterró, ahora puedo decir que no la temo, me acobarda mucho más el dolor y el sufrimiento.

    Detrás de esa puerta espero que haya luz y sobre todo paz.

    Un abrazo Sor Cecilia.

    ResponderEliminar
  26. Parabéns pelo blog. Rico de assuntos e belas imagens. ASbraço

    ResponderEliminar
  27. "Vigiai, e orai, para que não entreis em tentação." O Espírito muitas vezes está pronto, mas a nossa carne é muito fraca. E nós precisamos por um freio na nossa carne, língua, corpo e mente; e este freio vem através da vigilância, da oração e da Palavra de Deus. A morte passa a ser um premio!
    Abraço, Célia.

    ResponderEliminar
  28. Al nacer empezamos a morir poquito a poco, pero no nos damos cuenta que al nacer traspasamos otra puerta que no trae a este mundo desde otro... cuando llega el momento es lo mismo. Regresamos de donde hemos venido, volvemos al Padre, más completos, más hechos y tal vez, sólo tal vez, más sabios.
    Cristo dijo: "Voy al Padre a prepararos un sitio, cuando vaya y os lo prepare, volveré y os llevaré conmigo, para que donde yo estoy, estéis vosotros también." Estas palabras del Evangelio de San Juan están llenas de esperanza, ese sitio es el lugar tras la puerta y lo mejor es que Jesús prometió estar detrás de ella esperándonos., aunque no por eso la incertidumbre nos asuste un poco, pero debemos confiar en Él.

    ResponderEliminar
  29. No sé exactamente lo que hay detrás de la puerta, a pesar de haber estado del otro lado durante un breve espacio de tiempo hace algo más de seis años. Lo que sí sé es que al regresar mi manera de ver la vida cambió completamente. Y también sé que en cualquier momento uno/a puede atravesarla sin darse cuenta. La vida de este lado sabemos cuándo la tenemos, pero no cuándo se nos va a terminar.

    Un abrazo.

    Biquiños.

    Carmen.

    ResponderEliminar
  30. ¡Hola Sor Cecilia! La muerte es una vieja conocida para mí, en 10 años murieron todos mis tíos, tías y hasta algunos primos. Después de eso murieron unos cuantos primos más y también tíos y tías políticas. De ambas partes de mi familia (paterna y materna).
    Tanto es así que hoy tengo dos tías, Coca es la hermana menor de mi papá y Tota (en Jujuy)
    tía política por parte de mi mamá.
    Además visitó dos veces mi cuerpo y se llevó mis nenas.
    Algo de miedo le tengo, pero no tanto porque estoy segura que cuando me toque irme encontraré a todos esos seres muy queridos para mi, entre ellos mis padres, y saltaré a la luz del Señor con alegría, a lo mejor me deja sentarme en sus rodillas otra vez, como cuando era chiquita.
    Mi hija, tenía 2 años cuando murió mi mamá y después de un tiempo nos decía siempre:
    "somos una chispita que se desprendió de Dios y cuando nos morimos volvemos a Dios como chispita." Con esas palabras más o menos, yo creo que se lo enseñaron en el Jardín las hermanas del Colegio Mater pero ella decía que no...
    Yo creo en eso, como dice el Doctor en su historia, volvemos a casa, donde esta nuestro Dueño y nuestros seres queridos...
    Un beso hermana, y cariños a sus compañeras...

    ResponderEliminar
  31. Oi minha amiga irmã Cecilia, que belo seu texto. Me encanto com o texto de hoje. A morte é caminho que todos nós sabemos que existe na nossa vida. Não tenho medo da morte porque sei que meu mestre vai estar la na porta me esperando, esse é o conforta nossos corações. Um exelente resto de semana cheio de coisas boas. Bjs grande!

    ResponderEliminar
  32. en eso estoy de acuerdo madre, despues de la muerte del cuerpo el alma, vuelve a su casa y al padre, que dios nos espere mucho tiempo, si nonos necesita alli, un beso.

    condor la saluda madre.

    ResponderEliminar
  33. Cecilia,conmovedor de verdad,cariños amiga.

