Seguidores

viernes, 30 de abril de 2010

EL GRADO DEL CONOCIMIENTO DE DIOS




La actitud que tenemos hacia nuestro prójimo, la manera de verlo, de entenderlo, de disculparlo, de acogerlo en nuestro interior, es como un termómetro de mercurio expuesto al sol.

El amor como le tratamos nos indicará el grado de conocimiento que tenemos de Dios y de nosotros mismos, ambos conocimientos crecen al mismo tiempo.

Todo el mundo tiene un valor precioso delante de Dios, es Único, irrepetible, genuino y posee por ser creatura de Dios una gran dignidad.
El problema surge, cuando nuestros ojos empiezan a separa en listas unos hermanos de los otros, creando distancias tan grandes que no dejamos que Dios venga a unirlos.

Es el caso de los pobres, que se ven buenos y los pobres que no se ven tan buenos; a unos nos acercamos con más caridad y amabilidad que al otro grupo que nos contesta de malos modos, que se ríe de nosotros y hasta les tenemos miedo y nos marchamos corriendo huyendo de ellos como si fuesen unos criminales.

El buen cristiano, el que tiene los mismos sentimientos de Cristo, no huye ante un Cristo disfrazado de “personas no gratas” , con prudencia… va acercándose con amor al peligro de su semejante y le ofrece lo mejor de su ser: una sonrisa, un apretón de manos, una caricia, una mirada de ternura.


El verdadero creyente procura apartarse de la tentación de decir: « Esto no va conmigo, me puede herir, incluso matar»; y dejamos que el miedo vaya paralizando un corazón que está hecho sólo para amar.

El que ama se involucra tanto hasta que da su tiempo y su la vida.
El termómetro del grado de amor que tenemos, viene siempre disfrazado de manera poco atrayente. Todos somos hijos de Dios, no unos más que otros.

Díganme: ¿Cuántos sabemos que han mal pensado de un emigrante de color si en su casa falta alguna cosa o en casa de uno de sus amigos?
O, bien ¿Cuántos pasan de largo porque le ven tambalearse a un hombre mal vestido por la calle y piensan… ¡ese pobre desgraciado va borracho o está drogado! o… ¿Cuántos huyen ante una pelea domestica? Y podríamos ir añadiendo escenas cotidianas de la vida.

No huyamos, que Cristo viene disfrazado y no lo sabremos amar .
Con ternura.
Sor.Cecilia Codina Masachs O.P

jueves, 29 de abril de 2010

SANTA CATALINA«UNA MUJER MÍSTICA PARA NUESTROS DÍAS»



Nuestro Real Monasterio de Santa Catalina de Paterna-Valencia, hoy celebra la Solemnidad de tener por titular a tan insignie santa.
Esta tarde tendremos unas solemnes Vísperas con nuestro Arzobispo Mons. Carlos Osoro , tras las cuales podremos tener un encuentro con él y compartir nuestas esperanzas.

Les presento a nuestra Santa Catalina de Siena, como Madre de la Orden.-

Se ha hablado y se hablará de Santa Catalina de Siena porque está envuelta por el misterio de la propia santidad de Dios.

Hoy, la Iglesia celebra su vida, su generosidad y entrega al servicio de Dios en los hombres y a la Iglesia por su lucha incansable para que ésta fuese fiel a la verdadera doctrina, y convenciendo al Papa Gregorio XI a abandonar Aviñón en I376 y regresar a la sede de Roma.


Pero este no fue el único hecho relevante en su vida, toda su vida realmente es relevante. Desde su infancia se consagró a Dios en virginidad. A los 16 años y superada la oposición familiar, ingresa en las Hermanas de la Penitencia de Santo Domingo, dedicada ala oración, austeridad, penitencia y ayunos. A los 23 años, recibe en visión a la misión que Dios la ilumina para llevar a termino una vida intensamente apostólica; es una pacificadora entre las tierras toscanas, y busca la paz para todos los hombres intercediendo para que se consiga tal fin.


El 1 de abril de 1375, recibió los estigmas de la pasión del Señor, no en sangre sino en luz. Su misión fue muy eficaz en la reforma de la Iglesia y de la Orden de Predicadores, apoyada por su director espiritual Raimundo de Capua, el cual el mismo año en que murió Sta.Catalina, él fue elegido Maestro de la Orden de predicadores para realizar la reforma de la Orden y llevarla su antiguo esplendor.


Santa Catalina, nos ha dejado un importante epistolario, y otros escritos doctrinales y oraciones.Pio II la canonizó y Pablo VI, junto a Santa Teresa de Ávila, las nombró doctoras de la Iglesia en I970.
Pero Santa Catalina hoy, nos quiere hablar con su vida, no de ella sino de la santidad, de sus caminos, unos ocultos, otros de resonancia extraordinaria.


Los progresos sorprendentes en psicológica religiosa, ha obligado a los teólogos a estudiar con otros parámetros la psicología de los santos.
Iluminados por el Espíritu Santo, van descubriendo nuevos senderos y principios rectores de la teología mística, que es para la Iglesia una fuente de grandes verdades, de tesoros doctrinales que hacen quebrar las estructuras rígidas de tiempos pasados. Hoy, podemos entender mejor, cómo eran nuestros hombres y mujeres en siglos lejanos, en que por su forma radical de vivir el Evangelio, les valió para que la Iglesia los reconociera como santos.


Tras la relectura de las cartas de Sta.Catalina, nos hallamos ante una mujer cuyo poder de liderazgo es notable, su personalidad es arrolladora, toda ella está envuelta de fortaleza; así podemos descubrir en ella una voluntad que se mueve a amar con intensidad constante y con la misma constancia, insta a todos cuanto conoce y hace por conocer a que se entreguen a seguir a Cristo, a la Iglesia y al Papa.


Sus cartas son el eco de su alma, en ellas expone lo que ha aprendido bebiendo en la preciosa Sangre de Cristo, su «Dulce Jesús». Catalina no pierde el tiempo y sus palabras fogosas se escriben en el papel para ser como dardos que apuntan al corazón de sus destinatarios; no importa de quién se trate, su correspondencia tiene el talante de universilaridad, como de universal es la Iglesia católica. Así se explica que su celo por las almas la haga ser tan ávida de enderezar toda conducta torcida o negligente.


En sus cartas se respira una misma idea: parten de una exhortación doctrinal y teológica para cada uno de sus destinatarios, intentando trabajar aquella virtud que falta o moderar el orgullo u otra imperfección.
Catalina se expresa tal como el Espíritu santo la enseña, teniendo en cuenta su personalidad, que es quien realmente va a traducir ese conocimiento de Dios. Su doctrina está influenciada por la teología y espiritualidad de su tiempo al igual que por su cultura; no obstante a pesar de los siglos transcurridos, todavía hoy, es fuente doctrinal perenne.


¿Cómo entender hoy a Sta.Catalina? Sólo es posible entenderla desde el evangelio, allí hallaremos a Catalina desnuda para vestirse sólo de Dios. Vista así, desnuda ella y nosotros, hallaremos camino de la Verdad, pues no habrá estorbos que nos aparten de beber en la sangre de Cristo.
De una de sus cartas (334ª) es este corto texto pero sustancioso, que nos muestra su talante genuino.


«Quiero pues Rdo. Padre, que permanezcáis firme, constante y perseverante en toda virtud. Estas fortalecen al alma quitándole la debilidad de los pecados que hacen endeble y la someten a su esclavitud»


Sí, Santa Catalina fue una mujer de coraje, que ha dejado a la Iglesia y a nuestra Orden de Predicadores, un tesoro incalculable de belleza de Cristo. Nos ha hecho depositarios de la sangre de Cristo y todos nosotros somos «Vasos» para contenerla y darla a beber gratuitamente como lo hizo Sta. Catalina toda su vida, que la dio envuelta y penetrada por la caridad del mismo Cristo, la fe de los que creen que son amados y la esperanza de cuantos ya viven, una semejanza en la tierra de lo que es el Cielo
.

Dios quiera que en estos tiempos también difíciles de la Iglesia , emergen nuevas «Catalinas» que ayuden a ver con claridad qué camino conduce a Cristo y nada más.

Con ternura.

Sor.Cecilia Codina Masachs O.P

miércoles, 28 de abril de 2010

LA LIBERTAD DE LOS HIJOS DE DIOS



Hay que dice: «Yo soy libre, hago de mí lo que quiero y no tengo que dar explicaciones de lo que hago»

Desgraciadamente , el hombre siempre se justifica y se excusa en mil razones porque le es demasiado duro comprender y aceptar que es limitado y que no se pertenece.


La justificación es una actitud a mi entender de una persona servil, no es propio del que ama. Se justifica porque realmente ignora qué significa «Ser libre» . Por consiguiente, quererse justificar es más propio de un eclavo que no comprende ...quién es Dios y la libertad que Dios le da porque le ama hasta el extremo.


En contraposición del cristiano,nos hallamos que es un ser indefenso, quizás mejor expresado:«Es un ser completamente sin defensa. Se halla bajo los golpes de todos y de cada uno de sus hermanos. Es esclavo de todos y como «El rechazo de todo el mundo» (Iª Cor 4,13) y nos damos cuenta al mismo tiempo que él, y sólo él, «ES LIBRE», en el sentido más profundo y dilatado de la palabra.


El Cristiano, sólo es esclavo del amor, pero en el sentido de que no es capaz ni desea salir de verse atrapado, seducido en el amor de Cristo.


Por eso quienes nos hemos emanorado con un amor de locura de Cristo, nos vemos incapaces de desear perder esa escalvitud que nos da el amor para ser libres.


Con ternura

Sor.Cecilia Codina Masachs O.P

martes, 27 de abril de 2010

¿QUÉ ES SER MONJA, MONJE?





La monja, el monje, deja el mundo exterior para reencontrarse en su mundo interior con Dios.

Dios penetra en su corazón y lo llena todo de su amor, pero Dios nunca excluye al monje, a la monja que ame al hombre que dejó en el mundo exterior, si así lo hiciese, no estaría a mando a Dios si no que se amaría a sí misma.

Dios entra en el corazón de la monja para hablarle de él y de su creación y si Dios ama todo lo que ha creado y no aborrece nada de su creación ¿cómo algunos han entendido que la monja, el monje ha huido del mundo por haber sido una fracasada en el amor?

Nada más lejos, de la realidad y de la verdad, la monja nunca huye de los hombres ni del mundo, al contrario los lleva en su corazón para hablarle a Dios del sufrimiento de sus criaturas,

La monja dentro de la clausura de su corazón, tiene metida a toda la humanidad y por ella ora muchas horas al día, de distintas maneras, pero nunca deja de orar.

