Seguidores

miércoles, 12 de enero de 2011

HISTORIAS DE SESY BO.-AMAR CON INTENSIDAD, SOY CIUDADANA DEL MUNDO

IMAGEN DE INTERNET

Sesy Bo, tras el accidente de moto se volvió como más callada en su interior, no obstante aparentaba que no pasaba nada, que seguía haciendo las monadas de siempre sin que nadie observara su falta de memoria.

Cuando le preguntaban ¿Cómo te llamas bonita?, ella se hacia la tonta, no podía responder a lo qué le preguntaban, porque no se acordaba de su nombre y al mismo tiempo no lo ignoraba, pero no era capaz de pronunciar nombre alguno, era una lucha entre no lo sé y sí lo sé pero no puedo expresarlo y si lograba acordarse, entonces no cesaba de repetir hasta la saciedad su nombre y dirección, añadiendo eso sí, que era «Ciudadana del mundo.»

Este sentimiento de ser ciudadana del mundo siempre la ha acompañado, era catalana y amó donde vivió con intensidad, y si se pudiera medir el amor con que amaba Sesy Bo, todos los vasos de Duralex se romperían en sus manos.
¿Qué era para Sesy Bo amar con intensidad?, si el amor de una niña podía romper con facilidad los vasos de Duralex significa que su corazón se volvía como las entrañas de una madre, y allí alimentaba el amor de su vida, dando Vida. Amar con intensidad, se convirtió para Sesy Bo algo tan necesario como respirar el aire.

Podía pasarse horas contemplando una simple margarita, o quedarse en el gallinero observando como salían los ratoncitos pequeñitos de color rosado, pues eran crías y sentirse en esos momentos su mamá que les enseñaba a comer y a tener cuidado de las gallinas que los querían picotear.

Con esa intensidad de amor la llevó a construirse una barraca con lonas y cañas y pasar horas enteras allí metida de cara la pared y estar en diálogo con su Dios Padre, a quien le confiaba las cosas, buenas y menos buenas.
Sesy Bo, cuando salía de su aletargo del cielo, se volvía una dulzura como si fuese miel. Contaba entonces solo 6 años y ya sabía muchas cosas de Dios, aunque casi no entendía nada, pero quedaban en el alma grabadas.

Alguno se preguntará… ¿Sesy Bo ya tenía vocación religiosa? Creo que diría que no, su única vocación fue amar toda la creación con gran intensidad. Amar con intensidad se convirtió en su única pasión.



Con la intensidad, movió la voluntad, con la voluntad movió la constancia y con la constancia corría tras de Dios y aún corre para alcanzarle para siempre.


Amigos, ámen con intensidad y si encuentran a alquien que sepa amar con intensidad, déjense amar apasionadamente y si necesitan buscar esa fuerza para saber amar, miren al Crucificado, él es el Gran Maestro del amor.

                                                                  
                                                                         
.Reciban mi ternura
Sor.Cecilia Codina Masachs O.P

49 comentarios:

  1. Sor Celia es hermomo lo de esa niña, y mal lindo aun es ciudadana del mundo, que curioso eso digo yo. Besos

    ResponderEliminar
  2. Hermosas memorias de la niñez, que facilidad para expresar lo que hace tiempo está dobladito y guardado en el baul de los recuerdos.
    Salen al aire preciosos como reviviendolos de nuevo.
    Lindo relato.Ciudadano del mundo...
    Aqui dejo dos versos de uno de mis poemas.
    Un abrazo.
    Ambar.
    Ciudadano del mundo soy
    Nacido en un rincón del universo
    No importa de donde llega la brisa
    Con su caricia y su beso

    Siempre esperando me quedo
    Escondido en mi silencio
    Que el amor que siento irradie
    Los versos que escribo luego

    ResponderEliminar
  3. Mi querida ciudadana del mundo, me está encantando esta historia de Sesy Bo y su amor por Dios y todo lo que Él creó. Gracias por compartirlo.

    Un fuerte abrazo Sor Cecilia.

    ResponderEliminar
  4. Hola mí querida amiga.
    Mil perdones por no venir más temprano.
    Pués Sesy Bo fué una niña muy llena de fuerza y decidida en sus opiniones.Ha hecho acordarme de como yo fué en mí niñez.
    Preciosos imagenes de su infancia y de miembros de sú familia. Os he copiado y los tengo en mys imagenes.
    Pronto voy sorpeenderla con un regalo mío.
    Mí buena amiga Sor Cecilia, por ahora a dejo con un beso de mí ternura.
    Janita

    ResponderEliminar
  5. No me olvido de ti Sor Cecilia, preciosa historia de esta niña amorosa, una abrazo