    ResponderEliminar
  34. Creo que hay paz y alegria, me guat pensar ais, alli estan mis seres queridos que han partido antes. Un abrazo

    ResponderEliminar
  35. Hola Sor Cecilia!! Me encantó, cuanto enseñan esas simples palabras y el acto tan sincero del perro. Es así...
    Cuídate mucho.
    Buenas noches amiga.
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  36. La parábola es tan buena que no tengo duda de que me la copiaré más temprano que tarde y la utilizaré para hablar de este tema...

    Aprovecho también para invitarle a un nuevo blog que estoy haciendo bajo un nuevo concepto, cualquier comentario es bienvenido... el viejo lo he dejado ahi y ahora pienso trabajar en este.

    http://levantateybrilla.blogspot.com/
    Saludos Madre..

    ResponderEliminar
  37. Hermana...gracias por compartir. lo sencillo y cotidiano, no ayuda a comprender y vivenciar de otra manera los designios de Dios. La muerte en mi esta presente desde siempre, pero no como algo q me asuste, para nada, soy muy consiente q puede suceder en cualquier momento...y a mi mente viene siempre..."que la noche no te sorprenda sin aceite para tu lámpara..." ojala q todos tengamos reserva, y q cuando Dios disponga, estemos listos para cruzar esa puerta y encontrar la felicidad eterna. un beso y un cariño muy grande.

    ResponderEliminar
  38. Liebe Schwester Cecilia, ja es sind die Fragen, wir stellen sie uns manchmal, sie haben in jedem Menschen schon existiert, als sehr kleines Kind, der Beginn, wo die Tür des Lebens uns geöffnet wurde…
    herzlich Grüße von Jasmin

    ResponderEliminar
  39. Hermana, no habia venido antes porque me salia la advertencia del virus. Esperé a que se fuera y ya no está. Que hermosa su entrada de hoy.
    Mi opinión de lo que hay detrás de la muerte es que está lo que hemos conquistado en la existencia, o lo que hemos deseado tanto.
    Aquel o aquella que solamente desea aquí, pues nada obtendrá. Creo que los deseos con mucho anhelo se cumplen, tanto aquí como allí.
    Un tierno y cariñoso abrazo

    ResponderEliminar
  40. Pues es verdad que parece contando así sencillo..

    pero ...

    la realidad es que traspasar el umbral...

    a muchos nos dá cierto miedo y respeto..

    Un saludo

    ResponderEliminar
  41. La muerte siempre, aunque seamos cristianos, nos da un poco de miedo.
    Lo que debemos de hacer es abrazar a nuestro Padre que sabemos, con seguridad, que junto a El nada malo nos ocurrirá y sabrá llevarnos al mundo que nos tiene prometido.
    Hermana con cada texto, con cada reflexión nos hace pensar y meditar.
    Gracias por su ternura.
    Que Dios la bendiga.

    ResponderEliminar
  42. Creo que todos nos aferramos a la vida porque es lo que realmente observan nuestros ojos, día a día, pero llegado nuestro momento para partir debemos de llevar en nuestra mochila millones de besos, de abrazos, de te quieros, de generosidad, de haber sido una buena persona, y haber ayudado a nuestro alrededor, esta mochila será suficiente para marcharnos con tranquilidad y paz.

    Cruzar esa puerta es un enigma, no tenemos datos, solo nuestra fé, sea lo que sea lo que haya o no haya, vivamos nuestro presente de la mejor manera, sin hacer daño al año y sintiéndonos plenos.

    Un besazo Sor Cecilia y gracias por pasarse por mi casa, cuidese madre.

    ResponderEliminar
  43. Hola amiga!
    Gracias por compartir el relato!!
    Un fuerte abrazo desde Venezuela!!

    ResponderEliminar
  44. la frase es preciosa,y la entrada,para reflexionar.un saludo

    ResponderEliminar
  45. Confío que llegado el momento , traspasar esa puerta debe ser un momento especial, quisiera encontrarme de nuevo con todos aquellos seres queridos que tanto quise y ya no están a mi lado.Su luz seguro que es una bendición.

    Que tenga un hermoso día amiga.
    Un fuerte Abrazo con mi cariño.