La monja que ama a Dios y ama lo que Dios ama, tiene el corazón purificado y en esa purificación puede mirar cara a cara al mundo sin miedo a ser tentada a lo que no es de Dios.

Quien se enamora de Dios, lleva en su corazón a todos los hombres y por ellos da su vida, escondida en la clausura de su corazón y en su celda interior.

Aunque use un medio tan sofisticado como Internet, no deja nuca de estar enamorada de Cristo y anunciarlo sin tenor a que le digan ¿dónde está la clausura?, su clausura no sólo son paredes de ladrillos o muros altos de separación del mundo; su clausura está en el silencio enamorado de su corazón a un Dios que le dice: « ¡Ven amada mía, qué hermosa eres !»

Con ternura.
Sor.Cecilia Codina Masachs O.P

lunes, 26 de abril de 2010

RÛAH VIENE


Mientras un silencio tranquilo todo lo envuelve, Dios lo llena y su Palabra se detiene sin prisa…, sin tiempo, sin espacio, dando lugar a una absoluta atemporalidad en todas las dimensiones del hombre conocidas. Dios viene «Rûah», ya llegó como brisa suave, serena… refrigerante y descansa el los corazones que esperan su lubricante espiritual para decirles susurrante en sus almas turbadas por las olas de sus desesperanzas…«ven amada mía…ven,y pondré en ti mi trono.

Te esposaré a mí para siempre, te esposaré a mí en justicia y derecho, en gracia y en misericordia, te esposaré a mí en fidelidad. (Conf. Os 2,21-22).

Dios desde siempre ha hecho alianza con su pueblo, alianzas de amor desbordante en todos los tiempos, desde el AT, hasta llegar al a Palabra encarnada, Jesucristo.
Sí, nuestro Dios nos da Palabra encarnada en hombre, siendo ella su promesa de vida eterna y nuestra eclosión de júbilo por vivir en él en la Trinidad.


Pero aún el hombre que no sabe caminar por no tener madurez y no sabe volar porque no aprendió antes a caminar, se da cuenta que sin su gracia nada es y nada puede, pero eso no es motivo para la desesperanza, al contrario, nos debería ser un reto que anestesiara toda actitud de derrota y nos dispusiéramos a gatear con humildad y dejarse enseñar cómo y de qué manera una criatura puede ser tan amada para que todo un Dios quiera morir de amor colgado en una cruz y maltratado por amar a su esposa.

No desesperéis amigas mías, esposas en la iglesia que Cristo no os ha abandonado, sólo ocurre que se ha entretenido enamorando a otras que estaban lejos de su amor. No perdáis la fe, ¡Creedme! Él os ama y no pasáis por él desapercibidas como hacen los hombres que viven sólo para sí.

¡No estéis tristes, desoladas porque no sabéis hablarle como antaño y tampoco tenéis cercana la maternidad de su Madre Santísima!..¡No! quitaros el luto del alma, que él viene a cortejaros, a deciros cuanto os ama, ¿No lo notáis? , huele a rocío, viene del monte, su aliento es oloroso a flores de sencilla fragancia, no ofende su perfume, es suave, es «Rûah».

¡Amigas de mi ternura! Quedaros a mi lado, aguardando su venida, él llegará en el silencio de la noche, silencio callado y esperanzado de algo que os pertenecía y habéis extraviado.

No tengáis el alma estrangulada, sino al contrario, bien dilatada que todo él pueda entrar y quedarse en vuestra casa.
¡Ya está aquí!, ¿no lo notáis?


Con ternura
Sor.Cecilia Codina Masachs O.P

domingo, 25 de abril de 2010

EL TESTIMONIO SUSCITA VOCACIONES


El testimonio suscita vocaciones
Por monseñor Demetrio Fernández, obispo de Córdoba.
TARAZONA, sábado, 24 de abril de 2010 (ZENIT.org).-
Publicamos la carta que ha escrito monseñor Demetrio Fernández, obispo de Córdoba, con motivo de la Jornada Mundial de oración por las vocaciones, que se celebra coincidiendo con el cuarto domingo de Pascua, domingo del Buen Pastor, 25 de abril.


La Jornada Mundial de oración por las vocaciones se celebra coincidiendo con el IV domingo de Pascua, domingo del buen Pastor. En este Año Sacerdotal, también esta Jornada es una ocasión propicia para apreciar la misión del sacerdote en el servicio de la Iglesia, y más concretamente en el fomento de las vocaciones de especial consagración.

Entendemos por vocaciones de especial consagración todas aquellas que incluyen la entrega de toda la vida en la virginidad y el celibato por el Reino de los cielos (Mt 19,12). Y esta especial consagración es fruto de un don especial del Señor para aquellos a quienes él llama a seguirle incluso corporalmente. Desde el comienzo de la vida de la Iglesia, aparece este estilo de vida, en el que el hombre o la mujer no se casan, no constituyen una familia según la carne, sino que se consagran a Dios para una mayor fecundidad en el seno de la Iglesia, de la familia de los hijos de Dios.

Este estilo de vida tiene su origen en el propio Jesús y en su madre bendita, María. Jesús no se casó. María fue siempre virgen. José es el padre virginal de Jesús. El apóstol Pablo vivió así y lo recomienda a sus fieles.



"Mi deseo sería que todos los hombres fueran como yo; mas cada cual tiene de Dios su gracia particular: unos de una manera, otros de otra" (1Co 7,7). Enseguida proliferaron hombres y mujeres que quería vivir como vivió Jesús. Podemos decir que la virginidad es típicamente cristiana, porque toma de Jesús su inspiración y su ejemplo. Y porque no existe como tal en ninguna otra religión, fuera del cristianismo. La virginidad, por tanto, es un perfume de marca cristiana, que el mundo no entiende.

Este tipo de vocaciones hacen un bien inmenso a la Iglesia y a la sociedad. A la Iglesia, porque son como la tipificación de la Iglesia virgen fecunda y recuerdan a todos los fieles los valores definitivos del Reino.


Y a la sociedad, porque todas estas vocaciones sirven a la sociedad con una entrega y una gratuidad, que a veces sólo se valoran cuando nos faltan. Pero están ahí. En los lugares más pobres con los pobres. En las parroquias, llegando hasta el último rincón de cada hogar. En tantas obras asistenciales con ancianos, enfermos de Sida, hospitales, cárceles, etc. En todo el campo de la educación, haciendo de sus colegios una plataforma de evangelización. En la vida contemplativa, recordando a todos que el único valor absoluto es Dios y que Dios merece ser buscado con todas nuestras fuerzas.

Necesitamos, hoy como ayer, vocaciones de especial consagración. Sacerdotes, consagrados hombres y mujeres en las distintas formas de vida consagrada. Esta Jornada mundial es una ocasión para agradecer a Dios estos dones, sostener a los que han sido llamados y para pedir a Dios que siga enviándonos sacerdotes y consagrados en los distintos carismas que enriquecen la vida de la Iglesia.


Necesitamos hombres y mujeres que estén dispuestos a dar la vida por Jesucristo y por los demás. Y no como un voluntariado a tiempo parcial, sino la vida entera en totalidad. A nuestros contemporáneos, especialmente a los jóvenes, les cuesta asumir un compromiso para toda la vida. Sucede en el matrimonio y sucede en estas vocaciones de especial consagración. Por eso, hemos de apoyarlas como un bien común del que todos salimos beneficiados.

El cauce principal por el que se suscitan y se sostienen estas vocaciones es el testimonio. La Jornada mundial de oración por las vocaciones es también una llamada a vivir fielmente la vocación recibida. Las personas consagradas y los sacerdotes suscitarán en la Iglesia quienes quieran ser como ellos, cuando ven un testimonio creíble de esa vocación a la que se sienten llamados .


Con ternura doy testimonio de mi felicidad como Monja Dominica de LA ÓRDEN DE PREDICADORES


Sor.Cecilia Codina Masachs O.P


sábado, 24 de abril de 2010

MEMORIAS DE UN EXORCISTA



Entrevista al autor, el periodista y escritor Marco Tosatti
ROMA, lunes 19 de abril de 2010 (ZENIT.org).- El padre Gabriele Amorth es un sacerdote paulino. Antes de ello, luchó en la guerra, fue partisano y se licenció en jurisprudencia. Teólogo mariano, fue durante muchos años directos de la prestigiosa revista paulina Madre di Dio, hasta que el cardenal Ugo Poletti le confió el cargo oficial de exorcista.


En más de 25 años de actividad, Amorth ha realizado más de 70.000 exorcismos. Por ello está considerado el exorcista más experto en el mundo.
Marco Tosatti, antes vaticanista del diario La Stampa, autor de innumerables libros, le entrevistó, publicando sucesivamente el volumen Memorie di un esorcista (Memorias de un exorcista, n.d.t.).
El libro es una especie de testamento espiritual, en el que Amorth narra la lucha contra el maligno: una serie impresionante de historias que atestiguan, según explica a ZENIT el propio Tosatti en esta entrevista, la presencia, la influencia, pero también la liberación del mal.


- ¿Qué es un exorcista y quién es en particular el padre Amorth?
Tosatti: Un exorcista es un sacerdote que ha recibido de su obispo – el único autorizado a realizar este tipo de intervenciones – la autorización para liberar a las personas afectadas por fenómenos demoniacos, como infestación, vejación y posesión. Gabriele Amorth es el presidente honorario de la asociación de exorcistas fundada por él hace muchos años, y probablemente el exorcista más conocido del mundo. En abril cumplirá 85 años y sigue con su batalla...
- ¿Existe verdaderamente el demonio?


Tosatti: Quien es cristiano no puede dejar de creer que existe un espíritu puro, que ha rechazado a Dios, y que actúa de forma ordinaria y extraordinaria – rarísima – en el mundo.
- ¿Quién es y que hace? ¿Cómo se manifiesta y de qué forma los exorcistas distinguen sus influencias en las personas?
Tosatti: Es un ángel caído, a la cabeza de otros seres parecidos a él. En su acción ordinaria intenta empujar a las personas al pecado, para conquistar sus almas. Su acción extraordinaria es ciertamente más misteriosa. Con el permiso de Dios, realiza acciones contra las personas, llegando, en algunos casos, hasta la posesión (la cual sin embargo no pueden tocar el alma). Los exorcistas, con las oraciones del ritual y el uso de los sacramentos, intentan liberar a las víctimas de esta acción negativa.