    ResponderEliminar
  6. Sesi bo.....¿No será ese nombre un derivado la famosa canción francesa de aquellos años "Cést si bon" ?
    Sor Cecilia, cuando uno rememora los estados por lo ha transcurrido su vida, los de la niñez parece que te hacen revivir más que otros, será por eso que a los ancianos se les dice cariñosamente que son como niños.
    Creo haberlo hecho en alguna otra ocasión, pero se lo volveré a repetir:
    Me gusta muchísimo su desenvoltura y ejemplo en ese cristianismo recio y nada" ñoño" del que haces gala, sin vanidad, sin imposiciones, sin miedos, sin alarmismos.
    Siendo como eres, monja de clausura, te has lanzado también a este mundo a cosechar por Cristo, con el agua y el abono de tus oraciones.....¡¡De ejemplo!!
    Jesús nos dice, que no hay nada más grande que aquél que da la vida por sus amigos.
    Esta frase, para mi tiene muchas connotaciones, aparte de poderse tomar al pie de la letra, también puede aplicarse a otras muchas situaciones.
    Dar la vida en el matrimonio, con tu esposa, tus hijos, tus padres, amigos.
    Dar la vida y amar al que viene a ti en busca de una palabra de consuelo, el que necesita un rato de compañía.
    Dar la vida, con el ejemplo y la misericordia necesaria para comprender al otro y no huir cuando te plazca, dando la sensación de falsedad en la posible amistad.
    En fin Sor Sesi Bo, ja ja, me congratulo y doy gracias a Dios por haberte puesto en mi camino....Y mira por donde, tenemos telepatía. En mi próxima entrada, ya preparada, también me considero "ciudadano del mundo"
    Un fuerte y respetuioso abrazo

    ResponderEliminar
  7. Dos mensajes que me llevo: amar con intensidad y ser una buena ciudadana del mundo.

    Un abrazo Sor Cecilia y muchas gracias por compartir tus vivencias.

    ResponderEliminar
  8. Una niña pequeña pero con vivencias intensas... ese es el gran secreto de saber vivir amar con intensidad.Un gran saludo Sor Cecilia

    ResponderEliminar
  9. Sencillamente maravilloso este breve relato de tu infancia.

    He leido muchas veces en tus páginas que debemos vivir con intensidad, y hasta este momento no lo he comprendido en toda su magnitud.

    Iba aprendiendolo y también aprehendiendolo poquito a poco, como esas cosas dulces que se saborean muy lentamente.

    Pero ahora su significado me ha llegado como una enorme ola que me ha envuelto en ella.

    Gracias por compartir esos trocitos de ternuras infantiles, Sor Cecilia.

    ResponderEliminar
  10. Hooolita Sor Cecilia... gracias por compartirnos tu historia... realmente la única forma de aprender a amar es amando... no solo a una pareja o a la familia... porque es fácil amar cuando hay motivos, pero amar sin motivo aparente... realmente es difícil yes lo que debemos aprender a hacer... cada uno, en nuestro interior...

    Besitines

    Daphne

    ResponderEliminar
  11. Cada vez estoy más contenta de haberte conocido,me gusta la historia de tu vida . Un beso hermanita mía.

    ResponderEliminar
  12. ahhh que bonito...eres de carne y hueso!!!!!!esto de las monjitas de clausura (con todo respeto lo digo)se me hace muy de rodillas al piso en constante oración frente al sagrario. He sido catequista en mis adolescentes años, ha pasado mucha agua debajo del puente y se ha llevado muchas ilusiones dejándolas a la vista, no brillaban como me habían enseñado. Esta Cecilia..se parece a la Novicia Rebelde de la película?, o es la versión moderna de un alma entregada a Dios y que nos quiere demostrar que para seguirlo y gritarlo no hay que esconderse del mundo...porque creo que es más loable y dificil vivir los votos en medio del mundo. Si es así..yo quiero estar a vuestro lado. Gracias Ceci por permitirme leerte.

    ResponderEliminar
  13. hay hermana como disfruto con las historias de sesy bo,es como una bigrafia,es como si esperara cada dia para leer un nuevo capitulo jajajjajaj y si escribe un libro con sus vivencias? yo prometo comprarlo jajajaja

    le dejo un besote enorme y gracias por compartir su vida desde la niñez y sobre todo desde la ternura.

    que dios me la bendiga siempre mi querida sesy bo.

    ResponderEliminar
  14. Bona nit:

    Que buena y dulce eras y sigues siendolo.
    Nos hubíeramos podido conocer.
    Si tu tenias 6 años, yo tenia 8.
    Pero dentro del mismo Barcelona, tu vivías en Hospitalet y yo en Gracia.