    ResponderEliminar
  46. Querida Sor Cecilia, el temor a la muerte desaparece cuando hay una fe real (sea en lo que sea pues según la creencia así ha de ser.)
    Yo se que hay serenidad :)

    La frase que nos regalas es de un peso coherente digno de elogio. El corazón y el alma así lo saben, pero tenemos tanta "cabeza" que es una pena.

    Besos y abrazos

    ResponderEliminar
  47. Me ha gustado mucho esta entrada. Qué suerte tener la fe de la que hablábamos días pasados, para tener esa certeza de que nuestro Dueño está detrás de esa puerta.
    Un fuerte abrazo, querida Sor Cecilia.

    ResponderEliminar
  48. Hola Sor Cecilia, muy buen texto, tiene mucha enseñanza,como siempre leer su blog da mucha paz, espero esté bien, la saludo desde Buenos Aires, lluvioso y fresco.

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  49. Querida Sor Cecilia, como siempre, excelente entrada que nos ayuda a todos enormemente. Tras la muerte comienza la vida eterna, lo más bonito y para lo que nos preparamos día a día. Gracias de todo corazón amiga. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
    http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  50. Hola Sor Cecilia, que temaaaaaa, cuesta aceptarlos, explicarlo, hacerlo parte de nuestra vida.
    Me quedo con esa explicación del doctor, yo solo espero que ese Padre amoroso que siempre ha estado presente en mi vida, me reciba con sus brazos abiertos, una sonrisa amorosa y me diga que bueno que llegaste, te esperaba con ánsia.
    Gracias por compartir tantas cosas con nosotros Sor Ceci.
    Cariños,
    Piedad

    ResponderEliminar
  51. Hola Sor Cecilia..

    me has emocionado..

    y no me suele pasar......

    sí... si que me gustaría...

    verte a ti....

    y a ellos que partieron..

    Gracias por tu entrañable ternura me quedo con ella..

    y espero que de mi te llegue... algo... de..

    digamos... sentimiento..... en este momento auténtico...

    ResponderEliminar
  52. Hola,Sor Cecilia...espero que esté bien. Precioso esta especie de fábula...cuya enseñanza es tan clara y fácil de entender. Yo espero que Él esté detrás de esa Puerta...tan temida por los que no tenemos la suficiente fe. Yo soy cristiana...pero la verdad es que le temo...aunque confío todo lo que puedo.
    Me ha gustado mucho esta entrada, de verdad. Un beso grande para usted y mi agradecimiento.

    ResponderEliminar
  53. Que bello Sor Cecilia, creo que todos tememos traspasar está puerta pero es ley de vida y detrás seguro que nos recibirán nuestros seres queridos que ya la han traspasado. Un fuerte abrazo para usted

    ResponderEliminar
  54. Sor:
    El relato es hermoso pero no aclara nada y el misterio permanece, hasta que, por imposición vital, atravesemos esa puerta. No me preocupa porque nada espero.
    Incluso la aniquilación no es inquietante: sería el noble reciclaje de una materia que hemos tomado prestada, sin proponérnoslo, para vivir, sufrir y gozar una vida con las cartas echadas de antemano, jugando nuestra partida como mejor supimos; apostando, ganando y perdiendo hasta ser derrotados por la banca, implacable y certera, que siempre acaba triunfando sobre el juego noble y la trampa.
    Detrás de la puerta no sé lo que hay pero de una cosa estoy seguro: no habrá trampa.
    Un abrazo, sor.

    ResponderEliminar
  55. Que bello!!!!Bien dice EL, abandonate en mis brazos!!!! Lo unico verdadero en la vida es el amor y la compañia de Dios.
    Un gusto para mi encontrarme con su blog, es una bendicion mas en mi vida.
    Un abrazo de Esperanza.

    ResponderEliminar
  56. gracias por su esperanzadora historia, sor Cecilia
    saludos blogueros

    ResponderEliminar
  57. Me ha gustado mucho, Sor Cecilia. No lo había leído nunca y me parece genial que lo hayas compartido con nosotros :) Desde luego, tener a alguien bueno y conocido aunque sea en un lugar que nunca hemos visto, siempre trae tranquilidad. Un beso, amiga =)

    ResponderEliminar
  58. Hola Cecília,

    Qué reflexión, hermoso texto, la muerte siempre da miedo, pero en realidad lo que importa, es que nuestro dueño (Dios) estará allí para recibirnos. Y eso para mí es lo suficiente.