- ¿Por qué la Iglesia ha instituido la figura del exorcista?
Tosatti: Jesucristo dio mandato a sus discípulos de predicar el Evangelio, curar a los enfermos y expulsar a los demonios. Durante varios siglos en la cristiandad no existía la figura del exorcista: todo cristiano podía hacerse soldado en esta batalla. Y aún hoy cristianos sencillos pueden decir, y dicen, oraciones de liberación. Y algunos santos – padre Pío, por ejemplo – sin ser exorcistas liberaban a las personas víctimas de la influencia demoníaca. Hay que decir que en los últimos años, evidentemente en respuesta a una necesidad creciente., cada ves más obispos se ven obligados a nombrar sacerdotes para este tipo de trabajo pastoral.
- ¿Cuánto hay de sugestión y cuánto hay de verdad en las muchas personas que creen estar poseídas por el demonio?
Tosatti: De lo que se me ha dicho en mi investigación, los casos reales de posesión, vejación o infestación son muy, muy raros. Gabriele Amorth, y creo que también sus colegas actúan de esta forma, no recibe a nadie que no se haya dirigido antes, en busca de ayuda, a la medicina oficial. Y a pesar de esta precaución, ve que en muchos casos no se identifica un origen maléfico de los trastornos. Pero aunque raros, los casos de influencia demoníaca existen, y son impresionantes.
- ¿De qué forma los hombres pueden escapar a las tentaciones del pecado y del mal?
Tosatti: Huir al ataque de las tentaciones creo que es imposible; una vida limpia y cristiana puede ayudarnos a no ceder a esas mismas tentaciones.


- El demonio siempre ha acechado a la Iglesia. El Papa Pablo VI dijo una vez: “el humo de Satanás ha entrado en la Iglesia”. Juan Pablo II y Benedicto han denunciado varias veces la presencia de la cola del diablo en muchas acciones que atacan a la cátedra de Pedro.


En estos días se asiste a un ataque sin precedentes contra el actual Pontífice. ¿Qué opina?
Tosatti: Benedicto XVI, como Juan Pablo II antes que él, indicó en los temas morales y en la defensa de la vida y de la familia la batalla central de la Iglesia en nuestros tiempos. Es una batalla contra la cultura dominante en gran parte del mundo occidental, y sobre todo en los medios de comunicación. Es evidente el intento de desacreditar a la Iglesia y al Papa precisamente para debilitar el impacto de su enseñanza. También de forma evidentemente instrumental e incorrecta, confiando en el efecto negativo del ataque sobre la opinión pública, que a menudo no tiene los instrumentos ni el tiempo para verificar con ponderación la calidad de las acusaciones. Y es tanto más extraordinario en cuanto que si hay alguien que busca, que ha buscado siempre, hacer limpieza en la Iglesia, este es precisamente Joseph Ratzinger. Me parece que por desgracia, nuestra profesión no está viviendo uno de sus momentos más felices.


Por Antonio Gaspari, traducción del italiano por Inma Álvarez
.


Deseo que les haya interesado esta entrevista, el exorcista de la Archidiocesis de Barcelona es un P. Dominico.


Con ternura.

Sor.Cecilia Codina Masachs O.P

viernes, 23 de abril de 2010

LA PROVIDENCIA




La vida espiritual en sus inicios no es nada fácil, aunque se empieza con el corazón henchido no tardan en llegar los primeros pinchazos y a bajar su dilatación.

Pronto nos sobrevienen las grandes pruebas de fe, de esperanza y eso va debilitando las fuerzas hasta caer en una rutina donde la resignación es como un mal tronco para salvarse del ahogo.

Pero después de esta prueba, que en ocasiones parece que nunca volveremos a tener otra de tanta dureza,( les aseguro que las tendremos y peores)
, nos vienen aún sobreañadidos los de fuera de nuestro interior, es decir:«La actitud de los demás…amigos, familia, esposa, hijos y si añadimos a todo ello otras circunstancias como la pérdida del trabajo, las enfermedades propias o de su más allegada familia, se convierte en un estrangulamiento del alma porque vemos que todo, absolutamente todo parece venir en contra de nosotros.

¿Qué podemos hacer?


Sólo nos podrá sostener la fidelidad y la confianza en Dios.
No será hasta después de la que«La prueba» haya pasado que comprenderemos la inefable PROVIDENCIA de Dios que siempre nos guarda en su misericordia y amor de Padre.

Con ternura.
Sor.Cecilia Codina Masachs O.P

jueves, 22 de abril de 2010

SÓLO CONOCEMOS A DIOS POR EL ESPÍRITU SANTO





Decimos que sólo conocemos a Dios por el Espíritu Santo, con esa certeza que nos han transmitido los santos. Si no invocamos el Espíritu de Dios, difícilmente acudirá a nuestro encuentro si le ponemos obstáculos a su venida.

Dios ama a los hombres con amor infinito, con ternura.
Este Espíritu santo lubrifica nuestro corazón, lo dilata, le da capacidad para una inmensidad de amor jamás soñada.

Con ese Espíritu sabremos amar a Dios y a los hombres, tendremos sobriedad, dulzura, humildad, paz, compasión, misericordia y lo más increíble…«Amor a nuestros enemigos» que ya es decir mucho.

Creo que aquél que en el fondo de su ser vive estos pocos pensamientos, se le abren los ojos del alma en una visión panorámica de todo el universo y comprende mucho mejor sus caídas y las caídas de su prójimo.

Por eso es importante, cuando iniciemos nuestro día de trabajo y en varias ocasiones al día, pedir al Señor nos de la luz de su Espíritu para obrar a semejanza de amor de cómo él mismo es.

Con ternura.
Sor.Cecilia Codina Masachs O.P

miércoles, 21 de abril de 2010



Cuando nos recogemos dentro de nosotros mismos para penetrar en el corazón de Dios y que él nos penetre, hay un tiempo de acomodación del cuerpo y del alma para ser receptores de una plegaria que nos hace entrar en la eternidad- por decirlo de alguna manera-, de esa eternidad que va más allá de tiempo y del espacio, de cualquier dimensión que el hombre pueda conocer.


Entonces en un modo paulatimo entendemos que «Para Dios mil años es como un día», (2pe 3,8) y el Señor no se retrasa en venir ya lo tienes en tu alcoba, nos parece que« Ya estamos tocando el fin de los siglos»(1Cor 10,11), y que «Él nos ha escogido antes de la creación del mundo» (Ef 1, 4)...Es que para todos los cristianos «El tiempo ya ha llegado al su final de la carrera y se percibe la llegada del reino, mucho antes de saborear la hermana muerte» (Mc 9,1 ).


Una determinada determinación en quedarse en oración pase o no pase el Señor , es la forma más certera que el Señor pasó, y se quedó, cuando al regresar a las actividades propias de nuestro trabajo, allí con el trato con nuestros hermanos, amigos o compañeros de trabajo, se deja notar la delicadeza del trato, una cálida sonrisa o algo tan sencillo como dar a los demás motivos de ser felices.


Con ternura.

Sor.Cecilia Codina Masachs O.P

martes, 20 de abril de 2010

MEDIOS PARA CULTIVAR LA AUTOESTIMA




1.- Mantra de autoestima que responda positivamente a aquel aspecto de tu persona que está falto de amor personal.
Practicar este ejercicio 10 minutos por la mañana y otros tantos por la tarde.

2.- Proyecto positivo de concienciación.

Fórmula A: durante el día observa y vive todos los aspectos positivos de tu persona.
Fórmula B: antes de dormirte recuerda con gozo lo mejor del día: acontecimientos, realizaciones, encuentros con otros, etc.
Fórmula C: antes de dormirte graba en tu «Yo profundo»frases positivas: me amo, soy libre, tengo ilusión, soy alegre, etc

3.-Intenta conocer las cualidades que tienes, cuantas más mejor. Saboréalas, dilas en voz alta e incluso delante de personas que tienes confianza. Naturalmente esto supone un conocimiento objetivo de tu persona.

4.-Equilibra tu persona en todos tus aspectos: somático, afectivo, mental, y espiritual. Emplea los siguientes medios:
a.- mirada amorosa desde el fondo de tu corazón a toda tú persona;


b.- descanso físico con el suficiente sueño, tras la jornada de trabajo;


c.- descanso psíquico, es decir, mental y afectivo.


d.- hacer silencio interior encontrándote en él, lleno de lo positivo y mejor de ti mismo.


e.- cuida de tu persona en todos tus aspectos, sin caer en un egocentrismo

5.- Intenta quererte en dos valores fundamentales: tu dignidad de persona humana y la alta condición de ser hijos de Dios. Así te será más fácil acogerte y comprenderte.

6.- acepta con sencillez y realismo las zomas erróneas y negativas. Y ante el mal hecho perdónate a ti mismo como Dios ,lo hace con amor total y sin limites


7.-se generoso desde un prisma de prudencia objetiva, en favorecer y ayudar a los demás que se quieran, mostrándoles tu afecto, comprendiéndoles y aceptándolos tal como son.

Reconoce y alaba sus cualidades, presta tu apoyo para que se desarrollen.
Ayuda con ternura y delicadamente a que reconozcan sus fallos y limitaciones, dándoles-si sabes y puedes- orientaciones adecuadas, pero procurando que las vean por sí solas y las asuman.

9.-autoestima cristiana: Santo Tomás de Aquino dice: «Que Dios nos ama, no porque seamos buenos, sino que amándonos nos hace buenos.
Puede usar estas formulas: Dios me ama, mi Dios y mi todo. Dios me ama y yo soy bueno, etc.


APOYOS ESTERIORES A TU PERSONA

1.- Afianzarte en tus estimaciones, aprecios, expresiones afectivas, que te hagan otras personas.

2.-Cultiva ambientes, personas, donde te sientas aceptado, querido y valorado.

3.-Saborea las cosa que sean expresión del afecto que te tienen otras personas.

4.- Busca un guía equilibrado que intente, por encima de todo, el bien de tu persona y sea capaz de orientarte de acuerdo a tu forma de ser y si es creyente, con las luces e impulsos del espíritu de Jesús.

5.- La Cruz forma parte de la condición humana y cristiana.
Su aceptación de condición indispensable para una real y verdadera AUTOESTIMA.
Deseo que les haya sido de orientación, ayuda para amarase mejor.
Con ternura.
Sor.Cecilia Codina Masachs O.P

lunes, 19 de abril de 2010

QUE TE CONOZCA Y TE AME PARA QUE ENCUENTRE EN TI MI ALEGRÍA



Como cada mañana a las 6.30, nuestra comunidad inicia la oración personal con la invocación del Espíritu Santo.