    Una abraçada y santa nit, Montserrat

    ResponderEliminar
  15. ..ayy..con tus andanzas dulce rizitos de oro!! sos oro" mi sesy bo..o,como creyo Armando ..jajaj..tantos corremosdetras de tanta cosa!!!..corramos ddetrás delamor ,al lado de él,con ´el y para él...besitos!!!!!

    ResponderEliminar
  16. No se puede vivir sin el amor es el combustible de nustras almas. Te mando un beso y te felicito por la entrada. A este mundo solo le falta eso amor.

    ResponderEliminar
  17. La niña tenía y tiene razón, somos ciudadanos del mundo, aunque tengamos que utilizar el DNI o pasaporte, la tierra no es de nadie más de aquel que en ese momento la pisa, de todos, las barreras las han puesto los hombres, no la creación.

    Para no tener memoria, Sor Cecilia, yo diría que se le quedó todo muy grabado y es que hay dicen... cosas que ocurren por algo, no tengo ni idea, pero abrá que creerlo.

    El amor es el gran símbolo de la paz, quién lo tiene mora en él.

    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  18. muchisimas gracias por estar a nuestro lado compartiendo tu bello texto, un besin muy grande de esta asturiana que siempre te lleva en el corazón.

    ResponderEliminar
  19. Sor Cecilia que historia tan bonita, me ha encantado leer esta segunda parte, que espero no sea la ultima.
    Amar con intensidad es lo que Ud. nos recomienda, tiene toda la razón, y es lo que debemos intentar conseguir.
    Sesy Bo era una ternura y Sor Cecilia sigue siéndolo. Un respetuoso abrazo y cuídese.

    ResponderEliminar
  20. Cecilia mi angel de la guarda!
    me encanta lo que nos cuentas!
    gracias por compartirlo.. y acercarnos aun mas a tu vida..
    besazo granaino para ti..!

    ResponderEliminar
  21. ¡Gracias por compartir esas vivencias de la infancia! Ser de Dios y vivir en el mundo... Tarea para una vida! Cariños hermanita, estare esperando tu próxima entrada

    ResponderEliminar
  22. Sesy Bo, Sor Cecilia... simplemente, ejemplo de Amor.
    Gracias por ello.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  23. Querida amiga, por si no te has dado cuenta, estás escribiendo tus memorias. Sí, que dará la vuelta al mundo, era lo que te faltaba ja ja ja.
    Realmente, son divertidas las travesuras e historias de Sessy Bo
    Besossssssssssssssssssssssssssssssssssss

    ResponderEliminar
  24. yo quisiera no tener un millón de amigos como dice cierto cantante, me gustaria tener al mundo entero por amigos,pero que difícil empresa esa es,ya que la gente habla de amistad de amor, todos deseamos poder tener y disponer de esas riquezas que Dios nos dio pero que muchos sólo las desean guardar.

    Buenas noches hermana Sor

    ResponderEliminar
  25. Gracias Sor Cecilia por tu ternura, voy a estar ausente por un tiempo y quise despedirme de ti, fue un placer enorme haberte conocido.

    .……….Querida Amiga
    ...._.;_'.-._...Gracias
    ...{`--..-.'_,}…..por
    .{;..\,__...-'/}…los
    .{..'-`.._;..-';…Momentos
    ....`'--.._..-'…Compartidos
    ........,--\\..,-"-.
    ........`-..\(..'-...\...Te dejo
    ...............\.;---,/..una flor
    ..........,-""-;\
    ......../....-'.)..\...una sonrisa
    ........\,---'`...\\
    .....................\|…… un Beso
    ………………..Que Dios te bendiga
    ………..Gracias por estar……..
    ……….Con todo mi cariño…….
    ………….Noemí………….

    ResponderEliminar
  26. Lo único que merece la pena de nuestra vida es el amor; el que entregamos, el que somos, y el que, con suerte, podemos a su vez recibir.

    Gracias por tus escritos y por estar siempre a nuestro lado

    ResponderEliminar
  27. Habla muy claro, sor Cecilia. Qué gran consejo. Lo tomo como dirigido a mí. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  28. Maravilloso tu blog feliz de haberte encontrado

    ResponderEliminar
  29. Hermanita Ceci, Dios te bendiga por el post y el consejo que nos das. "...miren al Crucificado, es el gran Maestro del Amor." y tú que buen testimonio de Su Amor eres.
    Te quiero mucho.

    ResponderEliminar
  30. Hola amig@ el saludo de este fin de semana lo he dejado en el blog Mis caricias del alma para todos los que me acompañais asiduamente, con un presente que preside la entrada, espero te guste.

    Ha sido adornado con la caricia de mis pupilas, la que te acerco al dejarte estas letras.

    TQ.

    Marí

    ResponderEliminar
  31. Gracias por transmitir con tanto amor al Amor con mayusculas.Queda claro que lo importante es el testimonio y ahi es donde se encuentra al Maestro...