    Gracias por su visita y comentario.

    Saludos

    ResponderEliminar
  59. Eres pura como el agua, a tu lado ya nada me asusta...nada...
    Si es que ahora mismo me encantaría tenerte aquí y abrazarte.
    Te quiero Cecília, mucho.

    ResponderEliminar
  60. No tengo miedo a la muerte, máxime cuando estuve muerta en vida, pero ahora que desperté de un largo sueño, me aferro a vivirla, cuando llegue la hora del tránsito, ahí estaré.
    Una linda manera de explicarlo, el hombre creo que no teme a la muerte, sino a lo desconocido.

    Besos dulces y un dulce abrazo!

    ResponderEliminar
  61. La verdad que este post no me ha venido muy bien leerlo hoy... quizás porque estoy un poco sentida.... bueno no importa es una bonita forma de ver la muerte... por eso te tengo un premio en mi blog, ven a buscarlo es todo tuyo ^.^

    Besos

    ResponderEliminar
  62. Detrás de la puerta estuvo también JESUCRISTO, y bien detrás, crucificado en la Cruz.

    Pero Resucitó, y está Vivo. Ese es el fundamento de nuestra fe. Los que creemos en JESÚS estamos seguro que resucitaremos. Puede ser que no lo sintámos, que no lo enténdamos, pero nuestra confianza en ÉL nos lo afirma y fortalece nuestra fe.

    Fueron muchos los que lo vieron después de Resucitar. Se le apareció, además de a los Apóstoles, a mucha gente. Y millones de personas han dado su vida por ÉL.

    Su Palabra, nadie la puede negar, nos lo dice: "Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida", quien cree en Mí, come mi Cuerpo y bebe mi sangre, vivirá eternamente.

    Y su Palabra es Palabra de Vida Eterna. Todo se ha cumplido en ÉL. Si de alguien nos podemos fiar, es de JESÚS, porque todo lo que ha dicho se ha cumplido.

    Con su Resurrección cumplió todo lo profetizado. No lo dudes, o mejor, fíate del SEÑOR. Es él quien está detrás de la puerta.

    Un saludo a todos.

    ResponderEliminar
  63. Quisiera dejarte un comentario sobre la muerte,pero es dificil para mi,solo espero que despues empiece la vida eterna y que algun dia podamos encontrarnos con nuestros seres queridos.Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
  64. Sor Cecilia, el ejemplo de la puerta, la dimensión de vida y su llave a la eternidad ha sido muy clarificador, me ha gustado.

    Besos.

    ResponderEliminar
  65. Sor Cecilia excelente historia con un bonito final. Me encantó
    Te dejo un abrazo

    ResponderEliminar
  66. bello , emotivo y profundo relato nos regalas querida amiga, infinitas gracias por el y por anegar nuestra alma de tu dulce ternura, muchos besinos de esta amiga que te quiere un montonazu y te desea con cariño feliz viernes.

    ResponderEliminar
  67. Que hermosa comparación, por lo menos a mí me llena de esperanza.
    Un beso muy grande

    ResponderEliminar
  68. La muerte ni es bella ni es justa, queremos creer que detrás de la muerte hay otra vida porque si no la vida no tendría sentido para muchos de nosotros.
    Pero la verdad es que nadie sabe nada de lo que hay detrás de la puerta y si hay algo, quizá lo único que hay es el final del camino ante una puerta cerrada.

    ResponderEliminar
  69. ES MUY BUEN PUNTO DE VISTA ,PARA ENFRENTAR TREMENDO CAMBIO,ES ACEPTAR QUE DEJAS MUCHOS AFECTOS,PERO RECIBES BRAZOS DE QUIEN SIEMPRE ALABASTE.
    EN ESTOS DÍAS HE PASADO UNA EXPERIENCIA SOBRE ESTO,Y PARA LOS QUE QUEDAMOS,SE HIZO MAS DIFÍCIL,NO EN CAMBIO PARA QUIEN PARTIÓ,QUE TENIA LA FE ,EN SU MÁXIMO ESPLENDOR
    GRACIAS SOR CECILIA,TU ESCRITO LO RECIBO EN EL MEJOR DE LOS MOMENTOS
    UN BESO ,Y TODO MI CARIÑO