La mayoría de las hermanas asistentes a esa hora arrastran un costipado desde antes de Semana Santa, se recuperan, vuelven a caer y así sucesivamente pasamos todas por el carraspeo de garganta, la tos irritante,los estornudos y lo propio de estos casos de enfriamiento.


Como era un poco difícil recogerse para orar, tome el Libro de la Litúrgia de las Horas y busqué una lectura patrística que no solemos leer en comunidad si no es memoria obligatoria. Y hallé está preciosiadad de lectura que me sirvió para no oír más ningún ruido procedente de los costipados de mis hermanas.

Y como me ha hecho tanto bien se la dejo en mi entrada.


Del libro Proslogion de san Anselmo, obispo y doctor de la Iglesia.-


¿Has encontrado, alma mía, lo que buscabas? Buscabas a Dios, y has encontrado que él está por encima de todas las cosas, que nada mejor que él se puede imaginar, y que él es la vida, la luz, la sabiduría, la bondad, la bienaventuranza eterna y la eternidad dichosa; él está por todas partes y siempre.

Señor Dios mío, creador y restaurador de mi ser, di a alma deseosa que eres otro del que ella ha visto para vea limpiamente lo que desea. Intenta ver más, pero no ve nada más de lo que ha visto, sino tinieblas. En verdad no ve tinieblas, puesto que en ti no existen, pero ve que no puede ver más por sus propias tinieblas.

De verdad, Señor, que esta luz en la que habitas es inaccesible, pues no existe nadie que pueda penetrar esta luz para contemplarte. Yo no la veo, pues es excesiva para mí, y, sin embargo, todo lo que veo lo veo por ella, del mismo modo que el ojo débil, lo que ve, lo ve por la luz del sol, aunque no pueda mirarlo directamente.

¡Mi entendimiento no puede alcanzar esa luz!; es demasiado resplandeciente para comprenderla, y tampoco los ojos de mi alma soportan el mirarla por mucho tiempo. Su fulgor la deslumbra, su sublimidad la supera, su inmensidad la anonada, su amplitud la ofusca.

¡Oh luz suprema e inaccesible! ¡Oh verdad íntegra y feliz, qué lejos estás de mí que estoy tan cerca de ti! ¡Qué lejos estás de mi presencia, mientras yo siempre estoy en la tuya!

En todas partes estás presente e íntegra, y yo no te veo. Me muevo y existo en ti, y, sin embargo, no puedo alcanzarte. Estás dentro y alrededor de mí y no te siento.

Te ruego, Señor, que te conozca y te ame para que encuentre en ti mi alegría. Y si en esta vida no puedo alcanzar la plenitud, que al menos crezca de día en día hasta que llegue a aquella plenitud. Que en esta vida se haga más profundo mi conocimiento de ti, para que allí sea completo; que tu amor crezca en mí para que allí sea perfecto, y que mi alegría, grande en esperanza, sea completa en la posesión.

Señor, por medio de tu Hijo nos ordenas e incluso nos aconsejas que pidamos, y prometes que recibiremos, para que nuestro gozo sea perfecto. Yo te pido, Señor, como nos aconsejas por medio de nuestro admirable consejero, que reciba lo que prometes por tu fidelidad, para que mi gozo sea perfecto. Yo te pido, Dios veraz, que reciba, para que mi gozo sea perfecto.

Entre tanto, que esto sea lo que medite mi mente, proclame mi lengua, ame mi corazón y hable mi boca. Que sea el hambre de mi alma, y la sed de mi cuerpo; que todo mi ser lo desee, hasta que entre en el gozo del Señor, que es Dios trino y uno, bendito en todos los siglos. Amén.


Con ternura

Sor.Cecilia Codina Masachs O.P

domingo, 18 de abril de 2010

INDICATIVOS DE LA CARENCIA DE AUTOESTIMA


Vamos a enumerar 14 puntos, no obstante se pueden añadir muchos más, pero para no sobrecargar la lista y hacerse más asequible, se la presento sólo con esos puntos.

Les deseo que les sea de ayuda , a cuantos esteén o conozcan que estén viviendo esta situación.



1.- No está contento de sí mismo.-
-Se cree desgraciado, que nadie le hace caso, nada hace bien, no acepta o no ve sus cualidades. «Vive en el reproche»

2.-Excesivo sentido de la responsabilidad.-
Situación que lo hace vivir pendiente, de una manera caso obsesiva, de sus tareas o misión, olvidando que puede llevarle a una escrupulosidad patológica o a una ansiedad psíquica. Se exige por encima de su capacidad y no respeta su limitación.

3.-Falta o deficiente sentido de la responsabilidad.-
Le hace creerse culpable de su conducta y de las consecuencias negativas que conllevan para un entorno comunitario o social en que viví.

4.- Es incapaz de decir «No o sí»

Por un mal entendimiento de la caridad o de la ayuda a los demás o por evitad actitudes de rechazo, desaprobación, o condena.

5.-De profesión sus temores.-

«Miedo a perder la amistad, miedo a la enfermedad, al declive profesional o al futuro incierto.

6.- Culpabilidad falsa: _

« Se acusa» de lo que no ha hecho de lo que ha obrado mal o a medias, o lo acusa exageradamente.

7.-Miedo a determinadas personas.-

Que la inhiben para emitir sus juicios o tomar decisiones.
Miedo a determinados hechos, circunstancias o lugares, que imagina como una a menaza o se le representan en la mente como una realidad negativa.
Esto no impide la prudencia y la lucidez ante determinadas personas o situaciones que pueden suponer un riesgo o peligro.

8.- Pone niveles altos de perfección humana o cristiana que no están a su alcance.-
Bien porque se lo indican las personas con quien trata y tiene como orientadores, o bien porque se lo exige el mismo. Todos, por exigencias de un falso perfeccionismo que no tiene en cuenta su talante, su ritmo personal o la posibilidad de hundirse «en un pozo»

9.-No es capaz de ver la bondad de la vida y de las personas.- Otros ven la bondad ajena pero no ven la propia.

10.-Vive en un estado de duda habitual.-

Esto le impide decidirse por sí mismo y siempre tiene que contar con la aprobación de otro.
No puede hacer realidad lo que un autor contemporáneo decía: «Mis creencias pueden sopor mis dudas»

11.-Inseguridad en si mismo.-
Debido a un complejo de inferioridad, al reproche habitual en que fue formado o al medio de las consecuencias que pueden llegar a distraerse en verdad

12...- Estados de ansiedad y de depresión

13.-Culpa al otro.-
De todo cuanto le acontece culpa al otro, sin ser capaz de responsabilizarse de sus actos y de lo que ha sucedido

14.- La intolerancia.-Para admitir la diversidad del otro y mantener constantemente una postura fija, no obstante no quita que lo que defienda pueda ser justo y verdadero.-

Espero que lo que vamos diciendo les pueda servir en la vida propia o ajena.

Con ternura
Sor.Cecilia Codina Masachs O.P
Continuará

sábado, 17 de abril de 2010

BUSCAR APASIONADAMENTE A DIOS


He puesto el titulo: BUSCAR APASIONADAMENTE A DIOS, Y, realmente, Dios es lo más importante, lo único importante podríamos decir. Ante él –dice Isaías 40- todo es nada.

Dios es el sentido último de nuestra existencia, y del mundo. Todo viene y todo tiende a él.
La persona humana, en su más honda entraña es un ser abierto al misterio, buscador de horizontes ilimitados, y, por eso mismo, esencial buscador de Dios.


Esta orientación al misterio, que brota de sus raíces más hondas, le constituye precisamente como perdona, como espíritu en el mundo. Por eso es un ser esencialmente religioso
Por ser espíritu, el hombre se trasciende a sí mismo y trasciende todo lo creado y está abierto al infinito .Pero el «infinito» para él no puede ser un objeto impersonal, sino una persona libre que le ama y que se le entrega en un acto gratuito de amor.



La persona humana tiene necesidad de trascenderse a sí misma,
Saliendo de sí hacia las cosas y hacia las otras personas y saliendo principalmente sobre sí mismo hacia Dios. Es pura apertura y aspiración radical a ese misterio que se llama Dios.
Tiene un anhelo incoercible, aunque no siempre consciente, de Dios. Y a él le busca
Siempre que busca su propia perfección, de una manera muchas veces implícita, pero real. «Todos los seres –afirma Santo Tomás- cuando apetecen sus propias perfecciones,
Apetecen al mismo Dios».

Vivir «humanamente» es buscar las raíces y el sentido último de la propia existencia. Vivir “cristianamente” , que es creer en Jesucristo, es buscar y
Encontrar en él esas últimas raíces y ese definitivo sentido: es buscar y encontrar a Dios-Padre, en el Hijo, por el Espíritu Santo.


Por obra del Espíritu, buscar a Dios es estilo y profesión de vida.
Decía Juan Pablo II: «El testimonio profético exige la búsqueda apasionada y constante de la voluntad de Dios. Y añadía: Con este estilo de vida y la búsqueda del Absoluto, casi se insinúa una teràpia espiritual para los males de nuestro tiempo”. Y aun concluye:



«La búsqueda de Dios desde siempre sacude el corazón del hombre y lo conduce a múltiples formas de espiritualidad. Su sensibilidad a los valores (Fil 4,8) y la disponibilidad al encuentro testimonian las características de una auténtica búsqueda de Dios».

¡BUSCAR A DIOS, SABIÉNDONOS, ANTE TODO Y SOBRE TODO, BUSCADOS –Y ENCONTRADOS- POR ÉL.


Porque es él quien nos sale al
Encuentro, quien tiene la iniciativa, quien suscita en nosotros el deseo de buscarle y de encontrarle. Es él quien se nos hace el encontradizo, y lo único que nos pide es que
«no huyamos», como perpetuos «fugitivos», y que “nos dejemos encontrar».

En la Persona de Jesucristo, el Verbo Encarnado, el «Emmanuel»,
El Dios-con-nosotros, Dios ha establecido para siempre su tienda entre nosotros (Jn 1,14)
Y se ha hecho él mismo definitiva presencia salvadora. Ha venido a buscar al hombre,
Que estaba perdido (Lc 19,10) y ha suscitado en el mismo hombre el vivo deseo de buscarle a él.
Se trata de una búsqueda que HA DE SER APASIONADA E INCANSABLE Y QUE HA DE DURAR TODA LA VIDA. Una búsqueda que ha de
Estar animada por la certeza del encuentro e impulsada por la seguridad de que habrá que seguir buscando.

El hombre, sin Cristo, es enigma indescifrable para sí mismo, y
«un problema no resuelto» (GS 21), y se encuentra inevitablemente abocado al fracaso y a la frustración. En cambio, en Cristo y por Cristo –dice Juan Pablo II
-« El hombre ha conseguido plena conciencia de su dignidad, de su elevación, del valor trascendental de la propia humanidad, del sentido de su existencia».