    ResponderEliminar
  32. HOLA QUERIDA CECI, QUÉ HISTORIA MÁS TIERNA. SEGURAMENTE UNA NIÑA MUY DULCE, UNA NIÑA QUE DESDE ÉSAS HORAS TEMPRANAS YA SE SENTIRÍA ATRAÍDA POR EL GRAN AMOR QUE TODO LO CUBRE..

    AMIGA CUÉNTAME COMO ESTÁS DE SALUD.

    TE DEJO MUCHOS BESOS!!

    PATRY

    ResponderEliminar
  33. Cecilia, amiga...me ha encantado leerte...
    en la medida que me toca...tomo nota...

    te mando un beso muy muy fuerte desde el mar...

    ResponderEliminar
  34. Este post querida amiga Sor Cecilia es un post de amor con mayúsculas.
    Volveré por tu casa a leer tu vida en el siguiente capitulo...

    Abrazos de MA para ti.

    ResponderEliminar
  35. Sor Celia entre en su correo privado pero no tengo respuesta,¿no lo vio? UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  36. Gracias por compartir estas maravillosas historias son un regalo, me gusta leerte y disfrutar a tu lado, también comparto muchas cosas, de mirar al Crucificado y pensar que es sólo Anor. Saludos eres un cielo.

    ResponderEliminar
  37. Preciosa historia Sor Cecilia ! Es un plscer siempre leerte y estar a tu lado.
    Besitos de colores

    ResponderEliminar
  38. Es una bella historia querida Sor Cecilia, gracias por compartirla.

    Y aunque no me acuerde, lo importante de compartir este mundo de la red es tener gente de tu corazón alrededor.

    Te dejo un fuerte abrazo.

    Andri

    Me gusta la música que acompaña tu blog, relajante.

    Gracias!

    ResponderEliminar
  39. Me encanta esta autobiogtrafia y he he pasado una rato delicioso viendo las fotos.
    Gracias por darnos la oportunidad de conocerte un poco más.
    Besos
    nela

    ResponderEliminar
  40. Hermana, oro por tus hermanas (las idas y las presentes) y oro por ti. No voy a la iglesia, ni rezo las oraciones tradicionales, pero le hablo desde mi corazón a Dios para que las tenga en cuenta e interceda siempre a favor de ustedes. Un gran abrazo y muchos besos.

    ResponderEliminar
  41. Hola, Sessy Bo, paso a saludarte y que tu carazón de niña que aún conservas dentro de ti, en este momento lleno de amor para todo lo que tienes a tu alrededor, nos alcance a todos, los que estamos y los que ya han pasado a refugiarse bajo las alas del CREADOR.
    Mando mi oración para todos.
    Ambar.

    ResponderEliminar
  42. Hola de nuevo amiga , mil gracias por tu bella huella virtual ,mis mejores deseos de buena salud para ti, en esta etapa de tu vida ,que Dios nos proteja con su manto...

    Besos de MA.

    ResponderEliminar
  43. Hola querida hermana sor cecilia , maravillosas historias las de su infancia , una dulce niña llena de vida, inquietudes y amor hacia los demás.Me ha encantado leerla , al igual que sus fotografías.
    Precioso.

    Gracias por sus palabras y visita.De momento con el año nuevo , voy a realizar cambios nuevos , nuevas inquietudes...así que digo hasta pronto!!!

    Un Abrazo muy afectuoso.

    ResponderEliminar
  44. Hola Cecilia. Un abrazo muy grande como va todo que tal te encuentras ? te tengo muy presente.
    Tere

    ResponderEliminar
  45. Cecilia, ya estoy aquí contigo, me ha encantado lo que he leído, te coloco en mis blogs favoritos para no perderme nada.Muchos besos y espero que seamos buenas amigas,

    ResponderEliminar
  46. bonita historia de superacion y amor a Dios. Deberias escribir tu biografia y publicarla para que pueda servir de ayuda a muchas personas. Dios te bendiga.

    ResponderEliminar
  47. ¡A ver cuando vemos a Sesy Bo en el libro!
    ¡CIUDADANA DEL UNIVERSO, QUÉ ALEGRÍA TENEMOS DE PODER SERLO! Y desde el monasterio como Santa Teresita... ¡Me encanta cómo te has relacionado con la naturaleza... y con Dios! En tu corazón de niña te sabías amada hasta los tuétanos ¿verdad? Muchos besos

    ResponderEliminar
  48. Sor Cecilia, sigo con interes la historia que nos cuenta de su infancia y como la ha vivido con esa fuerza de curiosidad y amor.
    No me estraña que esa niñez haya forjado a una persona como usted, con su ternura y amor a todo el mundo. Gracias y que Dios la siga mimando.

    ResponderEliminar