    ResponderEliminar
  70. Amada Sor Cecilia:
    Precioso relato, creo que detrás de la puerta el alma descansa.
    Un besito suave de nube. Feliz fin de semana.
    Mau

    ResponderEliminar
  71. Cecilia amiga ... lo que es un hermoso mensaje! la confianza en Dios en el silencio .... Y mantenemos el corazón sereno ... Un abrazo

    Amiga Cecilia...que linda a mensagem! a confiança em deus nos da tranquilidade....E mantemos nosso coração sereno...Um abraço

    ResponderEliminar
  72. Cuanta belleza y cuenta verdad en ese pequeño cuento. Por qué temer si Él nos ha dado su palabra de estar esperando del otro lado.

    Buen fin de semana, querida Sor Cecilia.

    Rosa

    ResponderEliminar
  73. ES UNA ENSEÑANZA MARAVILLOSA Y CLARA !!! MIL GRACIAS POR COMPARTIRLA CON NOSOTROS Y MIL GRACIAS POR ESTE RINCONCITO LLENO DE LUZ QUE COMPORTARTES !!! NOS HACES MUY FELICES A TODOS!
    VENGO A AGRADECERTE POR TUS BELLOS PREMIOS LLENOS DE CARIÑO Y POR TODO ESE AMOR FRATERNAL !! TE DEJO UN GRAN CARIÑO LLENO DE BENDICIONES !!!
    ABRAZOTE LAURA CORNEJO
    ╔══════════════════╗
    ║(¯`♥´¯).Feliz Fin de Semana¸¯♥
    ║`*.¸.* ☺Mil Cariños a Todos´´¯`•.♥
    ║ miscyberamigos.blogspot.com..♥
    ╚══════════════════╝

    ResponderEliminar
  74. Vengo de una familia por parte de padre muy religiosa y a mí me inculcaron unos valores tanto cristianos y morales muy fuertes.
    Pero la fe es la certeza de lo que se espera y creer en lo que no se ve, realmente cuesta mucho creer en lo que no podemos ver ni tocar.
    El ser humano a menos que sean unos fanáticos radicales como los islamistas todos tenemos miedo a la muerte, unos creen que después no hay nada y otros que esta el paraíso, creer o no creer vas mas por la educación recibida que otra cosa.

    ResponderEliminar
  75. Hermana, no creo como tantos en la casualidad, misteriosamnete llegué a tu blog y me topé con el relato de "Qué hay del otro lado", confirmado está que Dios te usa para llegar en el momento justo, gracias, y que el Señor te muestre siempre su luz y rostro, con afecto aún sin conocerte, desde Buenos Aires, la brujaMar.Gracias!!!!

    ResponderEliminar
  76. Hola Sor Cecilia y toda la comunidad,
    me parece de una manera maravillosa la explicación a un tema tan temido en España.
    Les dejo un abrazo lleno de ternura y gratitud.

    ResponderEliminar
  77. Hola sor Cecilia!!!

    Este relato es alentador.Miedo a la muerte creo que no lo tiene el que nada tiene que perder.Tampoco le tiene miedo a la muerte el muy espiritual,pero los que somos normalitos...tememos a la muerte,más que la nuestra propia la de nuestros seres amados,sean animalillos o personas.La muerte es un misterio profundo y por esto nos da temor.

    Un besito.

    PD.Hermana,estos dias estoy poco con el ordenador,por esto mismo no vengo mucho y quizás vea que no contesto algún comentario.Estoy con una crisis de fibromialgia y cuando estoy así no puedo hacer nada por el estado mental en que me sumo: desarmonia y mucho desorden,como no hay fuerza física...pero,estoy bien a pesar de todo porque tengo un techo y una cama muy cómoda en la que me puedo permitir hacer curas de sueño y por esto sigo siendo feliz,otros no pueden y eso hay que dar gracias siempre,el poder descansar y tener dos seres maravillosos a mi lado que me comprenden.Besitos.

    ResponderEliminar
  78. Precioso, una gran manifestación de fe. Gracias

    ResponderEliminar