Cristo es la revelación total del misterio del hombre. Y sólo en él se realiza la auténtica dimensión humana, antropológica.

Dios es siempre el cercano y el invisible, el lejano y el próximo, pero siempre presente a la humanidad, a la historia, y al momento personal de cada persona, uno a uno. Es un gozo su amor y su presencia, cada día hasta el fin de los siglos. Con él, está nuestra seguridad. Única. Segura.

El Señor, que no deja sin recompensa un vaso de agua fresca por su amor, te está preparando, hija, una eterna y abundante recompensa: Él mismo, tu Esposo amado, será tu recompensa. A Él la Gloria por los siglos.

Vamos todos a la meta final de Dios, hasta que DIOS SEA TODO EN TODOS, como dice la Palabra inspirada (I Cor).


EL DESEO DE DIOS, EL BELLÍSIMO Salmo 62:



Oh Dios, Tú eres mi Dios, por ti madrugo,
Mi alma está sedienta de ti,
Como tierra reseca, agostada, sin agua.
Cómo te contemplaba en el Santuario
Viendo tu fuerza y tu gloria.



TU GRACIA VALE MÁS QUE LA VIDA,
Toda mi vida te bendeciré
Y alzaré las manos invocándote.
Me saciaré como de enjundia y de manteca,
y mis labios te alabarán jubilosos.
A la sombra de tus alas canto con júbilo,
Mi alma está unida a ti,
Y TU DIESTRA ME SOSTIENE. Al.leluya.

Y quiero acabar con la Madre dulcísima :

BENDITA SEA TU PUREZA



Y eternamente lo sea,
Pues todo un Dios se recrea
En tan graciosa belleza.
A ti, CELESTIAL PRINCESA,
Virgen sagrada, MARÍA,
Te ofrezco desde este día,
Alma, vida y corazón.
MÍRAME CON COMPASIÓN,
NO ME DEJES, MADRE MÍA.



Con ternura
Sor.Cecilia Codina Masachs O.P




IGLESIA VIVA«UNA RELIGIOSA MÁRTIR EN BRASIL»





________________________________________
Brasil: El “cerebro” de la muerte de la hermana Stang condenado a 30 años
La religiosa fue asesinada por defender las tierras de campesinos pobres



BELÉM, viernes 16 de abril de 2010 (ZENIT.org).- El hacendado Vitalmiro Bastos de Moura, conocido como Bida, fue condenado al final de la noche del lunes a 30 años de reclusión, en Belém, Brasil, por haber mandado matar a la misionera estadounidense, naturalizada brasileña, hermana Dorothy Stang, hace cinco años.
Según informa la Conferencia Episcopal de Brasil, tras más de 14 horas de juicio, Bida fue considerado por la mayoría de los jurados autor de homicidio doblemente calificado (por haber hecho promesa de recompensa y un recurso que imposibilitó la defensa de la víctima), con el agravante de que la víctima, hermana Dorothy, era anciana.

La hermana Dorothy Stang, natural de Dayton, Ohio, trabajó durante treinta años para preservar el bosque húmedo y defender los derechos de los campesinos pobres del Amazonas.

La fiscalía dijo que Vitalmiro Moura ordenó matar a Dorothy Stang, en el 2005, debido a que impidió que él y otro hacendado se apoderaran de las tierras que el Gobierno cedió a los campesinos.
El juez Raimundo Moisés Flexa afirma en la sentencia que la personalidad de Bida es “perversa y cobarde” y la religiosa, a su vez, era “una anciana indefensa”.
Los actos del hacendado “niegan la propia racionalidad humana”, dijo el magistrado a una platea de personas en apoyo de Stang, que rezaban con las manos unidas y conmemoraban de modo comedido.
De esta forma, Bida sigue siendo el único mandante de un crimen agrario que está preso en Pará, estado con la historia agraria más violenta del país.
“Se ha hecho justicia. Mi hermana estaría muy feliz. Ella creía en el sistema judicial brasileño”, dijo David Stang, hermano de Dorothy que vive en Estados Unidos, y estuvo en Belém el lunes para el juicio.
A final de mes, Regivaldo Pereira Galvão, el otro acusado de ser mandante de la muerte de Stang, en asociación con Bida, debe presentarse también ante el tribunal.
Muerta en febrero de 2005, Dorothy Stang era una de los principales líderes de los pequeños productores rurales de la Amazonia. Luchaba por la reforma agraria y denunciaba delitos amazónico, obtuvo repercusión internacional y originó un documental, “Mataron a la hermana Dorothy”, del estadounidense Daniel Junge, que fue preseleccionado a los premios Óscar del año pasado.



Este caso ha sido visto como una prueba de la voluntad de Brasil de oponerse a la ausencia de ley en el Amazonas, donde al menos 1.200 personas fueron asesinadas en las últimas dos décadas por conflictos de tierras.
El caso de Bida ha estado lleno de dificultades. Fue sentenciado a 30 años en mayo de 2007 pero, un año después, la sentencia fue anulada en un nuevo juicio. Pasado otro año, el nuevo juicio fue sobreseído y la decisión del lunes ha puesto finalmente al hacendado tras las rejas.
Por su parte, Rayfran das Neves Sales, que confesó haber disparado a la hermana Dorothy, está
Por su parte, Rayfran das Neves Sales, que confesó haber disparado a la hermana Dorothy, está cumpliendo una sentencia de 28 años de cárcel.

La fiscalía afirma que a Neves Sales se le ofrecieron 25.000 dólares por matar a la religiosa después de que ella luchara por conservar una zona de jungla que los hacendados querían deforestar para dedicarla a la cría de ganado.

Por Nieves San Martín

«Es una buena noticia de justicia y amor en la tierra»La hermana Dorothy, pasó su vida haciendo el bien entre los más oprimidos.

Sor.Cecilia Codina Masachs O.P

viernes, 16 de abril de 2010

LA AUTOESTIMA : SIGNOS EVIDENTES




Ya llevamos años haciendo y recibiendo cursos de crecimiento Personal, yo misma en los años 80 empecé a darlos contratada por una empresa americana, para la captación de mentes brillantes entre los asistentes.


Gerentes de grandes empresas, banqueros, médicos, comerciantes, hosteleros, bufetes de abogados, en fin una muestra de varias profesiones que esperaban de mí les enseñara a vencer sus miedos y a afianzar una personalidad exitosa. Me preparé intensamente para dar el curso cuyos participantes no podían exceder de 20, para hacer grupos de mesa de trabajo.

Después de estudiar uno por uno a mis nuevos alumnos descubrí, que ciertamente eran hombres y mujeres muy inteligentes, por eso fueron antes seleccionados, de lo contrario no hubieran llagado a ocupar tal privilegio, «Un curso de crecimiento personal con acento catalán»

Jamás hubiese sospechado que entre tantas personas inteligentes, todas tenían un denominador común: «La autoestima por los suelos»


Así que hoy vamos a hablar de este problema que tantas veces nos hacen retroceder en el progreso personal-espiritual y material.
Vamos estos días sucesivos a tratar el tema de la autoestima en los siguientes apartados.

Hoy empezaremos por:
1.-Signos de autoestima.

2.-Indicativos de carencia de autoestima.
3.- .Medios para cultivar la autoestima.
4.-Apoyos exteriores a tu persona

Ante todo debo creer:
1.-Que tengo una convicción decidida, que me estimula a vivir gozosamente, mediante un planteamiento positivo de lo que soy, de lo que puedo ser y de lo que quiero.

2.-Un visión optimista y confiada de que estoy dotado de un riquísimo potencial de valores humanos cuyo desarrollo y crecimiento me llevará a una personalización adulta, vivencial y comunicativa.

3.-Es una elección de los mejores caminos, elección que lleva a la felicidad, la cual es anhelo intrínseco e irreductible del hombre.
La autoestima no sucumbe a las zonas negativas y situaciones de sufrimiento, sino que transciende manteniendo e incluso impulsando a una mayor felicidad.

4.- Es benevolencia, aprecio, valoración de la persona, más acá más allá de sus cualidades y defectos. Los transciende porque vive desde dentro de sí misma, en grato amor a su persona, y por supuesto está en el polo opuesto del narcisismo y del egoísmo.

5.-La autoestima para el creyente despierta y abre los ojos al sentido planificante de Dios, e inmerso en él se siente trascendido por su acción vivificadora, dando paso a la autorrealización definitiva. «Lo que nos trasciende es lo que es lo que nos personaliza», y resulta ser el supremo y último peldaño de la autoestima: «Vivir el misterio vital del Padre en Cristo por el Espíritu».

SIGNOS DE AUTOESTIMA.-

1.- Goza de paz interior para trabajar su personalidad y su condición cristiana.



2.-Valora por lo que es (persona, hijo de Dios) no por lo que tiene (bienes, posesiones y circunstancias propicias o adversas.



3.-Es conscientes de lo que siente, de lo que vive. «Se da cuenta»casi habitualmente de lo que pasa en su mundo interior: ideas, pensamientos, afectos, sentimientos, sensaciones, etc.; sin juzgar, pero a la vez conociéndose a sí mismo como realmente es.

4.- Tiene confianza en sí mismo:

a).-Para tener criterio, sin estar cerrado
b).-Para decir lo que quiere hacer
c).-Para obrar en coherencia con su criterio, bien pensando y formando, al margen de lo que piensen o digan los demás.

5.- Tienen un orden de valores y de orientaciones fundamentales, los cuales trata de vivir y mantener fuera de toda discusión: Justicia, paz, libertad, verdad; y para los creyentes Dios, Jesucristo, la Virgen, los santos, la Iglesia.

6.- Salvado lo que es fundamental en la vida, relativiza su persona (hasta saberse reír de sí misma) , las ilusiones, acontecimientos, las circunstancias.

7.-Acepta con paz y libertad, sus limitaciones espirituales, intelectuales, afectivas, sentimentales y corporales.

8.-Acepta igualmente las limitaciones que vienen del ambiente que te rodea su vida: familiar, social, económico, cultural y religioso.

9.-Asume, lo que no puede cambiar o mejorar en los diversos aspectos de su vida

10.-No se reprocha o castiga o condena así mismo por sus incoherencias, zonas negativas, por lo contrapuesto de sus sentimientos por disparatados que sean, ni por su pecado. Sabe aceptarlos, comprenderlos, perdonarse si hay culpabilidad. Y si así fuer se siente perdonado por Dios e intenta apartarlos fuera de su mente.

12.- Es capaz de decir«NO»: a la manipulación, al aprovechamiento de su persona de manera egoísta. Se opone a la injusticia con energía, pero con paz interior.

13.- No se siente superior ni inferior a los demás, sino igual a todos, pero diferente en su estilo, talante, idiosincrasia.
Admite con objetividad las diferencias cualitativas, culturales, sociales, económicas, espirituales y religiosas.

14.- No se reprocha el pasado por turbio, negativo o pecaminoso que haya sido.

15.- No vive con ansiedad y preocupación el futuro, lo cual no es contrapuesto a tener un proyecto de vida personal, conyugal, familiar, religiosa, laboral, pero sin preocupación obsesiva por alcanzarlo. Intenta «Hacer camino» hasta donde pueda llegar.

16.- Vive el presente con conciencia de misión, de tarea, con sentido de responsabilidad.

17.-Tiene capacidad para convivir pacíficamente, respetar a los demás en sus convicciones y actitudes; y junto con todo esto: espíritu de entrega y servicio a los demás hasta estar dispuesto a dar la vida por una causa justa. Todo esto lo hace partiendo de su propia identidad personal.

18.-Vive con sencillez, sin exigencias de confort, sin lujos, sin caer en la tentación del consumismo. Sabe que el que menos necesidades crea más libre vive.

19.-Disfruta de la vida, posee un sentido lúdico de la existencia, goza, y tiene ilusiones por cosas pequeñas.Tiene sentido del humor.

20.- Ve el lado positivo de las personas (se fija más en lo que une que en lo que separa, pero siendo conscientes de los límites y zonas erróneas y negativas de los hombres.

VIVE CON SENSILLEZ, SIN EXIGENCIAS Y CONFORT, SÍN LUJOS, SIN CAER EN LA TENTACIÓN DEL CONSUMISMO.
SABE QUE EL QUE MENOS NECESIDADES SE CREA, VIVE MÁS LIBRE.


Continuará
Con ternura.
Sor.Cecilia Codina Masachs O.P

jueves, 15 de abril de 2010

EL PUEBLO DE DIOS PIDE ESCUCHAR LA VERDADERA DOCTRINA DE LA IGLESIA




SANTA SEDE


Benedicto XVI: El sacerdote, voz de Cristo en un mundo desorientado
“El Pueblo de Dios pide escuchar la verdadera doctrina de la Iglesia”, afirma
CIUDAD DEL VATICANO
, miércoles 14 de abril de 2010 (ZENIT.org).- El Papa Benedicto XVI afirmó hoy la importancia de que el sacerdote sea fiel a la hora de enseñar la doctrina de la Iglesia . Así lo afirmó hoy durante la Audiencia General, cuya catequesis dedicó a hablar del sacerdocio, en vísperas de la próxima conclusión del Año Sacerdotal.

Ante los peregrinos reunidos en la plaza, el Papa explicó que su intención, en esta y próximas audiencias, es “dedicar aún algunas reflexiones al tema del Ministerio ordenado”, ya que el Año Sacerdotal está próximo a concluir.

Concretamente, el Pontífice centro su reflexión de hoy en uno de los tria munera (oficios propios del sacerdote), el de enseñar.

“Hoy, en plena emergencia educativa, el munus docendi de la Iglesia, ejercido concretamente a través del ministerio de cada sacerdote, resulta particularmente importante”, afirmó.

Vivimos en una gran confusión sobre las elecciones fundamentales de nuestra vida y los interrogantes sobre qué es el mundo, de donde viene, adónde vamos, que tenemos que hacer para realizar el bien, cómo tenemos que vivir, cuáles son los valores realmente pertinentes”.

Existen, explicó el Papa, “muchas filosofías opuestas, que nacen y desaparecen, creando una confusión sobre las decisiones fundamentales, cómo vivir, porque ya no sabemos, generalmente, de qué y para qué hemos sido hechos y adónde vamos”.

Ante esto, recordó el pasaje evangélico en que Jesús muestra compasión de la multitud “porque eran como ovejas sin pastor”.

“Esta es la función in persona Christi del sacerdote: hacer presente, en la confusión y en la desorientación de nuestros tiempos, la luz de la palabra de Dios, la luz que es Cristo mismo en este mundo nuestro”, afirmó.

Por ello, el sacerdote “no enseña ideas propias, una filosofía que él mismo se ha inventado, encontrado o que le gusta; el sacerdote no habla desde sí mismo, no habla por sí mismo, quizás para crearse admiradores o un propio partido; no dice cosas propias, invenciones propias, sino que, en la confusión de todas las ideologías, el sacerdote enseña en nombre de Cristo presente, propone la verdad que es Cristo mismo”.

“Precisamente en esto consiste su fuerza profética
: en el no ser nunca homologado, ni homologable, a una cultura o mentalidad dominante, sino en mostrar la única novedad capaz de obrar una renovación auténtica y profunda del hombre, es decir, que Cristo es el Viviente, es el Dios cercano que opera en la vida y para la vida del mundo y nos da la verdad, la manera de vivir”, añadió.

El sacerdote debe enseñar “no con la presunción de quien impone verdades propias, sino con la humilde y alegre certeza de quien ha encontrado la Verdad, ha sido aferrado y transformado por ella, y por ello no puede menos que anunciarla”.

“El sacerdocio, de hecho, nadie lo puede elegir para sí, no es una forma de alcanzar la seguridad en la vida, para conquistar una posición social: nadie puede dárselo, ni buscarlo por sí mismo”, corroboró el Papa.

Dirigiéndose a los sacerdotes, Benedicto XVI aseguró que el pueblo “pide escuchar de nuestras enseñanzas la genuina doctrina eclesial, a través de la cual poder renovar el encuentro con Cristo que da la alegría, la paz, la salvación”.

La Sagrada Escritura, los escritos de los Padres y de los Doctores de la Iglesia, el Catecismo de la Iglesia católica “constituyen, a este respecto, puntos de referencia imprescindibles en el ejercicio del munus docendi, tan esencial para la conversión, el camino de fe y la salvación de los hombres”.

“El Señor ha confiado a los sacerdotes una gran tarea: ser anunciadores de Su Palabra, de la Verdad que salva”, afirmó el Papa, proponiendo de nuevo el ejemplo del santo Cura de Ars.

“Él era hombre de gran sabiduría y fuerza heroica en resistir a las presiones culturales y sociales de su tiempo para poder llevar las almas a Dios”, concluyó. “El Pueblo cristiano era así edificado y, como sucede con los auténticos maestros de todos los tiempos, reconocía en él la luz de la Verdad”. [Por Inma Álvarez]
MI TOTAL ABDESIÓN AL AL PAPA Y A TODO EL MAGISTERIO DE LA IGLESIA.
Y LES RUEGO OREN CONMIGO POR QUIEN AFIRMA :«PORQUE AÚN NO SABEMOS SI LOS FEBVRISTAS NO COSTITUYEN AL EQUILIBRIO DEL PÉNDULO QUE OSCILA EN LA IGLESIA ENTRE EL MODERNISMO Y EL FIXISMO, AMBOS EXTREMOS HEREJES»
Y ESTE COMENTARISTA CIRCULA POR NUESTROS BLOGS Y DESEO QUE LO SEPAN. PARA MI, QUE TENGO PASIÓN POR LA IGLESIA ME OFENDEN QUE ME LLEGUEN ESOS PENSAMIENTOS TAN DESATINADOS.
Como siempre mi ternura y hoy mi dolor
Sor.Cecilia Codina Masachs O.P






miércoles, 14 de abril de 2010

HABLANDO...DE VIRTUDES




Realizar todas las cosa por Dios y en Dios es algo excelente, pero realizar todas estas cosas buenas en nuestros hermanos por ellos mismos porque vemos en ellos la imagen de Dios, todavía es más excelente.

Con frecuencia en nuestra vida suele aparecer «La Queja» ¡Ay! esto es muy incómodo, esto no me sirve para nada, ¡Oh! Qué pesado es este hombre con el trabajo y todo un largo etc. etc.

Aparecen en el vocabulario del religioso palabras, actitudes que años atrás no se nos habría ocurrido decir o hacer porque nos habíamos desprendido de toda esta lacra. Pero resulta que «Si ponemos la queja en nuestra vida, ya podemos ir olvidando nuestro futuro» y además seremos unos aburridos en nuestra conversación, siempre sacando las cosas más negativas de nuestra vida, que al vernos…huirán de nuestra presencia. Y está regla, sirva para toda persona religiosa o laica.

Aparecen muchas excusas que hacen nuestro proceder justo y entender que nos hemos equivocado y eso nos cuesta porque es perder comodidad. Luego… ¿En qué se pierde un religioso?, se pierde en querer tener razón- En definitiva todos sin excepción nos perdemos en querer mantener nuestro dominio, en dar la última palabra.

Pero mi pots DE HOY no va sólo dirigido a los religiosos sino a toda la sociedad, porque nos afecta por igual ya que interfieren en las relaciones interpersonales.
Si para un religioso faltar a la obediencia constituye motivo de penitencia, para un laico que trabaja en unos almacenes si no cumple lo que su jefe le manda, también es un motivo de falta si se falta en cosas pequeñas en una virtud, también corren el riesgo de faltas en las demás virtudes

¿Por qué no se crece en las virtudes?-
Tres son las enfermedades que impiden el crecimiento en nuestra vida espiritual, a saber:
a) La pereza, b) la rutina c), y la falta de oración verdadera.
.

Si ponemos Intensidad en lo que vivimos, no permitiremos «Ir tirando» como vulgarmente se dice, sino que con tesón arrancaremos de raíz todo cuanto nos estorba de las llamadas imperfecciones, para ponernos a trabajar con método una seria disciplina, ajustada a lo que necesita casa uno según su estado de progreso espiritual y sin temor crecer hacia Dios.

La primera virtud en poseer a parte de la humildad , es la hermana llamada agradecimiento, con él los caminos se ensanchan, dan paz y alegría y se toma conciencia de lo que uno es y de lo que desea ser.

A parte de tomar una determinada determinación “ frase que me encanta de Santa Teresa de Ávila”, la constancia, con un solo minuto de negligencia podemos poner en peligro nuestro futuro de Creyentes seguidores de Cristo e incluso de perder el deseo de la Eternidad, que no es otra cosa que saberse por siempre en Dios.

Las bellas palabras del profeta Jeremías, en numerosas ocasiones acuden a mi mente como una jaculatoria: «Señor me has seducido y me he dejado seducir» (Jr 20,7)

A esa Seducción están invitados todos.

Con ternura.

Sor.Cecilia Codina Masachs O.P

martes, 13 de abril de 2010

VIVIR EN SOLEDAD DE AMOR





Para vivir en soledad de amor, es necesario que todas las cosas del mundo que no sean útiles para amar más, nos sean indiferentes, en cuanto a saber, curiosear y entretener el pensamiento sólo en esas cosas…Soledad, es la ausencia de todas las cosas que no produzcan un verdadero amor y encontrar en ellas sólo la presencia de Dios.

Vivir en soledad de amor es siempre intensificar ese amor en todas las cosas que son de Dios.
Cuando hay soledad, Dios se hace presente permanentemente, en silencio y en ese silencio, el alma se recoge para amar y ser amada y entender el saber de Dios
.


El alma que le agrada la soledad, tiene cerrado, los sentidos para cosas que no llevan a Dios, pues están viciadas y son un impedimento para entrar en su presencia y tener los ojos muy abiertos para ejercitar la caridad, pues el Espíritu Santo la instruye muy secretamente en todas las virtudes.

Cuando Dios pone el alma en tal soledad su vivir es otro, ya no vive para ella, sino para lo que Dios desea-


La soledad no es retirarse sólo del ruido, sino aún permaneciendo en medio del ruido, el alma permanece sola con DIOS y recordemos que Dios está en todas las cosas que ha creado su amor. Se come, se ríe, se habla, se trabaja y esa soledad se queda en el alma, pues no le afecta a la voluntad que está metida en lo que sólo ama.

La soledad , no es sólo callarse y dejar que el pensamiento se distraiga pensando qué maravillas hace Dios, eso no es propiamente soledad, eso sería meditación, pero conviene saber que una cosa es quedarse sola a solas con Dios y otra quedarse con sus obras, evidentemente mejor quedarse con el Creador que con lo que ha creado el Creador.

Para adentrarnos en esa soledad de Dios, es necesario trabajarnos en su silencio. ¡Silencio grita el alma! buscándose sus afectos en la fe. Ella por su naturaleza, busca aún en pleno desierto, dónde y cómo entrar a Quién debe su condición de ser en su cuerpo. Castillo y morada de la eterna Trinidad.

¡Silencio!, ¡Oh! qué gran pozo será este, que a poco que se trabaje…cómo cunde sus frutos. Florecen en virtudes, pues es Dios mismo quien las arraiga en el alma y aprender a entender al Padre al Hijo y a su Espíritu.
¡Silencio! Y no ha de salir de nuestra boca sino del amor del alma y así siendo del todo muda, se guarda su Palabra.


¡Silencio!, fuerza y alegría medio que trasforma los desordenes en bellas melodías de alanza, de tal suerte que expulsa las incursiones del enemigo y se abraza serenamente las contradicciones.

El silencio es la prenda del amor, el silencio es el camino para entender, el «Silencio es la actitud adorante del alma a Dios y que le pide enamorada…« ¡Déjame Dios mío!, sólo vivir en todas las cosas que tu amas, en esa humanidad sufriente, por la guerra, el hambre, enfermedades»
¡Oh mi Dios! Déjame tan sólo, vivir sola a salas con Vos, « EN SOLEDAD DE AMOR.»


Con ternura.

Sor.Cecilia Codina Masachs O.P


domingo, 11 de abril de 2010

«LA PROFECÍA»




Cuando yo tenía 40 años entré en la vida religiosa en un monasterio de Carmelitas descalzas. Fue tras un proceso de conversión sin intervención de ninguna persona, había estado alejada de la Iglesia y sus sacramentos por espacio de casi 20 años. E inicié un diálogo con Dios y con nadie más y cuando estuve segura busqué dirección espiritual y formación ya que no me acordaba más que del Padrenuestro y el Ave María.

Mi madre me había ocultado que cuando nací, mis padres me ofrecieron al Señor para que fuese Carmelita Descalza, eran aquellos tiempos en que Sta. Teresita de Lisieux se llevaba a la juventud a los Carmelos, la revista «Lluvia de Rosas» estaba en todas las casa de mi barrio y existía una verdadera devoción por la pequeña santa.

Mi madre, veía que iba pasando el tiempo y yo ni era monja ni me casaba, así que sólo lloraba y rezaba para que al menos fuera los domingos a Misa. Era habitual nuestra discusión en ese tema y siempre terminaba con un incontenible sollozo de mi madre.

En mayo 1989, mamá fue a Lourdes con los feligreses de la Parroquia de nuestro barrio, y estando allí, se le acercó una señora con pinta de extranjera que la saludó en un español, y ésta le dijo: « No sufra señora que su hija está más cerca de Dios que usted , se convertirá y anunciará el Santo Nombre de Jesús por toda la tierra, será religiosa», mi madre sorprendida con esa afirmación, turbada le dijo: « ¿Cómo sabe que mi hija me hace sufrir por esta cuestión, quién es usted?». Aquella mujer le dijo que era de la «Tribu del León de Judá» y que lo que le había dicho se cumpliría en breve espacio de tiempo.
Mi madre, quedó como molesta que su hija que no iba a Misa, estuviese más cerca de Dios que ella que iba todos los días a Misa y se dedicaba a la caridad con todos los del barrio.

Ella la tomó por una de esas visionarias que andan por los santuarios, iglesias y lugares de oración. Fue breve su conversación, porque aquella señora se confundió entre la multitud de la gente, en un abrir y cerrar de ojos.
Al regreso de su viaje, fui con mi amiga, con la que compartía casa y trabajo, a comer a casa de mi madre, porque quería contarnos su tan deseado viaje a Lourdes. Estando en la sobremesa, sacó a colación lo de señora de la Tribu del León Judá. Acabado su relato, me levanté de la mesa con cierto enfado y le dije señalando mi dedo índice izquierdo con el dedo índice de la otra mano: « Mira mamá,.. ¿Yo convertirme?, ¡ja ja, sube aquí y baila!, Es obvio que en la yema de un dedo no se puede bailar, es una expresión de mi tierra para significar, que tal cosa es imposible.

En diciembre del mismo año, haciendo un balance de mis planes y metas, me di cuenta que todo lo que me había planificado aquel año, se había cumplido, pero no sabía qué, pero me faltaba algo.
Mi amiga estaba de fiesta con sus amigos y le dejé una carta, en la cual le decía que no sabía aún cómo, pero que yo deseaba cambiar mi vida, tranquila…que monja no quiero ser.
Cuando regresó y leyó mi carta, mi amiga intuyó que yo, sería monja.

Y así fue, tuvo que pasar un tiempo para vender el chalet, coches, negocios, en fin todo lo que compartíamos hacía 17 años. Y el 12 de octubre de 1991 traspasé la puerta reglar de mi entrañable Carmelo, para siempre si Dios así lo quería. No tuve apoyo ni de mi madre ni de mi familia, amiga y demás. Sola con mi Dios y nada más.
Pasó el tiempo y en una vista mi madre me reveló su gran secreto, me quedé muy sorprendida ¿Cómo era posible que aquella mujer supiera que sería religiosa?, bueno eso de anunciar el Santo Nombre de Jesús, ¡qué tontería! ¿Cómo yo anunciar a Jesús encerrada en una clausura rigurosa de un Carmelo de estricta observancia? Dejé pasar aquella conversación y no lo recordé nunca más. Pero, mi salud no soportó el clima tan frío y tuve que abandonar el Carmelo y en estas circunstancias, hallé las puertas abiertas de par en par de la Orden de Predicadores o Monjas Dominicas en mi misma ciudad, cerca de la casa de mi madre.

Siendo yo postulante de dominica, mi Madre Priora me pidió que escribiese un pequeño artículo en una circular de las contemplativas; por obediencia siempre he escrito cuanto se me ha pedido, hice mi pequeño artículo y me descuidé de ello.
Al cabo de algunas semanas llegaron al monasterio cartas de otros monasterios, felicitándonos por haber participado en esa circular, pero a mi llamó la atención que dos prioras me dijeran en sendas cartas la misma frase «Que toda tu vida sea una predicación de la Gracia», me sorprendió, porqué no veía cómo iba yo a predicar dentro de un monasterio de clausura. Fue entonces cuando acudió a mi memoria las palabras de mi madre y es verdad, nuestra Orden tiene esa devoción «El Santo Nombre de Jesús»que data del siglo XVIII.

Y aquello que a simple vista, era un absurdo realizar desde un monasterio de clausura, hoy me hallo con todos ustedes, desde este medio de comunicación, hablándoles del Amor de mi vida. «Jesús» y compartiendo la fe sin miedo de incomprensiones, que siempre se hallan, ya que pueda ser que se piense que se falta a la clausura , al silencio, al recogimiento interior etc ,si estoy delante del ordenador. ¡Nada más lejos! Vivo la clausura en el interior de mi corazón, cumpliendo amorosamente nuestras Constituciones, nuestras leyes y la obediencia a mis superiores.

Mi celda es pequeña, pero puedo recogerme y orar delante del monitor, invocando al Espíritu Santo cuando me dispongo a escribir un artículo o una entrada a mi blog. Vivo enamorada de mí Dios y nada me aparta de ese amor incluso si estoy hablado cosas, digamos…banales, no importa, estamos juntos todo el día y también cuando duermo. En mi silencio interior les comunico aquello que estudio, o lo que he vivido, vivo y conozco de Dios. Y quizás pueda formular una pregunta al aire…Si están casados o tienen novia, ¿no piensan en ella cuando están trabajando, no desean que llegue la noche para tener esa intimidad del diálogo de los enamorados?, pues también la monja tiene esa noche de amor con más intimidad cuando no hay nada más que nosotros dos, Dios y yo, pero durante el día tenemos que realizar nuestros oficios y la intimidad de ese silencio muchas veces no se puede tener porque sería fácil cometer errores, igual si ustedes están en un banco contando billetes, están con quien aman, pero de otra manera, ya que sería fácil que se distrajeran y contaran de más o menos billetes.

Así cuantos tengan miedo que esta monja de clausura que os quiere en Dios, no guarde aquello que pronunció en su Profesión Solemne de Religiosa bajo el carisma de Santo Domingo, verdadero predicador de la Gracia, pues…quédense muy tranquilos, ya que si les anuncio «El Santo Nombre de Jesús» no estoy haciendo nada más que la voluntad de Dios porque lo hago con amor.

Y sin yo pretenderlo, se está cumpliendo, digamos entre comillas « la profecía de aquella señora de la Tribu del León de Judá»
«Estar a su lado» les agradece a cuantos me han acogido tal como soy y todo cuanto les cuento de Aquel que me ama y a quien amo, Jesucristo, no tengo otro nombre que poderles dar.

Siempre con ternura. Y oren por mí.


Sor.Cecilia Codina Masachs O.P

sábado, 10 de abril de 2010

VIVIR EN GRACIA DE DIOS




Vivir en gracia es un sabor permanente de lo eterno, un sabor excelente de algo desconocido y al mismo tiempo entrañable, es saber que no mereces saborear lo que se te da a comer y aún no mereciéndolo…cada vez se abre más no sólo la boca sino que los labios rezan en un susurro lo que el alma goza sin saberlo.

Pero de todo este misterio de amor, el cuerpo participa del mismo goce, si es algo extraño para él en sus inicios, se queda baldío y siente del gozo al mismo tiempo temor.
Baja la gracia, sube el alma, llega la calma y entre el primer oleaje y el segundo embate…el hombre ya comprende ¡qué le pasa!

¡Amor de mi alma! exclama ya con entendimiento bien despierto; ven y lléname de tu sabiduría, que yo comprenda ¡Oh Dios mío! a donde me llamas

¡Oh hombre! Dichoso tú que vives en gracia, pues por ella ves en los otros hombres tu misma gracia que se te ha regalado. Si ves esa gracia en tus semejantes, ¡Oh venturoso de ti! pues delata la medida de la gracia que se tiene si la ves reflejada de DIOS EN EL OTRO.

Vivir de gracia… ¡qué felicidad más lograda! Se ve tan diáfana la presencia del Espíritu Santo en tu hermano, que no te cabe la duda de que vivir en gracia es vivir en el cielo.

Con ternura.
SOR.Cecilia Codina Masachs O.P








viernes, 9 de abril de 2010

LA SANTA CENA.-LA EUCARISTÍA.-EL TESORO MÁS VALIOSO DE LA IGLESIA




El relato de la institución se comprende mejor cuando se inserta en el marco del banquete pascual entonces corriente, tal como aparece en los sinópticos y en el mismo San Pablo.
La vamos a dividir en tres partes.

A.-Preparativos: 1) constitución de la comunidad de comensales: de 10 a 20 personas que puedan consumir el animal sacrificado, que allí fueron Jesús y sus doce apóstoles; 2) preparación de un local en Jerusalén (Mc 14,12 ss.): un comedor ya dispuesto (Mc 14-15), que se ocupaba gratis;3) la adquisición del cordero del sacrificio por el padre de la familia o su encargado durante los cuatro días anteriores a la fiesta(esta adquisición no es mencionada en los evangelios. ¿A caso Cristo celebró la pascua sin cordero pascual, con otro tipo de carne asada, según la ley 123 de los herejes que les prohíbe un sacrificio pascual? Cf. E. Stauffer, Jerusalem und Rom, Zurich 1957); 4) la degollación del cordero por la tarde en el atrio anterior del templo por mano de los encargados; la sangre era recogida por los sacerdotes en copas, con acompañamiento de cantos de los salmos del Hallet (salmos 113-115) para derramarla sobre el altar de los holocaustos; luego se desollaba y se extraían las vísceras del animal sacrificado, que de nuevo se envolvía en la piel; 5) su asado a la lumbre en un asador de madera de grano o en pucheros de barro cocido.

-¡Podían asarse también otras carnes!- Los relatos de la cena no aluden expresamente a ese cordero pascual. Una comida pascual que hubiese sido sacrificado en el templo hubiera facilitado aún más la alusión de Cristo a «Mi carne sacrificada y a «Mi sangre sacrificada» como la « Nueva pascua»( I Cor 5,7).

B.-Desarrollo de la comida pascual: 1) ayudo desde las tres de la tarde; consumación de los manjares entre la puesta de sol y la medianoche con cuatro copas de vino intercaladas durante el banquete; 2) se escanciaba y distribuía la primera copa (Cf. Lc 22,17) con la alusión del banquete escatológico), de acuerdo tal vez con la habitual fórmula de bendición sobre el vino y el día festivo que, de no pronunciarse entonces, se profería más adelante;3) el aperitivo, que consistía en lechugas amargas empapadas en zumos dulces (cf.Mt 26,23:¿la cena de Judas?; Jn 13,26).

4) Paso de la copa segunda.- momento en quien presidía la cena contaba la historia de pascua siguiendo las indicaciones de Dt 26,5-11; el relato tenía que referirse al menos al pasaje (Éx 12,27),, la amargura de la esclavitud de la que Dios les libró. El presidente de la cena parte el pan y lo distribuye con carne de cordero, dando la señal para empezar a comer al hacerlo él mismo. Cristo distribuye únicamente el pan (sin la carne), que declara ser su carne en sacrificio, e invita a los apóstoles a comer porque es evidente que él personalmente no come. Es opinión común que la carne de cordero sólo se comió después; inmediatamente se recita el primer salmo 115 y se hace pasar la copa tercera (la copa de la bendición), bebiendo todos del mismo cáliz o en copas particulares escanciadas de aquél. Invitación a beber, lo que quiere decir que Cristo no ha bebido o bien la invitación a beber: lo que quiere decir que Cristo no ha bebido o bien la invitación es una añadidura litúrgica posterior. Los salmos del Hall (salmos 117-118), mientras Cristo con los apóstoles abandona el cenáculo, por lo que han bebido ya la cuarta copa.

C.-El día de la Cena.-Cristo no se ha acomodado al llamado calendario de los esenios o calendario solar, sino al calendario oficial y lunar del templo, de modo que el 14 de nisán fue viernes. Las cuatro escenas judiciales, delante de Anás y Caifás, del sanedrín, de Herodes y de Pilato, se desarrollan desde la tarde del jueves hasta el mediodía del viernes, si es que se trataba de un consejo de guerra. En tiempos de Cristo y debido al gran número de peregrino se celebraban los sacrificios en el templo ya desde el jueves y no sólo el viernes: E. Stauffer), de modo que Cristo pudo haber tenido el cordero sacrificado la misma tarde del jueves. Según el calendario de los esenios el 14 de nisán habría sido martes, de tal modo que las acciones judiciales se habrían prolongado desde el martes hasta el viernes (A. Jaubert, La date de la cène calendrier bibique et liturgie Chrétienne, París 1957.

Realidades comunes de la pascua y de la eucaristía son contrastadas históricamente, es un acontecimiento auténtico, de forma que nos aproximan por entero a las realidades de la redención y salvación de la humanidad. La unidad del sacrificio en el único templo y pluralidad de sacrificio en las reuniones de comensales de dicho sacrificio, como el único sacrificio de Cristo en muchos sacrificios de la Iglesia y su celebración rememorativa de un acontecimiento que se actualiza, tanto en la antigua alianza como en la alianza nueva.

Deseo que esta densa explicación les acerque más a Jesús sacramentado y comprender esas realidades que Cristo y sus contemporáneos nos han legado como «El tesoro más valioso de la Iglesia. El sacrificio de la eucaristía».

Con ternura.
SOR.CECILIA CODINA MASACHS O.P


Curso de Teología Dogmática por: Johann Auer y Joseph Ratzinger .Edit.Herder 1987

jueves, 8 de abril de 2010

EL BIEN INSUFRIBLE





Sabemos por San Agustín« Que el mayor don que Dios puede dar al hombre es el amor», Dios efectivamente da muchos dones al hombre como la inteligencia, la salud, riquezas, pero el don supremo es su amor es el «Mismo Bien infinito» y se lo da a todos los hombres incluso a aquellos que no lo aman, al hombre que no es bueno, a aquel que le resulta indiferente o lo desprecia, pero esta reflexión es más honda.

Un hombre que no ama a Dios tal como hemos apuntado, «El amor infinito»le resulta “intolerable”. El mismo Dios Bien infinito, que es la felicidad de los que lo aman, es el sufrimiento de los que no lo aman, de los que no aman el bien, de los que no son buenos.

En los evangelios encontramos que unos endemoniados le gritan a Jesús: « ¿Has venido a perdernos? (.Mat.8, 29 – Mc 5,1-20; LC 8,26-39).
Soren Kierkegaarg teólogo, filósofo, poeta-1813-1855 comenta: «Los endemoniados le piden a Jesús que los libre de ser salvados». Así el pecador instalado en el mal no ve la salvación como un bien, sino como un mal.

El Salvador es para él, «El que viene a perderlo, el Salvador es el mal.» y así se explica como aquellos endemoniados a gritos decían: « ¿Por qué vienes a meterte con nosotros Hijo de Dios?, ¿Has venido antes de tiempo a torturarnos?

Ciertamente está es una realidad, sólo se condenarán aquellos que no deseen conocer a Dios, todos aquellos hombres que no lo quieren ver por una determinación libre de su voluntad.
Tenemos que orar mucho por cuantos han decidido y piden a gritos meterse dentro de la piara de cerdos.
¡Y... CUANTOS DESEAMOS SUFRIR ARDIENTEMENTE EL BIEN !
SOR.CECILIA CODINA MASACHS O.P

miércoles, 7 de abril de 2010

¡AY! SI YO NO SUPIERA...



Mis estimados amigos seguidores de Cristo:

En esta Cuaresma estuve repasando mi blog y leyendo otra vez sus aportaciones tan valiosas para mí, y me sentí muy feliz de tenerles a mi lado.
Les mando lo que en esos momentos pensé y agradecí a Dios que me diera entendimiento para hacerles llegar la anchura, la profundidad y la altura de enamorarse de Jesús y no sentir vergüenza de anunciarlo como«Eres el más bello de los hombres, en tus labios se derrama la gracia».

Así lo deseo para todos ustedes, que derrame de sus labios la gracia para que conozcan la felicidad, aunque humanamente sea imposible de decir que uno es feliz, cuando se halla en paro, o bien en trámites para separarse de su esposo/a, o que tienen algún hijo muy enfermo o quizás drogadicto. Pero a pesar de todo ello: «No pierdan la fe ni acallen la esperanza y sigan dando frutos de amor, abran el corazón para que Dios les llene de su don».

*********************

Si yo no supiera que Dios me ama, yo so sabría cómo perdonar.

Si yo no supiera que Jesús ha sufrido por mí, yo no sabría compadecer.

Si yo no supiera que Dios es mi creador, no sabría adolorarle.

Si yo no supiera que Dios es mi Padre, yo no sabría amar.

Si yo no supiera que el Espíritu Santo vive dentro de mí, yo no sabría como orar.

Y aún que no supiera nada más, si lo poco que sé, no lo vivo con humildad, ¡Ah!, qué poco me serviría todo cuanto yo sé.

Con ternura.

Sor.Cecilia Codina Masachs O.P